Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 21 abril |
Domingo del Buen Pastor
Aleteia logo
A Fondo
separateurCreated with Sketch.

¿Existe solución al creciente problema de trata de personas?

Indonesian human trafficking suspects

ZIKRI MAULANA | AFP

John Burger - publicado el 22/03/24

El representante del Vaticano en las Naciones Unidas presenta como modelo una alianza entre obispos y policías. Se llama el grupo de Santa Marta

La trata de personas se ha convertido en un negocio tan grande y lucrativo que los traficantes pueden ser muy creativos a la hora de ocultar sus huellas, según declaró recientemente el representante del Vaticano ante las Naciones Unidas.

Por ello, los que luchan contra el tráfico tienen que mejorar su juego.

De ahí el título de una reciente conferencia en la ONU: “Asociaciones innovadoras para poner fin a la trata de mujeres y niñas: el modelo del Grupo de Santa Marta”, que la Misión Permanente de Observación de la Santa Sede ante las Naciones Unidas organizó conjuntamente con la República de Filipinas y el Grupo de Santa Marta.

El Grupo de Santa Marta (SMG) es una alianza de jefes de policía y obispos de todo el mundo que trabajan con la sociedad civil para erradicar la trata de seres humanos.

El foro tuvo lugar al margen de la 68ª Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, que se celebra del 11 al 22 de marzo, y cuyo tema es “Acelerar el logro de la igualdad entre los géneros y la autonomía de todas las mujeres y niñas abordando la pobreza y reforzando las instituciones y la financiación con una perspectiva de género”.

El cardenal Vincent Nichols, arzobispo de Westminster, es presidente y director del SMG. Dirigiéndose al foro de la ONU, en un vídeo pregrabado, el cardenal Nichols dijo que su interés por el tema comenzó cuando conoció a una mujer del norte de Inglaterra que había sido víctima de la trata para prostituirse en Italia. Pero fue un “empujón del Papa Francisco” lo que le llevó a fundar el SMG en 2014.

“La trata de seres humanos es un mal grave que clama justicia”, dijo el arzobispo Gabriele Caccia, Observador Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas. “Millones de nuestros hermanos y hermanas en todo el mundo experimentan este terrible crimen, un crimen al que los pobres y los vulnerables están particularmente expuestos”.

Citó un “Informe mundial sobre la trata de personas” de 2022 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, según el cual las mujeres y las niñas representan aproximadamente el 60% de las víctimas detectadas, y tienen más probabilidades de sufrir violencia a manos de sus traficantes. También constituyen la gran mayoría de las víctimas de la trata con fines de explotación sexual, “una forma particularmente atroz de violencia con heridas físicas, mentales y espirituales a largo plazo”, dijo el arzobispo.

“No podemos alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres mientras algunas mujeres y niñas sean tratadas como objetos de usar y tirar”, afirmó Caccia.

Cómo ayuda la Iglesia

El arzobispo, originario de Milán, afirmó que la posición única de la Iglesia católica como institución “a la vez global en su alcance y profundamente local en su carácter significa que está bien situada para conectar a los actores de muchos sectores, incluidas las numerosas organizaciones religiosas que realizan un trabajo esencial sobre el terreno para identificar y apoyar a las víctimas”.

Kevin Hyland, antiguo jefe de la unidad de tráfico de seres humanos de Scotland Yard, es el director de estrategia del SMG. Afirmó que la trata ha empeorado en los últimos siete años, mientras que las intervenciones han permanecido estancadas o han disminuido. Según Hyland, en la actualidad unos 50 millones de personas son víctimas de la trata en todo el mundo, y el 99,98% de los delitos de trata pasan desapercibidos. Sin embargo, “solo una de cada ocho mil 700 víctimas verá justicia”, afirmó.

La hermana Abby Avelino, una hermana de Maryknoll que es coordinadora internacional de la organización contra la trata, Talitha Kum, dijo que para muchas personas atrapadas en zonas de conflicto no hay otra opción que recurrir a los traficantes para huir del hambre, la desesperación y las amenazas.

trata de personas

“Las mujeres, las niñas y los jóvenes están especialmente expuestos al riesgo de trata y explotación, y esto ocurre por muchas razones”, dijo la hermana Abby. “Los casos de matrimonios forzados y de explotación sexual de menores en línea no dejan de aumentar. Los traficantes reclutan cada vez más en línea, donde las generaciones más jóvenes tienen una fuerte presencia”.

Trabajan entre nosotros

Algunos ponentes del foro hicieron hincapié en que las víctimas de la trata trabajan en medio de la vida cotidiana de la gente. Hyland habló de mujeres y hombres explotados y maltratados en granjas del sur de Europa para la venta de fruta en grandes supermercados, y de una mujer que fue vendida tres veces y explotada como empleada doméstica en hogares acomodados del Reino Unido. En uno de esos hogares, dijo, fue “violada por el hombre de la casa cuando su mujer estaba fuera”.

Colm Noonan, Detective Jefe Superintendente de An Garda Síochána, el Servicio Nacional de Policía de Irlanda, que colabora con el SMG, dijo que él y sus colegas están viendo “explotación laboral … en cada pueblo, en cada ciudad, y está en cada ciudad”.

“En la última semana hemos investigado con éxito un caso de explotación laboral y las víctimas de la trata de seres humanos están trabajando en las empresas agroalimentarias, justo en nuestras comunidades”, dijo Noonan.

Parte del trabajo de la Policía Nacional Irlandesa consiste en sensibilizar a la población, dijo Noonan, “para intentar entrar en esas comunidades y preguntar a la gente: ¿Reconocen lo que está pasando? ¿Ven a personas que no forman parte de la comunidad, que entran y salen de su lugar de trabajo en autobús, que no son personas con las que podamos comunicarnos fácilmente, y cómo podemos apoyar a esas personas?”.

Dijo que hay víctimas de la trata en “el lavadero de coches al que van, el bar de uñas al que van, la cafetería a la que van”.

Un enfoque holístico

Hyland, de Scotland Yard, dijo que el SMG “aporta una asociación única entre líderes de la justicia penal, grupos religiosos, empresas, gobierno y sociedad civil”. Para combatir la trata, dijo, “necesitamos un nuevo enfoque… uno que reconozca que se trata de un delito grave con prevención integrada”.

“Ser ambicioso debe convertirse en la norma”, afirmó. “Como policía, recuerdo que me dijeron que nunca podría incautar bienes de delincuentes en Tailandia -hasta que lo hice-. O que no se podían imponer sanciones internacionales a los traficantes libios… hasta que se impusieron. El Estado y sus agencias tienen que introducir estrategias que hagan casi imposible traficar con personas, y si lo haces, te enfrentarás a la casi certeza de ser procesado”.

Hyland esbozó los “pilares prioritarios” de Santa Marta, el primero de los cuales se centraba en las finanzas. Los gobiernos y las empresas deben estar más atentos para asegurarse de que, cuando otorgan contratos o suscriben acuerdos, no financian inadvertidamente a los traficantes criminales.

Además, dijo, los organismos encargados de hacer cumplir la ley deben centrarse en los beneficios ilícitos para eliminar el incentivo. Esto se aplica no solo a los traficantes, sino también a quienes se benefician de la trata, incluso sin saberlo o por “ceguera deliberada”, como los propietarios de inmuebles en los que se cometen delitos de trata con fines sexuales.

“Si se gana dinero con la trata de seres humanos o la esclavitud moderna, aunque sea sin saberlo, tiene que haber una noción de que se pierde”, dijo Hyland.

También instó a regular y vigilar Internet y las “transacciones en la autopista virtual”.

“Si los pedófilos, traficantes, estafadores o cualquier otro delincuente grave vendieran sus mercancías en las calles, tiendas y carreteras de Estados Unidos, serían perseguidos y llevados ante la justicia”, razonó. “Las empresas tecnológicas, digitales y de medios sociales tienen la tecnología y la capacidad para hacer mucho más en prevención”.

Además, es importante que los responsables políticos y las fuerzas del orden se den cuenta de que la trata de seres humanos y la esclavitud moderna desestabilizan las economías, la seguridad nacional y la seguridad de las comunidades. La trata se utiliza, por ejemplo, para financiar grupos terroristas. Los traficantes reclutan a niños soldados, y el tráfico de órganos humanos va en aumento.

“La inteligencia nacional y los organismos internacionales de recopilación de información tienen un papel que desempeñar en la lucha contra este delito”, concluyó, sugiriendo que se obligue a las compañías aéreas a notificar a las fuerzas del orden la existencia de señales de alarma, como múltiples vuelos de ida de mujeres y niñas que utilicen la misma dirección IP o la misma tarjeta de pago.

Mayor financiación

Por último, Hyland instó a destinar más fondos a la lucha contra la trata de personas, afirmando que los países miembros del G20 deben invertir colectivamente 30 mil millones de dólares anuales en la lucha contra la trata de personas y la esclavitud moderna para el año 2030.

“Esto puede parecer una suma increíble, pero es solo una fracción de los 150 mil millones de dólares de beneficios que obtienen los delincuentes”, afirmó.

Abby Jae Wilhelm es abogada y Asesora Superior de Políticas de Hogan Lovells, un bufete internacional de derecho mercantil que ha apoyado al SMG y a otras organizaciones contra la trata de personas. Dijo que a través de su trabajo pro-bono en este campo durante los últimos 15 años, la firma ha aprendido tres lecciones clave: interrupción, confiscación y reparación.

“La búsqueda de condenas por trata es primordial, pero no es un fin en sí mismo”, dijo Wilhelm. “La justicia para los supervivientes exige desbaratar el negocio del comercio de seres humanos”.

Además, “los autores deben rendir cuentas mediante la confiscación del producto del delito que generan por su participación en este comercio”, explicó. “Esto requiere que las fuerzas del orden lleven a cabo investigaciones financieras sistemáticas de los autores. Esto significa inevitablemente que debe haber una mejor colaboración transfronteriza y una mayor inversión en equipos de investigación financiera de las fuerzas del orden. Y eso, por supuesto, es competencia del gobierno”.

Por último, Hogan Lovells ha llegado a apreciar que la reparación de las supervivientes de la trata es “fundamental para recuperar su sentido de la dignidad y evitar que vuelvan a ser víctimas de la trata”, dijo.

Eso importa, dijo Wilhelm, porque de lo contrario “estamos permitiendo aún más la financiación de la delincuencia organizada”.

Tags:
santa sedetrata de personasviolencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.