Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 19 mayo |
Domingo de Pentecostés
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Quizá nunca has oído hablar de este título mariano

Ikona Matki Bożej na górze Athos w Grecji

Predrag Lukic | Shutterstock

Daniel Esparza - publicado el 05/04/24

El título griego de la Virgen, María Panagia Gorgoepikoos, "La que es rápida para oír", resuena con una profunda invitación a escuchar

Entre las ricas y variadas expresiones de la devoción mariana, el título griego Panagia Gorgoepikoos, “La que es pronta para oír”, resuena con una profunda invitación: la invitación a escuchar.

Es un recordatorio de que la actitud religiosa fundamental no reside en el discurso o la acción exterior, sino en la escucha profunda y receptiva. En un mundo impulsado por la visión, en el que las pantallas están omnipresentes, las Escrituras (tanto la Biblia hebrea como los Evangelios) animan a la gente a escuchar.

Tanto la exhortación hebrea “¡Shemá!” como la frase evangélica “El que tenga oídos para oír, que oiga” apuntan a la condición misma de la posibilidad de conocer lo divino: Invitan a los creyentes a escuchar, y a escuchar con atención.

La misma palabra “obediencia”, tan central en la vida religiosa, contiene la esencia de la escucha. Su raíz latina, ob-audire, significa simplemente eso: escuchar. La verdadera obediencia, por tanto, no consiste solo en cumplir o actuar.

María, la que escucha y acepta

Se trata de cultivar una profunda receptividad a lo divino, una disposición a dejarnos formar por una voz que va más allá de la nuestra.

La Panagia Gorgoepikoos encarna este arquetipo de la escucha. La tradición describe a María como una mujer profundamente en sintonía con lo divino; su “sí” en la Anunciación es un modelo de entrega al plan susurrado de Dios.

En las leyendas del icono milagroso de Gorgoepikoos, María suele responder con rapidez a las súplicas sentidas de monjes o marineros. No solo es rápida para escuchar, sino también para responder, demostrando que escuchar y actuar van de la mano.

MOUNT ATHOSE GRECE

El milagro

En el monasterio de Docheiariou, en el Monte Athos, reside un venerado icono de Panagia Gorgoepikoos. La leyenda cuenta que un mayordomo del refectorio, Neilos, se paseaba habitualmente junto al icono con una antorcha humeante. Un día, una voz le advirtió que no oscureciera la imagen. Al hacer caso omiso de la advertencia, el monje quedó ciego: no le hizo caso.

Arrepentido, Neilos rezó sin cesar ante el icono, suplicando perdón y curación. Sus plegarias fueron rápidamente escuchadas cuando una voz emanó de la imagen, devolviéndole la vista. La voz proclamó además a la Virgen María como “Gorgoepikoos“, prometiendo ayuda rápida a quienes buscaran su protección.

La noticia de este milagro se extendió por todo el Monte Athos, y el icono se convirtió en destino de peregrinación. El corredor se transformó en capilla, y un sacerdote-monje dedicado atiende ahora a los peregrinos que buscan la intercesión de la Virgen María.

Escucha rápida pero no precipitada

Ahora bien, la rapidez de respuesta de los Gorgoepikoos no debe confundirse con precipitación. La verdadera escucha no consiste solo en registrar los sonidos, sino en discernir las verdades más profundas que encierran.

La legendaria respuesta de María a la escasez de vino en Caná lo ilustra. Sus instrucciones a los sirvientes: “Hagan lo que él les diga”, no apuntan a una solución precipitada, sino a una obediencia contemplativa nacida de su atención.

En nuestra propia vida espiritual, Panagia Gorgoepikoos nos invita a cultivar un corazón mariano. Es una llamada a silenciar nuestras voces interiores, a acallar los miedos y las distracciones, y a aventurarnos en una escucha profunda.

Es en esta escucha donde podemos encontrar la voz divina que nos ofrece guía, sabiduría y la fuerza para responder de verdad, con nuestros oídos y nuestras acciones.

Tags:
devocionescuchavirgen maria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.