Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 04 marzo |
San Casimiro
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Las «promesas» del diablo que rechazamos en el bautismo

NIEMOWLĘ

t.max | Shutterstock

Philip Kosloski - publicado el 11/01/24

Las "promesas vacías" o "pompas" del diablo que rechazamos en el bautismo abarcan toda una visión del mundo que se opone a una vida cristiana gozosa

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

El bautismo es el renacimiento del ser humano a la vida de Dios. Y el demonio ofrece tentaciones que resultan difíciles de evadir, por eso, cuando los padrinos (o el catecúmeno que va a ser bautizado) recitan sus promesas bautismales, afirman y rechazan una serie de afirmaciones.

En particular, se les pide que rechacen a Satanás, todas sus obras y todas sus promesas vacías.

La palabra latina utilizada en la última pregunta se traduce a veces como «pompas», que el diccionario de la Real Academia Española define así: «Acompañamiento suntuoso, numeroso y de gran aparato, que se hace en una función, ya sea de regocijo o fúnebre», refiriéndose, entonces, a la vanidad y la grandeza exageradas.

¿Qué es eso?

El Papa Benedicto XVI ofreció su propio comentario sobre esta palabra en una homilía de 2006, en la fiesta del Bautismo del Señor:

«En la Iglesia antigua estos ‘noes’ se resumían en una frase fácil de entender para la gente de entonces: se renunciaba, decían, a la ‘pompa diabuli‘, es decir, a la promesa de vida en abundancia, a esa vida aparente que parecía provenir del mundo pagano, de su permisividad, de su modo de vivir a su antojo».

Rechazar las «pompas» del diablo significaba mucho y resumía toda una visión del mundo opuesta a un modo de vida cristiano.

«Por tanto, era un ‘no’ a una cultura de lo que parecía abundancia de vida, a lo que en realidad era una ‘anticultura’ de la muerte. Era ‘no’ a esos espectáculos en los que la muerte, crueldad y violencia se habían convertido en un entretenimiento:

Recordemos lo que se organizaba en el Coliseo o aquí, en los jardines de Nerón, donde se prendía fuego a la gente como antorchas vivientes. La crueldad y la violencia se habían convertido en una forma de diversión, una verdadera perversión de la alegría, del verdadero sentido de la vida.

Esta pompa diabuli, esta ‘anticultura’ de la muerte era una corrupción de la alegría, era el amor al engaño y al fraude y el abuso del cuerpo como mercancía y como comercio».

Baptism in the Sistine Chapel – es

Ls «pompas» en la actualidad

En la cultura actual, estas «pompas» siguen ahí y requieren un firme rechazo por parte de todo cristiano:

«Es una ‘anticultura’ que se manifiesta, por ejemplo, en la droga, en la huida de la realidad hacia lo ilusorio, hacia una falsa felicidad que se expresa en el engaño, el fraude, la injusticia y el desprecio por los demás, por la solidaridad y por la responsabilidad ante los pobres y los que sufren; se expresa en una sexualidad que se convierte en puro goce irresponsable, que hace de la persona humana una ‘cosa’, por así decirlo, que ya no se considera una persona que merece un amor personal que exige fidelidad, sino que se convierte en una mercancía, en un mero objeto».

Que la próxima vez que renovemos nuestras promesas bautismales rechacemos de verdad las «promesas vacías» del diablo y su cultura de muerte.

Tags:
bautismosacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.