Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 20 abril |
Santa Inés de Montepulciano

Nuevos ayunos para nuevos tiempos… #Cuaresma

Santi Casanova - publicado el 21/02/18

Aunque de pequeño viví muy intensamente las diferentes cuaresmas que me tocaron en la infancia, estoy en un momento de la vida donde necesito actualizar ciertas prácticas. Sin ánimo de entrar en controversias, y respetando al máximo las enseñanzas de la Iglesia, a veces me pregunto cómo actualizar la práctica del ayuno en unos tiempos donde, al menos yo, estoy más saturado de experiencias, tendencias y dejadeces personales más que de carne o alimentos.

En oración, pienso que el corazón se prepara de muchas maneras para estar a punto para acompañar al Señor. Muchas de esas maneras se escriben en positivo y otras en negativa.

  • Ser mucho más exigente con mi cuidado personal.
  • Cocinar más alimentos de forma natural, sobre todo para poder desayunar.
  • Ser exigente con el cuidado de mi cuerpo e ir al gimnasio cuando lo tengo previsto, no poniéndome excusas.
  • Acostarme como máximo a las 00:30 de la noche, para dormir al menos siete horas.
  • Unirme a la Iglesia en el rezo de Laudes y Completas, cada día.
  • Estar en silencio 15 minutos al día.

Y en negativo también encontré unas cuantas:

  • Dejar de utilizar el teléfono móvil a partir de las 22:00 de la noche.
  • No tomar Coca-Cola durante la Cuaresma.
  • No trabajar a partir de las 19:30 de la tarde.

Podría seguir pensando pero creo que tengo suficiente para estos días de Cuaresma. Un ayuno que se nutre del silencio, de la oración y del cuidado personal, con alguna privación para educar bien mi espíritu y disponerlo adecuadamente para la batalla del amor y para las vicisitudes del desierto: tentación, soledad…

Cuanto más sea capaz de quererme, de valorarme como auténtica criatura divina; cuanto más sea capaz de respetarme, de escucharme, de acompañarme; de darle sentido a mi vida dejando atrás la sensación de que soy llevado por otras fuerzas…

La Cuaresma es un tiempo para coger el timón y practicar eso de gobernarse a uno mismo. Más que de disciplina, este es un asunto de restauración. Como dice el salmista, “Señor, restáurame”. Quiero lucir refulgente. Al menos yo.

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JORDAN PETERSON
Benito Rodríguez
El encuentro con Dios de un psicólogo best-seller
2
SANTI MARATEA
Esteban Pittaro
Rafael Maratea: De la tragedia del aborto al máximo orgullo por e...
3
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
4
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
5
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
6
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
7
Amii Stewart
Silvia Lucchetti
Amii Stewart: Un día la estatua de la Virgen me habló
Ver más