Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 23 mayo |
Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Sacerdote invidente: he ganado más almas para Dios, sin ojos

Sacerdote invidente

Mónica Muñoz

Pbro. José Humberto Negrete Lezo

Mónica Muñoz - publicado el 10/04/24

El padre José Humberto Negrete Lezo contó a Aleteia su experiencia como sacerdote invidente, compartiendo cómo ha impactado su vida y ministerio

De los cinco sentidos, la vista es el más apreciado por los seres humanos, pues nos permite disfrutar de la belleza de la creación de Dios; por eso, Aleteia platicó con el Pbro. José Humberto Negrete Lezo, sacerdote invidente debido a una enfermedad.

Siete años sin ver

El padre Humberto, originario de Irapuato, Guanajuato, en México, nació el cuatro de mayo de 1968. Se ordenó sacerdote el 27 de julio de 1996. Hace varios años enfermó de diabetes – que se fue complicando-, hasta el punto de afectarle el nervio óptico y perder la vista completamente. “La había venido perdiendo nueve años antes, y desde hace siete no tengo visión”, platica.

Sin embargo, su experiencia de vida lo ha enfocado más a la parte espiritual. “Me ha hecho más sensible con los que sufren, con los enfermos, con los que me piden escucharlos, con los que me piden un poco de mi tiempo. El tiempo es para ellos”, comenta, pues dentro de su limitación, va avanzando.

Una difícil pérdida

El sacerdote confiesa que al principio fue muy difícil, su actitud fue de enojo, de no querer someterse a la voluntad de Dios. “El tiempo es el que me ha venido sosegando, tranquilizando”, narra. “Poco a poco, no digo que ya he vencido esta actitud humana de desprecio al sufrimiento -destaca- pero hay que reconocer su sentido divino”.

Cuenta que, viendo fríamente su situación, y desde el punto de vista humano, su vida ha perdido sentido “porque uno se aísla, uno se siente a veces discriminado por los mismos hermanos sacerdotes, pero asumiéndolo desde una visión teológica, divina, esto es una ganancia”, dice convencido, “he ganado más almas para Dios, sin ojos, que con ojos”.

He ganado más almas para Dios, sin ojos”.

Rectoría del Señor Atado a la Columna Diócesis de Celaya
El padre Humberto durante la fiesta de su rectoría del Señor Atado a la Columna.

¿Cómo celebra la santa Misa?

A pesar de su discapacidad, está al frente de una rectoría y tampoco ha tenido impedimentos para celebrar la Misa. Tiene una asistente que se coloca junto a él durante la Eucaristía para leer en el Misal lo que él repite ante el micrófono. Además, el equipo de liturgia lee el Evangelio y él explica la homilía. Y aunque hay ministros que lo auxilian, también distribuye la comunión. “Mi discapacidad es visual, no motriz”, comenta con una sonrisa.

Ante el sufrimiento: llorar y encomendarse

Como humano, entiende que muchas personas atraviesan por el mismo sufrimiento que él. Para animar a estas personas, el padre dice que es muy difícil dar el paso de poder ver a no hacerlo. “De observar los colores, las personas, la vida cotidiana y de repente, no ver nada”, explica.

Y concluye expresando que “es una situación muy difícil. Vivan su duelo. Llórenle a sus ojos, a la pérdida de su vista, como si hubiesen perdido a un amigo o a un ser querido. Pero, después de eso, encomiéndense mucho a Dios. Un discapacitado, sin el Señor, no puede avanzar… no puede asimilar la grandeza del Señor, ahora, en la disminución corporal”.

Tags:
discapacidadsacerdotetestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.