Aleteia

«No nos olviden» (almas del Purgatorio)

Comparte

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Muchos santos de nuestra Iglesia han tenido encuentros extraordinarios con almas que les piden oraciones, sacrificios, la celebración de una Misa, para liberarse del Purgatorio y poder ir al Paraíso. La Virgen en Fátima menciona el Purgatorio. Sor Lucía en los relatos de las apariciones lo recuerda:

Entonces la Señora nos dijo:

No tengáis miedo. No os hago daño.

Yo le pregunté:

― ¿De dónde es usted?

Soy del Cielo.

Pregunté entonces:

― ¿Yo iré al cielo?

Si irás

― ¿Y Jacinta?

irá también.

― ¿Y Francisco?

También irá, pero tiene que rezar antes muchos rosarios.

Entonces me acordé de dos amigas de mi hermana que habían muerto hacía poco.

― ¿Está María de las Nieves en el cielo?

Sí, está.

― ¿y Amelia? (de 18 ó 20 años)

Estará en el purgatorio hasta el fin del mundo.

El catecismo de la Iglesia católica lo dice con gran claridad: “Existe el purgatorio”.

1030 Los que mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo.

1031 La Iglesia llama purgatorio a esta purificación final de los elegidos que es completamente distinta del castigo de los condenados.

En cierta ocasión entré a un grupo católico en Internet. Me gustaba entrar los jueves porque llegaban bastantes creyentes y discutíamos temas sobre nuestra fe.

Una noche sugerí: «¿Por qué no aprovechamos? Cada uno contará una vivencia espiritual que lo haya impactado». 

La sugerencia gustó mucho y todos aceptaron. Aquella noche escuché la historia más sorprendente sobre las almas del purgatorio, algo que jamás imaginé y me gustaría compartirla contigo.

«Había leído que en las Primeras Comuniones la iglesia te concede indulgencia plenaria, para el perdón de las penas temporales, con las debidas disposiciones: confesión, comunión y rezar por las intenciones del Papa. La mañana siguiente era la primera comunión de mi hija. Fue una ceremonia preciosa. Recordé lo de la indulgencia y le ofrecí a Dios aquella celebración y le pedí indulgencia plenaria por un alma del Purgatorio, la que estuviera más abandonada y olvidada, sin nadie que rezará por ella. Terminó la Eucaristía y regresamos a casa. Al insertar la llave en la cerradura de la puerta sentí una suave brisa que me envolvía y escuché con claridad en mi oído una voz que me decía: «¡¡GRACIAS!!»

Te propongo en esta Cuaresma que además de las prácticas de piedad acostumbradas, te acuerdes de rezar y ofrecer sacrificios por las benditas almas del purgatorio. Son nuestras hermanas. Es un acto de misericordia. Necesitan de ti para poder acortar su tiempo de purificación e ir al encuentro de Dios. Son muy agradecidas y seguro te recordarán en sus oraciones ante nuestro Padre.

 

………………………

 

Debes conocer a tu enemigo, enemigo de las almas y la humanidad, para poder defenderte, mantenerlo a distancia. En estos tiempos está muy activo, haciendo daño. Te invito a leer un libro que te muestra cómo es«EL MUNDO INVISIBLE»   

Un libro católico, precedido de la polémica. El libro del que todos hablan, de nuestro autor Claudio de Castro

«Atrapa al lector desde la primera página».

«Tras la lectura de este libro fascinante, es inevitable la sensación que no estamos solos y que debemos volver la mirada a Dios».  

¿CÓMO PUEDES OBTENERLO?

Es muy sencillo. Te paso los enlaces para que lo adquieras. Haz «CLIC»  sobre el que corresponda a tu país.

Si vives en los ESTADOS UNIDOS o en países de Latinoamérica…  HAZ «CLIC» AQUÍ.

Si vives en México… HAZ «CLIC» AQUÍ

Si vives en España  HAZ «CLIC» AQUÍ.

Í

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.