Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 03 marzo |
Beata Concepción Cabrera de Armida
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Tipos de sufrimiento en las familias y cómo sanarlos

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
familia

HTWE | Shutterstock

Yohana Rodríguez - publicado el 27/01/24

Tu familia podría vivir alguno de estos dolores que pueden alejarlos del plan divino de Dios. Lee estos puntos que te ayudarán a fortalecer la unión familiar

Las familias viven con las consecuencias del pecado original, cargan con el peso del pecado y lo que esto implica, por lo que podemos ver heridas notorias. 

Thomas J. Olmsted -obispo emérito de Phoenix, Arizona- menciona en el libro Complete my Joy cuáles son los tipos de sufrimientos en las familias y cómo podemos sanarlos a través de la gracia de Cristo. 

Monseñor menciona que los sufrimientos más comunes, provenientes del pecado original: son infertilidad, discapacidad y muerte. Estos tres sufrimientos causan un dolor tan fuerte en las familias que, si no se cuenta con una base cristiana, puede derrumbar el entorno familiar. 

Sobre todo, el obispo hace una mención especial en el hecho de que actualmente hay una cultura de la muerte que puede causar demasiado dolor para los matrimonios que buscan seguir lo que dice la Iglesia; la cual se refleja de la siguiente manera:

1
aborto y eutanasia

Han sido promovidos en las últimas décadas como una «solución» ante el sufrimiento, cuando en realidad es parte de la mentalidad anticonceptiva que busca frenar la creación de familias y el amor.

2
Violencia

La violencia ha ido creciendo con el tiempo. El aumento de inseguridad puede generar rechazo al prójimo, indiferencia y temor.

3
Materialismo

La sociedad prioriza los objetos materiales, la obsolescencia se vuelve cotidianidad y se busca estar siempre en tendencia.

4
Pornografía y liberación sexual

Actualmente, los sitios que son perjudiciales para la persona son más accesibles que nunca. Sus contenidos cosifican a los participantes y envenenan el pensamiento del espectador.

5
Identidad y orientación sexual 

Los movimientos políticos están promoviendo ideas que atentan contra la esencia de la persona. Se ha buscado confundir a los niños con ideas de la ideología de género.

6
El uso excesivo de la tecnología

Los integrantes de la familia dan más peso a lo que encuentran en los dispositivos móviles, ya que estos pueden ser adictivos y causar la pérdida de habilidad social.

La receta para defenderse del dolor y mantenerse unidos

Rodzina

Estos sufrimientos pueden hacer que los integrantes de la familia caigan en un sentimiento de abandono que los lleva a identificarse con lo que mencionó Jesús: «Padre, padre, ¿por qué me has abandonado?» (Mt 27, 46). Sin embargo, la realidad es que Dios está siempre presente, incluso en los momentos donde sentimos soledad (véase Is 41, 10-13).

El obispo señala que para que una familia supere estos dolores, pero sobre todo, se defienda de ellos, se pueden seguir estos pasos que ayudarán a mantener la familia unida:

1
Perdonar 

Es una tarea clave para remediar las heridas. No es un sentimiento, es una decisión. En tu oración puedes pedir que el Señor te permita perdonar al tiempo de Dios.

2
Recordar que Dios tiene un plan divino

El Señor te concedió tener una familia por un propósito específico. Cada hijo debe expresar ese amor que solo viene de Dios; un amor que ama y ayuda al prójimo.

3
El sufrimiento debe estar unido a la cruz

Nosotros, como católicos, no huimos de la cruz, sino que la abrazamos para acompañar a Cristo y entregarle nuestros dolores. Él nos dará el consuelo que necesitamos.

4
Asistir a los sacramentos

Confesarnos y recibir la Eucaristía puede ayudarnos a ser más receptivos al sufrimiento que no comprendemos pero que nos santificará.

5
Consejeros católicos

Es importante dejarse guiar por familias que sean ejemplo para nosotros, así como de religiosos que nos pueden ayudar a tomar decisiones que ayuden a fortalecer el lazo espiritual.

El ejemplo de Luis y Celia Martín

Los padres de santa Teresita del niño Jesús son un gran ejemplo de hacer de un sufrimiento familiar un milagro precioso. Ambos tuvieron deseos de ser religiosos y, después de no poder hacerlo, tuvieron cinco hijas que decidieron ser monjas.

Louis et Zélie Martin, et leurs cinq filles

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

2.

Publicidad limitada

3.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
familiasufrimiento
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.