Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 16 abril |
Santa Bernardita Soubirous

A propósito de la terraza de Van Gogh…

Santi Casanova - publicado el 20/02/17

Uno de los cuadros que ostentan protagonismo en el salón de mi casa es “Terraza de café por la noche”, de Vincent van Gogh. Hace ya unos cuantos años que mi amiga Menchu me lo regaló en forma de gran lámina, que luego pequé en bastidor y barnicé adecuadamente para disfrutarlo en algún lugar relevante del hogar. Es, sin duda, una de mis obras pictóricas favoritas. Tal vez, como diría el otro, sea “muy yo”.

El caso es que hoy, haciendo un poco de oración nocturna, con una suave música de fondo, me fijaba en la imagen y pensaba que el paraíso debe ser algo así como esa terraza nocturna. Sin duda, mirándola, descubría en mí el deseo de estar sentado alrededor de una de esas redondas y blancas mesas, rodeado de aquellos a los que quiero y de otros que en vida no pude conocer. Mirar la oscuridad de lejos y recibir el calor sereno de la fachada principal del cielo.

No todo el mundo se acerca a la terraza. Hay transeúntes que caminan despacio por la empedrada y húmeda calle. Pasan de largo. Se dirigen, tal vez, a otros lugares donde recostar la cabeza. ¿Pero puede haber algún lugar más atrayente que esta feliz y llamativa terraza? Lo que está claro es que la terraza, igual que la salvación, está ahí, abierta, con todo dispuesto, con música ambiente y ambiente relajado… «opened» para todo aquel que decida sentarse y abandonar la fría noche de la ciudad. El camarero, servidor de todos en la terraza, no puede ni debe servir a aquellos que han decidido no participar del banquete luminoso de la noche estrellada.

El cielo también habla de Dios y las estrellas parecen marcarnos el camino. Son como esos hombres y mujeres que, cuando uno sale de noche de fiesta, le abordan en el camino para dirigirlos hacia el local al que representan. Estoy seguro de que los tristes peatones que caminan hacia la penumbra no han levantado su cabeza al cielo. Si la levantaran… ¡ay si la levantaran! ¡Descubrirían todo! ¡Darían la vuelta!

Yo quiero sentarme y tomarme un café para siempre en esa terraza. No quiero perdérmelo. Y no hay que estar muerto para ello. La decisión comienza hoy. Ha llegado la hora de ocupar mesa y de pedir la carta. ¡Camarero!

Un abrazo fraterno – @scasanovam

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
4
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
5
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
6
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco bendecido con un pequ...
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más