Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 20 abril |
Santa Inés de Montepulciano

¿Le has cantado a Jesús en su cumpleaños? Vayamos al sagrario a verlo (Un testimonio bellísimo de amor)

GuardianCatolic

Claudio de Castro - publicado el 25/12/17

Hace un año madrugué para visitar a Jesús en su cumpleaños. Fui a las 5:00 a.m. al Santuario Nacional del Corazón de María, donde hay un hermoso oratorio. Allí tienen un sagrario muy bello donde habita Jesús Sacramentado.

Apenas pude contener mi emoción. Visitaba al Hijo de Dios en un día tan especial. Entré cantado, festejando, celebrando.

Me pareció escuchar en el corazón, sus palabras cargadas de ternura:

“Gracias Claudio por acordarte de mí”.

Son pequeñas locuras de amor.  Quiero tener contento a Jesús. Y no me importa gritarle al mundo:

“Vengan. Vayamos a ver al hijo de Dios, que nos espera en los sagrarios del mundo. Le dejamos tan solo. Pero hoy es Navidad. Es su cumpleaños. Merece tu compañía y amor. Ámenlo mucho. Ámenlo más”.

En el mundo la ternura y el amor de Dios parecen no tener cabida. Vemos cosas terribles. Pero hoy es Navidad. Es un día para celebrar.  Me acercaré al sagrario, me pondré de rodillas y le diré al buen Jesús, mi amigo de la infancia: “Feliz Cumpleaños Jesús. Gracias por ser mi amigo”.

Y a todo el que vea lo saludaré con entusiasmo y un: “FELIZ NAVIDAD”.

Mi mejor amigo está de cumpleaños. Que día tan estupendo. ¿Cuántos regalos  recibirá? Yo le llevaré en mis manos lo poco que tengo, Se lo ofreceré todo.

Le pediré a la Virgen Santísima que me deje cargar al pequeño Jesús en mis brazos. Lo mereceré y le diré que le quiero, una y otra vez.

Escuché a un sacerdote comentar: “Dios se hizo pequeño porque es fácil amar a los bebés”. Me parecieron maravillosas sus palabras. También quiero amar a ese pequeño que nos ha nacido para iluminar al mundo.

«El pueblo que andaba a oscuras vio una luz grande. Los que vivían en tierra de sombras, una luz brilló sobre ellos. Acrecentaste el regocijo, hiciste grande la alegría. Alegría por tu presencia, cual la alegría en la siega, como se regocijan repartiendo botín. Porque el yugo que les pesaba y la pinga de su hombro – la vara de su tirano – has roto, como el día de Madián. Porque toda bota que taconea con ruido, y el manto rebozado en sangre serán para la quema, pasto del fuego. Porque una criatura nos ha nacido, un hijo se nos ha dado. Estará el señorío sobre su hombro, y se llamará su nombre «Maravilla de Consejero», «Dios Fuerte», «Siempre Padre», «Príncipe de Paz» (Isaías 9, 1-5)

Hoy, que es un día tan especial, no dejes de visitar al buen Jesús en el sagrario. Te espera con tanta ilusión.

Me gusta imaginarlo como un niño que festeja, ha invitado a sus amigos y a cada segundo se asoma por la ventana esperando a ver quién llega.

Hoy que el mundo necesita con urgencia la paz, visitaré al príncipe de la PAZ.

¡Qué gran regalo es la Navidad!

Queridos lectores que nos han acompañado a lo largo del año. A todos les deseo una: “FELIZ NAVIDAD”.

Que el buen Dios les bendiga e ilumine sus caminos.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JORDAN PETERSON
Benito Rodríguez
El encuentro con Dios de un psicólogo best-seller
2
SANTI MARATEA
Esteban Pittaro
Rafael Maratea: De la tragedia del aborto al máximo orgullo por e...
3
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
4
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
5
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
6
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
7
Amii Stewart
Silvia Lucchetti
Amii Stewart: Un día la estatua de la Virgen me habló
Ver más