Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 26 noviembre |
San Juan Berchmans

¿Estás a punto de abandonar tu apostolado? (este escrito es para ti)

Stock-Asso | Shutterstock

Claudio de Castro - publicado el 14/11/20

¿Quieres dejar tu apostolado en la Iglesia? Es hora de volver a empezar, con más amor y más presencia de Dios.

Desde que escribo en Aleteia recibo todo tipo de comentarios. Los que mas me sorprenden son aquellos en los que un lector me comenta que se encuentra desanimado, que está a punto de abandonar su apostolado, que no congenia con los demás o se siente poco valorado, aislado, no toman en cuenta sus opiniones.

Sé lo que sientes, me ha pasado. Y es que todos somos diferentes, tenemos opiniones diversas.

La vida no es fácil y tenemos a diario todo tipo de pruebas. Hace poco publiqué en Twitter unas ideas sobre nuestra fe. Recibí un comentario fuerte, adverso. Tenía 3 opciones, ignorarlo, defenderme, o tratar de comprender a esa persona. Opté por lo último. No sabemos las cruces que cargan los demás y los mueven a actuar de esa forma. Creo que era Juan XXIII quien sabiamente sugería: “Comprender, no criticar”.

Desanimarse es normal. Pero también tenemos una voluntad de hierro, para nunca rendirnos.

Recuerdo una joven que me escribió inquieta. “En mi barrio se burlan de mí porque voy a misa todas las mañanas”. Le recomendé aferrarse a la oración, orar más. Y añadí: “Tienes un apostolado en la Iglesia que es maravilloso y todo lo que debes hacer es ir a misa. Tal vez no lo notas… Serás un ejemplo para los demás. vas a Iluminar sus vidas con el amor que esparces por doquier. Un día se preguntarán por qué te ven siempre feliz, qué hay en la misa que fue capaz de transformarte y cambiar tu vida, llenándote de gozo. Van a querer ir, para descubrirlo”.

En este mundo lleno de oscuridad, Jesús necesita de sus amigos, aquellos que siguen sus pasos, son misericordiosos, perdonan, aman y lo llevan a los demás. No importa qué tanto o qué tan poco sientas que haces en tu apostolado. Nunca lo abandones. Jamás caigas en esa tentación. El mundo perdería mucho con tu silencio. Nunca sabrás a cuántas almas habrás ayudado.

Cuando empecé este apostolado de la palabra escrita publicando artículos y libros de crecimiento espiritual, no me pregunté a quién podría ayudar, sólo sabia que eso era lo que me tocaba hacer. Dios se encarga siempre de lo más importante, abrazar el alma y el corazón de los lectores.

A menudo he pensado que somos «sembradores», nuestro trabajo es hacer los surcos en la tierra, abonarla y sembrar las semillas. No nos toca hacer que la semilla germine, crezca un árbol, o de frutos, no podrías… eso es obra de Dios. Tú haz tu parte con entusiasmo y alegría, en la gracia santificante.  Él hará que tu trabajo de frutos de eternidad.

Por pequeño que sea lo que haces en la Iglesia católica, debes saber que es importante. No te rindas, no abandones tu apostolado, reza con fervor, visita con frecuencia a Jesús en el Sagrario, renueva tus fuerzas y vuelve a empezar.

Es lo que Dios quiere de ti.

¡Ánimo! ¡Tú puedes!

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más