Aleteia
Hoy celebramos a...

Viernes, 28 De Febrero
Beato Clemente Vismara

Conocido como el "patriarca" de la antigua Birmania

Public Domain
Comparte

Clemente Vismara fue un sacerdote misionero del PIME (Pontificio Instituto para las Misiones Extranjeras) que desarrolló su labor 65 años en Myanmar del 1923 al 1988, con un solo viaje a Italia en 1957 por enfermedad. Murió el 15 de junio de 1988 en Mong Ping, en la diócesis de Kengtung, en la frontera con China y Laos.

Inmediatamente fue invocado como "protector de los niños" -recuerda el misionero Piero Gheddo- "porque siempre vivió entre 200-250 huérfanos que recogía en los pueblos destruidos por la guerra o dispersos por el hambre y la enfermedad".

El llamado "patriarca de Birmania" fundó seis parroquias, construyó iglesias y capillas, escuelas, hospitales y orfanatos, y enseñó a los tribales una agricultura más moderna.

Clemente murió a los 91 años, pero escribía que no se sentía anciano porque era aún útil a muchos niños y personas abandonadas (discapacitados, leprosos, viudas solas, opiómanos, ladrones expulsados de los pueblos), a quienes recogía en su misión, mantenía y trataba con la ayuda de las religiosas de María Niña.

Era un hombre de mucha oración, y siempre se le veía sereno y lleno de gozo, aun en las grandes dificultades y sufrimientos de una vida transcurrida entre pueblos en guerra, hambre y miseria, ladrones y bandidos de carreteras, aislamiento en la selva con el médico más cercano a dos días de viaje..

"Clemente es el auténtico misionero al servicio de los pobres y de los últimos -añade el padre Gheddo-, comprometido en el campo educativo y social, capaz de dar la vida por su pueblo, pero también, y ante todo, testigo y anunciador de Jesucristo con su vida".

En Myanmar más del 72% es budista, animista el 12,6%, los cristianos superan el 8% y los musulmanes representan el 2,4%.

Datos recientes del dicasterio misionero estiman que, entre los 51 millones de birmanos, hay 600 mil católicos, atendidos por 16 obispos, 600 sacerdotes, 1.400 religiosos y 3.000 catequistas.

 

Artículo publicado originalmente por evangeliodeldia.org 

Si quieres descubrir otras historias de santos, haz click aquí

Se acercaron a Jesús los discípulos de Juan y le dijeron: "¿Por qué tus discípulos no ayunan, como lo hacemos nosotros y los fariseos?".
Jesús les respondió: "¿Acaso los amigos del esposo pueden estar tristes mientras el esposo está con ellos? Llegará el momento en que el esposo les será quitado, y entonces ayunarán. Mt. 9,14-15

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.