Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 05 marzo |
San Juan José de la Cruz
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Cómo Dios llamó silenciosamente a Martin Luther King, Jr.

Przemowa Marcina Luthera Kinga

akg-images/EAST NEWS

#image_title

Theresa Civantos Barber - publicado el 15/01/24

Casi una década antes de morir, King compartió su "historia vocacional". Su respuesta a la llamada de Dios muestra cómo puede ser la entrada en una vocación

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

Mientras dedicamos tiempo a celebrar el legado del Dr. Martin Luther King, Jr. el 15 de enero, es inspirador aprender un poco más sobre la fuente de su coraje y fortaleza, que fue su fe en Jesús.

King no puede entenderse al margen de su fe cristiana. Como ministro religioso criado en una familia de ministros religiosos, King fue profundamente moldeado por las palabras de la Biblia y las tradiciones de la iglesia negra de Estados Unidos. Como dijo un profesor: «Fue un hombre de iglesia de principio a fin».

No mucha gente sabe que King se planteó ser médico y luego abogado antes de responder finalmente a la llamada que sintió de Dios para convertirse en ministro. La forma en que respondió a esa llamada ofrece una visión fascinante de cómo puede ser el inicio de una vocación.

Ni zarza ardiente ni luz cegadora

Casi una década antes de morir, compartió su «historia vocacional» con Joan Thatcher, directora de publicidad de la Convención Bautista Americana. En su petición de escuchar su historia, Thatcher señaló: «Al parecer, muchos de nuestros jóvenes siguen pensando que, a menos que vean una zarza ardiente o una luz cegadora en el camino de Damasco, no han sido llamados».

En cambio, la llamada de King fue algo lento pero insistente. Aunque creció, como él mismo dijo, «hijo de un predicador bautista, nieto de un predicador bautista y bisnieto de un predicador bautista», no era una conclusión inevitable que él también tomaría el paño.

Escribió, en su declaración a Thatcher, lo siguiente:

Mi llamada al ministerio no fue ni dramática ni espectacular. No se produjo por una visión milagrosa ni por una experiencia de luz cegadora en el camino de la vida. Además, no fue una realización repentina. Fue más bien la respuesta a un impulso interior que me fue invadiendo poco a poco. Este impulso se expresaba en un deseo de servir a Dios y a la humanidad, y en la sensación de que mi talento y mi compromiso podían expresarse mejor a través del ministerio.

«Un impulso imperecedero»

Aunque veía muchas cosas buenas en las funciones de médico o abogado, no podía deshacerse del sentimiento de que Dios quería que sirviera como ministro bautista:

Al principio, planeé ser médico; luego, desvié mi atención en dirección al derecho. Pero al pasar por las etapas de preparación de estas dos profesiones, seguía sintiendo dentro de mí ese impulso imperecedero de servir a Dios y a la humanidad a través del ministerio.

Por fin, llegó a una poderosa y sorprendente conclusión: Si no respondía a la llamada que Dios le hacía, se sentiría cada vez más frustrado. Esta toma de conciencia le llevó a «aceptar el reto» que creía que Dios quería de él. Dijo:

Durante mi último año en la universidad, finalmente decidí aceptar el reto de entrar en el ministerio. Me di cuenta de que Dios había puesto una responsabilidad sobre mis hombros y cuanto más intentaba escapar de ella, más frustrado me sentía.

Pocos meses después de predicar mi primer sermón, ingresé en el seminario teológico. Este es, en resumen, el relato de mi llamada y mi peregrinación al ministerio.

Una insistencia silenciosa y lenta

Hay algo increíblemente sencillo en su historia, que carece de relámpagos o de grandes momentos de sorpresa. Sin embargo, esta insistencia silenciosa y lenta es a menudo exactamente la forma en que Dios llama.

Una voz en lo más profundo de nuestro corazón nos habla de algo que está fuera de nuestra experiencia actual, y es respondiendo a esta llamada con valentía como empezamos a vivir libre y profundamente la vida que Dios desea para nosotros.

Mientras honramos la vida y el legado de King, que ante todo fue un predicador de la Buena Nueva de Jesucristo, ojalá encontremos inspiración para responder a la llamada que Dios ha hecho a nuestros corazones.

Tags:
Martin Luther Kingvocacion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.