Aleteia

Mobile School, una conmovedora experiencia con niños de la calle

Comparte

Religiosas de la Providencia de Querétaro: una iniciativa que besa las heridas de Cristo en los niños

Mobile School es una organización nacida en Bélgica y ya desplegada en muchos lugares del mundo, dedicada a los niños de la calle.
 
Se trata de una iniciativa singular, pequeños carros móviles que van a los lugares donde se encuentran los niños de la calle y les invitan a aprender, de forma no rígida, los fundamentos de la educación, mientras les anuncian su propia dignidad como personas humanas, únicas e irrepetibles.
 
Actualmente Mobile School está en 21 países de cuatro continentes: América Latina, Asia, África y Europa.  Centrada en niños de la calle, es manejada por educadoras y voluntarios bajo el lema “Si el niño no puede ir a la escuela, la escuela va por el niño”, en una pizarra y otros mecanismos educativos desplegables, se le ayuda al niño en situación de calle  a fortalecer la autoestima y su identidad, descubriendo talentos y facultades.
 
De esta manera, la calle, la acera se constituye en una base sólida de la fe en su propia capacidad, la confianza y la motivación que es necesario insertar en el alma del niño para que pueda afrontar su dura jornada con una caricia y una esperanza.
 
Apenas hace un par de meses, se instaló la primera Mobile School en México, concretamente en Querétaro.  En el video que a continuación se inserta, la hermana Jessica, de la religiosas de la Providencia, colombiana y con trabajo en este tipo de escuela por muchos años en Medellín, comparte, sobre todo a los jóvenes con ganas de ayudar, lo que significa “ganar la calle” para Dios.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.