Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 29 septiembre |
San Wenceslao

SUEÑOS por conquistar

Zurijeta

Claudio de Castro - publicado el 02/02/16

Hay cosas sobre la vida que nadie me dijo cuando fui joven. Me habría encantado que alguien me las dijera.  Llenamos nuestra cabeza con números, fórmulas matemáticas, reacciones químicas, novelas, datos geográficos y curiosidades. Olvidamos temas fundamentales.

Hay unas palabras que nunca escuché: “Tú puedes conquistar tus sueños”.

¿Quiénes son los que NO conquistan sus sueños? Los que nunca tratan. Tienen miedo de intentarlo. Están muy cómodos con sus vidas.
Les asusta el cambio. No se arriesgan.

¿Qué harías si un día Dios te llama y te das cuenta que tiene algo grande para ti?  ¿Te arriesgarías a dejarlo todo para seguirlo?

Mi mayor sueño es conquistar la montaña de Dios, escalarla, llegar a la cima.  Y mostrarles el camino a otros, para que algún día lleguemos juntos.

Es tan empinada que a cualquier distracción resbalas y caes. Tiene piedras afiladas en los bordes, acantilados profundos, y un camino muy estrecho.

¿Cuáles son tus sueños?

¿Qué te impide seguirlos, conquistarlos?

Cuando estaba por cumplir 50 años mi esposa Vida se me acercó, me abrazó y me dijo:

“Tienes un sueño que no has cumplido. Es hora de hacerlo realidad. Yo te apoyaré”.

Estaba agradecido por este este gesto suyo.  Me senté  a reflexionar y llegué a una conclusión sencilla:

“Si no lo intentaba ahora jamás tendría otra oportunidad”.

Lo dejé todo y me dediqué a escribir. En ese momento teníamos cuatro hijos estudiando, muchas responsabilidades, una hipoteca, préstamos bancarios. Todo estaba en contra de esta locura. Los amigos preocupados me preguntaban: “¿Cuándo vas a trabajar?” y yo respondía: “Estoy trabajando. Confíen”.

¡Qué tiempos tan difíciles! Estuvimos a punto de perder todo.

En esos momentos de incertidumbre pensaba: “Debo confiar. Dios no abandona a sus hijos”.

Y cuando no podía más me repetía con insistencia: “Confía Claudio. Confía”.

Poco a poco fuimos saliendo de los problemas, cancelando las deudas y estabilizándolos.

“Los sueños son para ser conquistados”, me decía. “Debo seguir”.

Ocho años después tenemos una editorial católica. Nuestros libros se encuentran en 15 países y empiezan a ser traducidos a diferentes idiomas.

Todavía hoy sigo soñando y escalando la montaña de Dios. La cima se ve a la distancia y me faltan muchos años y días para llegar. Hice un alto sobre una gran roca  para ver el panorama y escribirte. Tomaré un descanso y luego seguiré subiendo.

Pero antes hay algo que debo decirte:

Nunca te rindas. Sé persistente, constante.

Que nadie te diga: “No puedes”.

¡Ánimo!

Dios espera por ti.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
2
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
3
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
4
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
5
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
6
P. Paulo Ricardo
¿Por qué la Iglesia católica está en contra de los métodos antico...
7
VIRGIN
Patricia Navas
Oración a la Virgen de la Merced para romper cadenas
Ver más