Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 16 abril |
Santa Bernardita Soubirois
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

De lector a lector: los mejores consejos de oración de nuestra audiencia

Christian family praying together

Doidam 10 | Shutterstock

Redacción de Aleteia - publicado el 07/03/24

"La oración es un medio privilegiado de relación y comunicación con Dios", comentó con mucho acierto uno de nuestros lectores. Si sientes que necesitas un poco de ayuda, aquí tienes algunos consejos de oración de nuestra audiencia

Ayudarnos mutuamente es parte de ser comunidad. En Aleteia estamos convencidos de que nuestra audiencia también es una comunidad, y sabemos que, de lector a lector, podemos compartir nuestros mejores consejos de oración.

Por ello, en nuestras redes sociales pedimos que compartieran sus recomendaciones para orar más y mejor en este año de la oración. Aquí te compartimos algunas de las respuestas. ¡Esperamos que te ayuden en tu vida espiritual! No olvides compartir tus propios consejos en la sección de comentarios que aparece al final de este artículo.

1
prepara tu corazón

Nuestro mundo avanza con una velocidad que es imposible de alcanzar. Eso nos representa un reto: en el ruido e inmediatez es imposible hablar y escuchar a Dios. Por eso, prepara tu corazón para el encuentro.

“Haz silencio, serena tu corazón, hazte consciente de ante quien estás: ¡Dios! Invoca al Espíritu Santo”.

“Primero reconoce que necesitamos de Dios en nuestra vida, aférrate solo a Él”.

“Buscar un espacio donde se pueda estar tranquilo. Tomar una posición cómoda que permita relajarse, aunque no al grado de dormir, si no de encontrar la paz”.

Y una vez que estés listo, si las palabras no salen, siempre puedes decirle esto que sugiere uno de nuestros lectores: “Señor Dios, Padre y creador de todas las cosas, no sé orar, pero tú sí conoces de sobra mis necesidades”.

2
Todo es paso a paso

Todo lo grande está construido de cosas pequeñas; con la oración sucede lo mismo; no te plantees metas inalcanzables que te lleven al desánimo. Empieza de a poco y deja que el Espíritu se encargue de lo demás.

“Reza las letanías y jaculatorias que nos enseñaron nuestros padres y la Iglesia”

“Visita al Santísimo 15 minutos la primera semana”

 “Rezar un denario; poco a poco se rezará el rosario completo y sentirás a Jesús”

3
lectura y formación

oración

Leer las Sagradas Escrituras o los consejos de los santos -incluso tomar talleres- puede darnos las herramientas que necesitamos.

“Yo recomiendo leer la biblia, ahí encontrarás las palabras que sientes en el corazón pero no sabes expresar”.

“Leer los salmos por que son inspiradores”.

“Toma el curso de Talleres de Oración y Vida (TOV) del Padre Larrañaga, una excelente opción para empezar una vida de oración”. 

4
Es un encuentro de amistad

Santa Teresa de Jesús decía que orar es “tratar de amistad estando a solas muchas veces con quien sabemos nos ama”. Quizá dé menos miedo acercarse a Él si sabes que es un amigo que te recibirá con gusto.

“Es abrir el corazón para dejarse amar; y más que fórmulas escritas, abrir el corazón para expresar nuestros sentimientos y necesidades y nunca dejar de ser agradecidos”.

Comienza una conversación: “como cuando te sientas con tu mejor amigo o amiga a hablar y le cuentas de todo un poco”.

“No estar al pendiente del reloj puesto que lo que importa no es cuánto oramos, si no con qué disposición y amor la hacemos”.

5
Adóralo siempre

Si verdaderamente estuviéramos conscientes de que Cristo está presente en la Eucaristía nunca perderíamos la oportunidad de arrodillarnos ante Él y orar un poco.

“Si vas al santísimo y no sabes que decir, comienza por contemplar a Jesús, dile que quieres conocerlo, y que aunque no lo sientas ( en un principio) crees en su palabra”.

“Alaba a Dios y pide perdón por las faltas”.

“Yo recomiendo la contemplación, es otra manera de abandonarse a la oración intensa”

6
A jesús por maría

Mary Jesus black

Cristo nos regaló a su madre, y no hay mejor camino para llegar a Él que María. Confía en que nadie será mejor intercesora que ella.

“Ponerse en manos de Maria, nuestra Madre del Cielo, porque no hay mejor Maestra que Ella. Ella enseñó a rezar a Jesús y sin duda lo hizo inspirada por el Espíritu Santo”. 

“No hay mejor camino para llegar a Jesús que ella; ni mejor camino para llegar a Dios Padre, que Jesús”.

“El Rosario es una oración muy fuerte que ayuda a tener paz en el corazón, aleja los pleitos y nos ayuda a conocer más a Dios Padre, Dios hijo y Dios Espíritu Santo”.

7
Un gran final

Todo buen libro, concierto, película o encuentro con nuestras amistades tiene un buen final. ¡Que tu oración también lo tenga!

“Al final, no te olvides de permanecer un momento en silencio”.

“Al finalizar, dar las gracias a Dios por el momento con él y pedirle la gracia de ser constantes en la oración”.

“Anota lo que resonó en tu corazón en esos momentos. Dale gracias y volvé al día siguiente, o en cuanto puedas”.

“Y sigue con las obras de caridad y las obligaciones de cada día”.

El tip extra de un lector a otro lector:

“No hay que desesperarse, no esperemos un milagro, no pienses que orando estarás libre de problemas. El acercarnos a Dios nos ayuda a estar fortalecidos y atravesar los problemas de manera distinta a que si estuviéramos lejos de Dios”.

Tags:
comunicacionconsejosoración
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.