Aleteia

¿Qué buscas? ¿Qué has hecho con tu vida? ¿Te lo has preguntado alguna vez?

confused man chooses road © Falcona / Shutterstock
<a href="http://www.shutterstock.com/pic-192230474" target="_blank" />confused man chooses road</a> © Falcona / Shutterstock
Comparte
¿Qué busco en mi vida? ¿Qué he logrado con ella?

Veo a mi alrededor y me digo:

“Esto no es lo que Dios espera de nosotros. Hay algo más. Que trasciende, que nos supera”.

Hace unos días encontré a la salida de misa a una joven que veinte años atrás decidió gastar su vida en algo grande,  alguien: Dios.

Lo abandonó todo, su trabajo, su familia, un futuro prometedor, y se marchó para vivir un ideal, la vida en Dios.

Me acerqué contento de verla después de tanto tiempo.

Una sonrisa la distinguía.

“¿Eres feliz?”, le pregunté.
“Mucho”.

“¿Ha valido la pena?”
“Si volviera a nacer, haría exactamente lo que estoy haciendo. Dios lo vale todo”.

Imagina vivir con el ideal del Evangelio. Sin hacerle daño a los demás, perdonando siempre las ofensas Amando a tu prójimo. Preocupándote por sus necesidades, como los primeros cristianos que todo lo compartían, todo lo perdonaban.

Sabían en quién tenían puestas sus esperanzas.

“…no tenemos aquí ciudad permanente, sino que andamos buscando la del futuro” (Heb 13, 14).

Siempre recuerdo las palabras de un gran amigo que buscaba a Dios. Lo invitaron a un programa de radio. De casualidad ese día estaba sintonizándolo en mi auto, y mientras conducía escuché estas palabras que nunca he olvidado:

En mi corazón hay un sello y es sello dice: “JESÚS”.

Quiero buscar un nuevo camino. Diferente. En el que las personas no se hagan daño. Que vivan en paz.

Busco la verdad, para poder ver un mundo mejor. Donde se valore la fraternidad y vivamos como hermanos.

«¿Qué buscas Claudio?»
«La verdad».
«Entonces sigue los pasos de  Jesús porque Él es la Verdad».

«¿Por dónde vas a transitar?»
«Por el camino de la verdad».
«Entonces busca a Jesús porque Él es el Camino».

«¿Qué esperas recibir?»
«La vida eterna».
«Entonces ve en pos de Jesús, Claudio, porque Él es la Vida».

Desde siempre te he buscado Señor, he necesitado de ti. Ayúdame a encontrarte en mis hermanos, los que sufren, los que nada tienen, que pueda ver el camino y seguirlo sin temor, para llegar a ti. 

No busques más. Ven y sígueme…

«Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida». (Jn 14, 6)

 

 

…………

 

Te invitamos a conocer la página de nuestro autor Claudio de Castro donde podrás leer sobre su vida y aventuras en torno al sagrario.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.