Aleteia

Tres motivos para visitar a Jesús en el sagrario (Un testimonio hermoso)

Comparte
6:30 am  Vengo del Santuario Nacional del Corazón de María. Estuve visitando a Jesús en el sagrario. Todos los domingos, a las 5:00 am voy para estar con Jesús. Me acordé de ti  y le pedí por tus necesidades.

Es una cita impostergable que renueva mis esperanzas y me da un gozo sobrenatural, indescriptible.

Estaba en el oratorio donde tienen el sagrario. De pronto recordé muchas de las personas que han estado allí visitando a Jesús por diferentes motivos. Unos para pedirle favores, otros la conversión de un familiar, algunos sencillamente para rezar y agradecer, otros para ayudar un alma del purgatorio.

Entonces inicié este diálogo con el buen Jesús…

“Y tú Claudio, ¿por qué estás aquí?”

“Porque te quiero Señor. Y me agrada tener estos ratos de intimidad,  silencio y paz”.

Es como si Jesús sonriera por mi ingenuidad.

San Alfonso daba múltiples razones para visitar a Jesús en el Santísimo Sacramento. Y cada una es un motivo suficiente para ir.

  1. He de visitar a Jesús, mi Salvador en el Santísimo Sacramento, porque de esta manera doy la mayor alegría a María, mi queridísima Madre, a San José y a todos los ángeles y santos del cielo, que sin cesar adoran a Jesús Sacramentado.
  2. He de visitar frecuentemente a Jesús Sacramentado, mi Salvador, porque el Señor ha reservado gracias especiales para los que le visitan.
  3. He de visitar frecuentemente a Jesús en el Santísimo Sacramento, porque de este modo puedo resarcir las injurias del género humano, especialmente los sacrilegios, y la frialdad de tantos cristianos.
  4.  He de visitar a menudo a Jesús Sacramentado, porque de este modo puedo ayudar a las pobres almas del purgatorio.

He visto tantas personas salir renovadas del oratorio donde guardan el sagrario. He visto milagros patentes. Conocidos que se me acercan y me comentan impresionados:

“Esto es increíble Claudio. ¡Ha cambiado mi vida!”.

Pensé en tres motivos por los que voy con tanta frecuencia a los oratorios e Iglesias para acompañar a Jesús en los sagrarios. Los míos no son tan profundos, son más simples, sencillos. ¿Acaso el amor tiene motivos? 

Voy a verlo…

  1. Porque Jesús está «VIVO», allí, en el sagrario.
  2. Porque es mi amigo. Mi mejor amigo.
  3. Porque me encanta pasar ratos con Él.

 

https://www.youtube.com/watch?v=zIzJGraJ-Os

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.