Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 18 abril |
Santa María de la Encarnación

Transformación veraniega

Amparo Latre Gorbe - publicado el 12/07/18

Mi benjamina lleva quince días en casa de la abuela, en la playa con sus primas pequeñas, y tengo la impresión, cuando hablo con ella cada mañana, de estar asistiendo a una especie de transformación.

Sara es tranquila, comedida, cuidadosa con lo que dice. Estos días sin embargo, me cuenta cómo le van las cosas gritando fascinada con todo lo que está haciendo.

«¡Hola mamá. Estoy muy bien!», me decía uno de estos días a un volumen que no me parecía ella.

En casa, es una niña que nos lo pone muy fácil, pero yo siempre tengo la duda de si será porque ella es así verdaderamente o si son las circunstancias las que la llevan a aceptar sin mucha resistencia que no siempre nos podemos quedar en el parque o que para poder atender las urgencias de los mayores hay tardes que le lleno la mesa de la cocina de acuarelas y la dejo sola rato y rato, sin poder prestarle mucha atención. Supongo que hay un poco de todo.

En algunas cosas es una pequeña demasiado mayor. Algo que lleva a su padre a repetir a  menudo: «cuanta sensatez en un cuerpo tan pequeño». A mí, sin embargo, me genera cierta inquietud que no tenga las pataletas propias de la edad o que se ponga a llorar simplemente por «tener ganas de portarse mal», como dice ella en medio del cuajo.

«¿Quieres saber lo que me ha pasado?», me decía ayer. «A Luna le duelen los dientes y me ha mordido, pero luego me ha dado muchos besos. Ayer me dio con el mando de la tele en la cabeza y hoy me ha mordido. Fíjate».

Luna es su prima pequeña, que vive demasiado lejos. Sara lleva todo el curso fantaseando con el mes de julio en el que iba a poder jugar con ella. Así que no hay mordisco o golpe que puedan arruinar estas semanas mágicas.

A los cinco años, en casa de la abuela, todo es una fiesta. Ir a pasear al perro, llevar la basura a reciclar o tender la ropa. Pero las cosas como son, teniendo la playa cerca, a esta edad no es necesario mucho más.

«¡Hemos visto una tela de araña en un ciprés, mamá!»

Este ha sido su último titular, que me ha recordado que poner al día su capacidad de asombro es una de las tareas más interesantes que un niño urbanita puede hacer en verano. Y por lo que veo mi benjamina está aprovechando cada minuto.

Sara ha pasado de hablar casi susurrando a gritar todo el tiempo. Supongo que la felicidad cuando es mucha, «se sale por los poros». Y esta es la situación de la peque de la casa, que después pasar un curso cediendo en muchas cuestiones para que podamos atender urgencias de mayor calibre está disfrutando a tope de «su momento». Y yo me alegro tanto…

Uno de mis propósitos a partir del mes de septiembre será lograr que grite de alegría también durante el curso. @amparolatre

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
JORDAN PETERSON
Benito Rodríguez
El encuentro con Dios de un psicólogo best-seller
4
SANTI MARATEA
Esteban Pittaro
Rafael Maratea: De la tragedia del aborto al máximo orgullo por e...
5
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
Ver más