Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 27 septiembre |
San Cosme y san Damián

Sé que fuiste Tú, Jesús

© musthaqsms

Claudio de Castro - publicado el 01/06/16

Ocurrió en abril de 1985. Mi amigo José me visitó consternado a mi oficina.  Estaba muy inquieto. Dos meses atrás perdió su empleo y no sabía qué hacer. Tenía 4 hijas pequeñas en el colegio, y  deudas que no podía pagar. Recién me estaba enterando. Conversamos largo rato evaluando sus posibilidades.

Por algún motivo, antes que se marchara, le sugerí:

“Cuando salgas de aquí,  ve directo a una capilla y visita a Jesús en el sagrario. Si entras a la iglesia no lo encuentras, pregunta y te guiarán. Una lamparita roja al lado del sagrario te indicará que Él está allí.  Cuéntale lo que te pasa. Y pídele que te ayude, no por ti, sino por tu familia”.

Aquella mañana se marchó José con una nueva esperanza.  Lo volví a ver días después. Su rostro estaba totalmente cambiado. Era diferente. Sonreía, se le notaba muy animado.

“¿Qué ha pasado?”, pregunté con curiosidad.

“No lo vas a creer”, me dijo  sorprendido. “Hice como me sugeriste. Salí de tu oficina y fui  directo a un oratorio. Visité a Jesús en aquél  sagrario. Me quedé un largo rato.  Le conté lo que me estaba pasando y le rogué que me ayudara por mis hijas. Necesitaba urgente un trabajo para sostener a mi familia”.

Mientras hablaba crecía en mí el deseo de saber cómo concluyó aquella visita.

“¿Y qué ocurrió?”.

“Llegando a la casa, justo al abrir la puerta, timbra el teléfono. Era para una entrevista de trabajo.  Quedé impactado.  Me acordé de tus palabras y mi vista a Jesús.  No podía ser casualidad, era demasiado… “

Lo miré con sorpresa.  Me parecía increíble.

“Mañana empiezo”, concluyó con una gran sonrisa. “¿Qué te parece? Necesitaba contártelo”.

No recuerdo si lo abracé. Ambos estábamos felices.  Aquella era una gran noticia.

Sentí la presencia de Jesús en medio de nosotros y experimentamos una alegría que se desbordaba.

Así empezaron estas aventuras con Jesús sacramentado.  Yo recomendaba  al que podía  que lo visitara y Él, en su Misericordia infinita, tocaba esos corazones y los transformaba.  Nunca ha dejado de hacerlo. Sé de muchos que han cambiado radicalmente sus vidas, son felices, han logrado perdonar y amar…

Jesús es increíble. Nunca deja de sorprenderme.

Cuando salí al medio día, me dirigí a una capilla que estaba a la vuelta de mi trabajo.  Me arrodillé frente al sagrario, lo miré con una gran paz.

“Gracias Jesús”,  le dije. “Sé que fuiste tú”.

………………………………..

¿Te gustó el artículo?

Te invitamos a conocer los libros del autor católico de Panamá, Claudio de Castro.

HAZ «CLIC» AQUÍ.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
3
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
4
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Jesús V. Picón
Sacerdote con COVID-19: No se puede vivir una enfermedad sin la E...
7
VIRGIN
Patricia Navas
Oración a la Virgen de la Merced para romper cadenas
Ver más