Aleteia

¿Qué responderías si hoy DIOS te elige? (Un testimonio  que conmueve)

Kamil Szumotalski/ALETEIA
Comparte
¿Qué harías si Dios te llama hoy a servirle?

Es una pregunta muy íntima que debes responder. Te sugiero hacerlo frente al sagrario, con Jesús. Mirarlo y que Él te mire. Estás frente a Jesús Sacramentado. ¿Qué harás? Yo le respondería con la bella oración del Padre Pío que llevo días  rezando, ante mi debilidad:

“Quédate Señor conmigo. Sin ti desfallezco y caigo”.

También respondería como Elías:

 «Ardo de amor celoso por Yahvé» (1,  Reyes, 19)

Un sacerdote amigo me contaba:

“Dios primero elige, después te da las gracias que vas a necesitar para tu misión”.

El mejor ejemplo lo tenemos en Moisés. Ayer en misa el sacerdote durante su homilía lo mencionó.  Dios lo llama, le asigna una misión y ¿qué responde Moisés?

«Cuando vio Yahvé que Moisés se acercaba para mirar, le llamó de en medio de la zarza, diciendo: « ¡Moisés, Moisés!» El respondió: «Heme aquí.»» (Éxodo 3, 4)

Vamos bien hasta aquí. Luego Dios le dice lo que espera  de él. Esta parte me encanta.

Me enseña que a pesar de nuestras debilidades Dios confía en nosotros.

Y cuando toma una decisión, no es fácil zafarse.

Dios lo pide todo. Y lo da todo.

Dios le muestra a Moisés los prodigios que hará delante del Faraón. Esto  no le convence mucho. Aún teme.

«Dijo Moisés a Yahvé: « ¡Por favor, Señor! Yo no he sido nunca hombre de palabra fácil, ni aun después de haber hablado tú con tu siervo; sino que soy torpe de boca y de lengua.» Le respondió Yahvé: « ¿Quién ha dado al hombre la boca? ¿Quién hace al mudo y al sordo, al que ve y al ciego? ¿No soy yo, Yahvé? Así pues, vete, que yo estaré en tu boca y te enseñaré lo que debes decir.» Él replicó: «Por favor, envía a quien quieras.» (Éxodo 3, 10-13)

Dios confía en nosotros. Nos ama. Y cuando toma una decisión, no es fácil zafarse.

“Entonces se encendió la ira de Yahvé contra Moisés, y le dijo: « ¿No tienes a tu hermano Aarón el levita? Sé que él habla bien; he aquí que justamente ahora sale a tu encuentro, y al verte se alegrará su corazón. Tú le hablarás y pondrás las palabras en su boca; yo estaré en tu boca y en la suya, y os enseñaré lo que habéis de hacer. Él hablará por ti al pueblo, él será tu boca y tú serás su dios.»  (Éxodo 3, 14-16)

Aquél: “Por favor envía a otro”, me es conocido. Tengo amigos a los que Dios de diferentes formas les ha llamado y muchos  responden así. Pasan años tratando de esconderse, hasta que un día se topan de frente con Dios. Él los enamora, los llena de gracias, y caen rendidos para entregarse por completo.

¿Te llama Dios?

¿Lo sientes? ¿Lo sabes?

¿Te vas a esconder? O responderás:

“Aquí  estoy. ¡Envíame!”

 

……….

 

¿Conoces los libros de nuestro autor?  Son un oasis para el alma. Los puedes encontrar en formato impreso o digital y pedirlos desde cualquier país.

https://www.amazon.com/Claudio-de-Castro/e/B00ZGKIHJ0/ref=sr_ntt_srch_lnk_1?qid=1500571690&sr=8-1

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.