Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 25 febrero |
Santo Toribio Romo, mártir
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

La Cuaresma nos cuestiona lo que atesoramos en la vida

Kobieta z kubkiem kawy wpatruje się w mglisty poranek we wschodzące słońce

fizkes | Shutterstock

Philip Kosloski - publicado el 09/02/24

Jesús nos da el siguiente lema para vivir durante la Cuaresma: "Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón"

La Cuaresma es un tiempo único en el calendario de la Iglesia que se centra en el desapego de las cosas de este mundo. Como Jesús se fue al desierto a rezar, así nos vamos nosotros al desierto a reflexionar sobre nuestras vidas y el estado de nuestras almas.

En particular, san Juan Pablo II comentó en su mensaje para la Cuaresma de 1980 que la Cuaresma es un tiempo para examinar los «tesoros» de nuestras vidas:

«El espíritu de penitencia y su práctica nos impulsan a desprendernos sinceramente de nuestras posesiones innecesarias, e incluso a veces de las necesarias, que nos impiden ‘ser’ realmente como Dios quiere que seamos: ‘Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón’. ¿Está nuestro corazón apegado a la riqueza material, al poder sobre los demás, a formas sutiles de dominar? Si es así, necesitamos a Cristo, el Liberador pascual, que, si lo deseamos, puede liberarnos de todas las ataduras del pecado que nos atenazan».

Tesoro

Deshacernos de los falsos tesoros

San Juan Pablo II continúa desafiándonos no solo a identificar los falsos tesoros a los que nos aferramos, sino también a deshacernos de ellos:

«Preparémonos para dejarnos enriquecer por la gracia de la Resurrección, despojándonos de todos los falsos tesoros: los bienes materiales que no necesitamos son a menudo las condiciones mismas de la supervivencia de millones de seres humanos. Asimismo, además de su mera subsistencia, cientos de millones de personas esperan que les ayudemos a dotarse de los medios necesarios tanto para su plena promoción humana como para el desarrollo económico y cultural de sus países».

De este modo, podemos purificar nuestros corazones mediante el desprendimiento y la caridad. Podemos regalar nuestros tesoros para que otros prosperen.

Al entrar en la Cuaresma, preguntémonos qué es lo que verdaderamente atesoramos en la vida y tratemos de desprendernos de todo lo que pueda alejarnos de Dios.

Tags:
cuaresmaJesúsJuan Pablo II
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.