Aleteia

Presión a colegio católico para que trate a un niño como niña

Comparte

Numerosos padres y el centro consideran perjudicial que el menor vista la falda del uniforme

La Junta de Andalucía en Málaga está insistiendo para que el colegio católico San Patricio trate a un niño de seis años que no se siente identificado con su sexo como una niña y le permita acudir al centro vestido con la falda del uniforme escolar.
 
Padres de alumnos del centro escolar están recogiendo firmas para que al menor se le continúe tratando como un niño, ya que consideran que ceder a la petición del alumno y de su familia perjudicaría al mismo afectado pero también al orden del colegio y a la educación de sus hijos.
 
“Es un niño que tiene seis años y que lleva cinco años asistiendo como niño al colegio; lo lógico es que siga así”, declaró el jueves el obispo de Málaga, monseñor Jesús Catalá, que considera que se trata de un problema que se ha creado, no real.
 
El colegio San Patricio de la Fundación Diocesana Santa María de la Victoria, dependiente del obispado de Málaga, ha recibido instrucciones de la Delegación de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía en Málaga para que adecúe el trato al menor. Incluso un inspector acudió la semana pasada al centro por esta cuestión.
 
Actualmente, el estudiante afectado asiste al colegio en chándal (unisex), utiliza los aseos de minusválidos y recibe un nombre consensuado con la familia.
 
Pero el colegio –concertado- y un gran número de padres no aceptan que el niño vista la falda del uniforme escolar, por lo que la Junta de Andalucía sigue presionando.
 
“Nos parece muy fuerte que se diga que es transexual cuando esto tiene una connotación muy específica. Morfológicamente es un varón, tenga la orientación que tenga, que eso lo respetamos”, declaró el secretario técnico de la Fundación Diocesana Francisco José González González.
 
El caso del alumno del colegio San Patricio no es único. Sólo en la provincia española de Málaga, la Junta ha recibido peticiones de este tipo de otros dos menores más, cuyos colegios ya han atendido la petición de los padres y están cumpliendo las instrucciones de la Delegación.
 
La fundación diocesana de la que depende el colegio San Patricio ha advertido que si se produce alguna resolución judicial contraria a la actuación actual del centro docente la recurrirá, según informó el diario ABC, y ha recordado que el colegio “es confesional, católico y canónico, muy consolidado, prestigiado e histórico de Málaga y de la Fundación”.

Para profundizar:
¿Cómo ayudar a quien no se identifica con su sexo?

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.