Aleteia

Colegios

Jessica Polar | Life of Pix
Comparte
Es un tema que me queda un poco lejano, pero como me lo pide una buena amiga, me pongo a ello.

Ella es madre de dos niños pequeños y se ve en la tesitura de tener que escoger por primera vez colegio para sus hijos.

Igual que me sucedió a mí tiene la sensación de estar ante la primera gran decisión de su vida en relación a la educación de sus hijos. Cierto.

También me veo reflejada cuando la escucho hablar como si se tratase de algo irreversible y para toda la vida. Error.

Aunque uno tiende a pensar que su hijo terminará su etapa escolar en el mismo colegio en el que la inicie, con el tiempo observas que no tiene por qué ser así y que en el caso de tener que cambiar de centro, esto tampoco tiene por qué ser traumático. Conozco familias que han buscado colegios diferentes para cada hijo porque cada niño es un mundo y no todos tienen las mismas necesidades.

Así que, querida amiga, si dentro de unos meses sientes que te has equivocado, no pasa nada. El cambio es posible. Aunque pensar en ello ahora mismo te parezca un mundo.

Dicho esto, he aquí algunas claves que pueden ayudar a pensar con más claridad:

  • Es importante saber si nos interesa el modelo de escuela pública o religiosa, con todo lo que ello conlleva. Los principales valores añadidos que nosotros encontramos en la enseñanza religiosa, que es por la que hemos optado, son en primer lugar una educación religiosa, que está en sintonía con lo que vivimos en casa. En segundo lugar todas las actividades que se desarrollan más allá del horario estrictamente escolar. Este fin de semana, sin ir más lejos, nuestra mediana se ha ido de convivencia con todos los niños de 5º y 6º de Primaria de todos los colegios que la congregación tiene en España. Todas las actividades que organiza la pastoral del colegio suponen una riqueza enorme para los niños y las familias: convivencias, campamentos de verano, campañas de Navidad, celebraciones…
  • Otro aspecto relevante es el modelo que buscamos en cuanto a los idiomas. En los últimos años nos hemos vuelto todos un poco locos con este tema, sin darnos cuenta de que ésta fue nuestra batalla, pero no será la de nuestros hijos, que sin mucho esfuerzo tendrán mucho mejor nivel de inglés que nosotros. Sus carencias serán otras, pero no la de los idiomas. Con esto no le quiero quitar importante a los idiomas ni mucho menos, solo relativizar un poco la cuestión. Si el bilingüismo te parece interesante piensa que en menos que canta un gallo tu hijo habrá llegado a la Secundaria y estudiará Biología, Física y Química o Tecnología. Habrá muchos contenidos para los que tu hijo necesitará ayuda en casa y solo podrás prestársela si tienes nivel de inglés.
  • El trabajo y horario de los padres es más cambiante ahora que en la época de nuestros padres, que podían pasar la vida entera trabajando para la misma empresa. Quizás te dé tranquilidad estar en un centro con posibilidad para alargar la jornada, tanto por la mañana como por la tarde.
  • Cada día compruebo lo importante que es que familia y colegio vayan de la mano. Por eso, tener información sobre el funcionamiento de la Asociación de Padres también puede ser relevante. Hay asociaciones más activas que otras y tampoco todas tienen la misma actitud respecto a la actividad del centro. Creo que la única opción constructiva es la de colaborar con el colegio en todo lo que éste pida, sabiendo cuáles son las competencias de cada uno. En mi opinión una asociación que pretende interferir en las dicisiones que corresponden a la dirección del centro, genera nuevos problemas, en lugar de ayudar a resolverlos.
  • Conocer cómo es el ambiente de un colegio no es algo fácil cuando no se está en él, pero es posible preguntar a otros padres. Encontrarte con familias parecidas a las tuyas y con niños que viven en un entorno parecido al que conocen tus hijos es lo que hará en última instancia que te sientas como en casa.

Querida amiga, espero haberte ayudado en algo. Estás a punto de tomar una decisión importante, pero recuerda que no es irreversible y que no existe el colegio perfecto. En los próximos años habrá cursos más fáciles y otros menos, maestros con los que tienes más sintonía y otros con los que parece que no te entiendes. Dificultades que sientes que vais superando poco a poco y otras que acompañarán a tu hijo de por vida. Empieza una etapa apasionante para toda la familia. Cuanto más dispuestos estéis a implicaros en ella más la vais a disfrutar. ¡Ánimo! @amparolatre

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Top 10 Amparo Latre Gorbe
  1. Más leido
    |
    Más popular
Ver más