Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 07 marzo |
Santas Perpetua y Felicidad
home iconEstilo de vida
line break icon

Ir a Facebook nos pone tristes, o quizá no

Jaime Septién - publicado el 16/09/13

La clave está en el modo en que usamos las redes sociales

Según la propaganda –y miles de usuarios que conocemos, a lo mejor nosotros mismos—entrar a Facebook es como entrar al mundo de la alegría, el desparpajo, las ganas de contactar, vivir, comunicar y tener amigos.

Pero un nuevo estudio, publicado en la revista estadounidense New Yorker por Maria Konnikova, autora del best-seller “Mastermind: How to Think Like Sherlock Holmes”, muestra la otra cara de la moneda.  O una nueva cara de la moneda.

Más Facebook, más tristeza

Maria Konnikova se refiere a un trabajo reciente, que está causando revuelo en Estados Unidos, liderado por el psicólogo Ethan Kross de la Universidad de Michigan.  El estudio, y sobre todos sus conclusiones, sugiere que el uso de Facebbok nos vuelve tristes y solitarios.

Por más de tres semanas, Ethan Kross y sus colegas enviaron cinco mensajes de texto diarios a 82 residentes de Ann Arbor.  Los investigadores querían saber algunas cosas: cómo se sentían subjetivamente los receptores de los mensajes; que tan amedrentados y solitarios estaban, cuánto habían utilizado Facebook y qué tan seguido habían tenido interacción directa con otras personas desde el último mensaje recibido de ellos…

Lo que encontró Kross es que mientras más usaban Facebook durante el tiempo que transcurría entre dos textos enviados por él o por su equipo, menos alegres se sentían, y la mayor parte de sus satisfacciones vitales declinaban de lo que eran al principio del estudio a lo que llegaban a ser al final del mismo.  Los datos mostraron, según Kross, que Facebook los estaba haciendo infelices.

Los estudios sobre la alineación producida por Internet entre los usuarios dan la razón al argumento de Kross.  En 1998, Robert Kraut, un investigador de la Carnegie Mellon University, encontró que mientras más gente usaba Internet, se encontraba más sola y deprimida.

Tras de que se haya estado en línea por primera vez, el sentido de alegría y de contacto social se venía abajo uno o dos años más tarde, dependiendo de qué tan frecuente era el entrar a la web.

Por otra parte, la persona solitaria no es forzosamente la que más esté en línea.  Una revisión reciente de al menos setenta y cinco estudios concluyó que “los usuarios de Fcebook no difieren en muchos puntos de personalidad de los no usuarios”.

Un experimento acaba de concluir –sin embargo—que Facebook podría causar problemas en las relaciones interpersonales por hacer crecer en los usuarios sentimientos de celos.

Lo mismo y lo otro

Pero, como en muchos descubrimientos sobre Facebook –que ya es el segundo país con más pobladores del mundo después de China—el argumento opuesto es igualmente prominente: en 2009, el investigador Sebastián Valenzuela y sus colegas llegaron al argumento opuesto al de Kross: que usar Facebook nos hace felices.

Encontraron –incluso—que elevaba el trato social y el compromiso con los otros y que era puente para incrementar la participación política de los usuarios.

Valenzuela es de la opinión que las redes sociales son un medio privilegiado para compartir experiencias con otros.

Todo depende de las dos experiencias de Facebook: la activa y la pasiva.  Los usuarios gastan mucho más tiempo navegando entre alimentadores de noticias que produciendo contenido.

Eso podría resultar que los estudios generales sobre el uso de Facebook –el estudio de Kross incluido—tan frecuentemente muestren profundos efectos negativos en el estado emocional de los usuarios.  La demanda de nuestra atención nos lleva a usar Facebook de manera mucho más pasiva que activa.

Y las experiencias pasivas, no importando cuál sea el medio, nos llevan a sentimientos de desconexión y aburrimiento, concluye el texto de Kornnikova.

Tags:
internet
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
THE PROFESSOR AND THE MADMAN
José Ángel Barrueco
Una película sobre el poder de las palabras y la importancia del ...
5
Redacción de Aleteia
¡Cuidado, estos santos cobrarán vida ante tus ojos!
6
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
7
JARAMILLO
Lucía Chamat
Obispo amenazado de muerte: “La verdadera muerte es quedarse call...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.