Aleteia
Hoy celebramos a...

Miércoles, 05 De Febrero
Santa Águeda

Patrona de las enfermas de cáncer de mama

AGATHA
Aleteia
Comparte

Nació en las primeras décadas del siglo III en Catania en una familia rica y noble de fe cristiana.
A los 15 años quiso consagrarse a Dios, y el obispo de Catania acepta su pedido y le impone el velo rojo que llevaban las vírgenes consagradas.

El procónsul de Catania Quintianus, en una ocasión vio a Águeda y quedó perdidamente enamorado de ella.

Al ser rechazado, hizo uso del decreto de persecución del emperador Decio. La acusó de desprecio por la religión del estado y luego ordenó que la llevaran al palacio pretoriano.

El procónsul allí intentó por todos los medios seducirla pero sin ningún resultado. Furioso, el hombre armó un juicio contra ella.

Águeda fue interrogada y torturada, resistió todo en nombre de su fe: Quintianus, lleno de rabia, también le hizo arrancar sus pechos con unas pinzas enormes. Pero la joven, después de una visión, donde vio a san Pedro y a un ángel, fue sanada de sus heridas.

Finalmente, Quintianus ordenó que la quemaran viva, pero un fuerte terremoto evitó la ejecución. El procónsul hizo retirar a Águeda de las brasas y la dejó morir agonizante en su celda, donde perdió la vida pocas horas después. Era el año 251 d. C.

Patronazgo

Santa Águeda es patrona de las mujeres con de cáncer de mama, nodrizas, enfermeros, bomberos. Es patrona de la ciudad de Catania, Gallipoli y la República de San Marino. También es invocada contra los terremotos, erupciones volcánicas y desastres ambientales.

Lugares de Culto

En Catania se rinde una gran fiesta en su honor, es la festividad religiosa más importante de la ciudad y más seguida, por el número de personas que involucra y atrae. Una fiesta que dura tres días desde el 3 al 5 de febrero. Comienza con la “A sira ô tri” (la tarde del tres), una espectacular muestra de fuegos pirotécnicos. Desde allí inicia la procesión con la imagen de la santa que culminará el día 5.

Curiosidades

En los tres días dedicados a santa Águeda, los ciudadanos de Catania suelen celebrar las fiestas con un dulce típico dedicada a la santa: las “Minuzze”, que en dialecto quiere decir “senos”.

Arte y cultura

A santa Águeda generalmente se la representa en su martirio, o a ella sosteniendo una bandeja con sus senos. Quizás la obra más importante es la de la “Sanación de san Pedro a santa Águeda” del Caravaggio.

Public Domain

Oración a santa Águeda para pedir por el cáncer de mama

Santa Águeda, mujer de valor, de tu sufrimiento fuimos empujados a pedir oraciones por todos aquellos que sufren cáncer de mama. Te encomendamos a (decimos el nombre o los nombres) y te pedimos que intercedas por él / ella. Desde tu morada en la gloria de la vida eterna, donde todas tus heridas han sido curadas y todas tus lágrimas han sido enjugadas, ora por (decir el nombre) y por todos nosotros.

Ora a Dios para que nos bendiga para alcanzar la salud y la recuperación. Recordamos que fuiste víctima de tortura y que has sufrido en primera persona la crueldad y la inhumanidad de los hombres.

Te pedimos por nuestro mundo. Pide a Dios que nos ilumine para que podamos lograr la paz y la comprensión. Pide que nos envíe su Espíritu de serenidad, y su socorro para ayudar a compartir esa paz con quien nos encontremos.

De lo que has aprendido en tu camino de dolor, pide a Dios que nos dé la gracia que necesitamos para permanecer santos en las dificultades, sin permitir que prevalezca nuestra ira o nuestra amargura.

Ora para que podamos ser más pacíficos y más caritativos, y para que podamos crear en el lugar donde estamos y el tiempo en que vivimos, un mundo de justicia y paz.

Amén.

 

Si quieres descubrir otras historias de santos, haz click aquí

Jesús salió de allí y se dirigió a su pueblo, seguido de sus discípulos.
Cuando llegó el sábado, comenzó a enseñar en la sinagoga, y la multitud que lo escuchaba estaba asombrada y decía: "¿De dónde saca todo esto? ¿Qué sabiduría es esa que le ha sido dada y esos grandes milagros que se realizan por sus manos?
¿No es acaso el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago, de José, de Judas y de Simón? ¿Y sus hermanas no viven aquí entre nosotros?". Y Jesús era para ellos un motivo de tropiezo.
Por eso les dijo: "Un profeta es despreciado solamente en su pueblo, en su familia y en su casa".
Y no pudo hacer allí ningún milagro, fuera de curar a unos pocos enfermos, imponiéndoles las manos.
Y él se asombraba de su falta de fe. Jesús recorría las poblaciones de los alrededores, enseñando a la gente. Mc. 6,1-6

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.