Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 03 marzo |
Beata Concepción Cabrera de Armida
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Ataque a una parroquia en Gaza: «Esto agrava una situación ya de por sí dramática»

Nuns in front of Holy Family Church, Gaza City

Anas-Mohammed | Shutterstock

Manuella Affejee - publicado el 19/12/23

La única parroquia católica del enclave palestino no se ha librado de los combates. El sábado 16 de diciembre, dos mujeres fueron "asesinadas a sangre fría" por francotiradores del ejército israelí. "Frente al mal que se desata, debemos considerar siempre el bien supremo: la vida eterna", declaró a Aleteia el padre Gabriel Romanelli, párroco de la parroquia católica de La Sainte-Famille de Gaza.

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

Situado en el corazón de la ciudad de Gaza, el complejo parroquial de la Sagrada Familia -que incluye la iglesia, varios locales y el convento de las Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa– fue blanco de francotiradores del ejército israelí el sábado 16 de diciembre. Dos mujeres, una madre y su hija, perdieron la vida. El Papa Francisco volvió a condenar enérgicamente el incidente durante el Ángelus del domingo. «Algunos dicen: ‘Esto es terrorismo, esto es guerra’. Sí, es guerra, es terrorismo», dijo, denunciando las justificaciones dadas para el asalto israelí a Gaza tras el ataque de Hamás el 7 de octubre.

La parroquia de la Sagrada Familia se convirtió en un punto de encuentro desde el comienzo de la guerra entre Israel y Hamás. Los cerca de 150 fieles católicos de la zona encontraron rápidamente refugio allí tras ver sus casas destruidas por los ataques israelíes. A ellos se unieron otras familias cristianas ortodoxas. Más de 600 personas viven actualmente allí y se niegan a marcharse, a pesar de los constantes combates a su alrededor y de las órdenes del Tsahal de regresar al sur del enclave.

«Este atentado es incomprensible porque nuestra parroquia figura como lugar de culto desde el comienzo de la guerra. En cualquier caso, empeora una situación que ya era dramática», declaró a Aleteia el padre Gabriel Romanelli, misionero argentino que es el párroco. No se encontraba en Gaza en el momento de los ataques de Hamás contra Israel (7 de octubre) y del estallido de la guerra, por lo que no pudo regresar con su rebaño. Atascado en Jerusalén, está en contacto permanente con su vicario local y con las monjas y fieles de su pequeña y sufrida comunidad.

Aleteia: ¿Qué información tiene sobre el atentado del sábado?

Padre Gabriel Romanelli: Ocurrió hacia el mediodía. Un francotirador israelí disparó a dos feligreses, Naheda y Samar, cuando se dirigían al convento de las Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa. Las mataron a sangre fría, dentro de nuestras instalaciones, cuando no había beligerantes presentes. Otras siete personas resultaron heridas de bala cuando intentaban proteger a los que estaban dentro de la parroquia. El ejército no avisó.

Las 54 personas discapacitadas que viven allí han tenido que ser trasladadas, y algunas se han quedado sin los respiradores que necesitan para sobrevivir.

Esta mañana, un tanque israelí ha disparado cohetes contra el convento de las hermanas de la Madre Teresa, destruyendo un generador eléctrico y dañando la casa. Hubo que trasladar a las 54 personas discapacitadas que vivían allí, algunas de las cuales carecen de los respiradores que necesitan para sobrevivir. Otros bombardeos destruyeron paneles solares y depósitos de agua que toda la comunidad necesita… Este ataque es incomprensible porque nuestra parroquia está señalizada como lugar de culto desde el comienzo de la guerra. En cualquier caso, empeora una situación que ya era dramática.

¿Qué puede decirnos de los dos feligreses que perdieron la vida?

Las conocíamos muy bien; eran miembros importantes y activos de la parroquia. Naheda Anton (Um Emad) era madre de siete hijos, casi todos casados, y abuela de una veintena de nietos. Samar era una de sus hijas. También era la cocinera de las hermanas de la Madre Teresa y nos ayudaba mucho en la parroquia, sobre todo con la Legión de María. Siempre fue servicial, discreta y muy devota. Se la puede ver en casi todas las fotos de la parroquia, y estaba presente en todas las celebraciones y rezos del rosario. Es una gran pena.

En este contexto de violencia y angustia, ¿qué significado tienen el Adviento y la celebración del nacimiento del Señor para los cristianos de Gaza?

Tengo 28 años de experiencia misionera en Oriente Próximo y puedo decirles que aquí la gente cree en Dios, ¡incluso los que se dicen ateos! Y tal vez sea porque ésta es Tierra Santa. La tierra donde Dios se manifestó, desde los tiempos del Antiguo Testamento, la tierra de la Encarnación. Dios recorrió estos caminos, y aquí murió y resucitó. La Iglesia que fundó nació aquí. Todo ello ha dejado una huella especial.

En este contexto de guerra, el Adviento adquiere un significado muy espiritual. Nos invita a elevar nuestras almas, a mirar al Cielo en busca de la salvación y la paz que se anunciaron la tarde del nacimiento del Señor.

Por eso, nuestra pequeña comunidad es muy religiosa, ferviente, apegada a la Virgen María y a la celebración de los sacramentos. Y hoy, en este contexto de guerra, el Adviento tiene un sentido muy espiritual. Nos invita a elevar nuestras almas, a mirar al Cielo en busca de la salvación y la paz que fueron proclamadas la tarde del nacimiento del Señor. Rezamos para que esta paz se dé en el mundo, especialmente en Gaza, para que finalmente se declare un alto el fuego, para que la guerra llegue a su fin. Por supuesto, no es fácil, porque nuestros fieles están agotados y angustiados. Pero se mantienen firmes.

Por ejemplo, los feligreses heridos el sábado volvieron a Misa al día siguiente y comulgaron. Esto no significa que sean santos o perfectos. Sí significa que son hombres y mujeres de fe, que desean la santidad y saben que, para alcanzarla, hay que rezar, perdonar, ser perdonado, recibir los sacramentos y vivir lo que nos toca vivir. Y el Señor les ha permitido estar, hoy, en el calvario de la guerra.

¿Seguirá celebrándose la Misa de Navidad?

Por supuesto que sí. Se celebrará antes, si Dios quiere, y sin las festividades que suelen acompañarla.

¿Qué mensaje le gustaría transmitir hoy a los cristianos que lean esto?

Frente al mal que se desencadena, debemos considerar siempre el Bien supremo: la vida eterna. Aunque este tiempo de Adviento esté marcado por el sufrimiento en muchas partes del mundo, no debemos ceder a la tristeza, ¡al contrario! Pongamos orden en nuestras vidas, arrepintámonos de nuestras faltas, practiquemos la caridad y recemos mucho. Y preguntémonos cada uno: ¿cuánto tiempo dedico a difundir el Evangelio, a proclamar la Verdad? ¿Cuánto tiempo dedico a los demás? Es terrible ver hasta qué punto los ancianos, los discapacitados y los niños están abandonados en la sociedad actual. ¿Qué hago por estas personas?

Nuestros jóvenes de Gaza, algunos de los cuales resultaron heridos el sábado, son muy activos en nuestra parroquia: uno de ellos es jefe de los scouts, otro se encarga de los monaguillos… Desde el comienzo de la guerra, han formado pequeños comités para ocuparse de la vigilancia y la seguridad del complejo parroquial, de los niños, de los discapacitados, etc. Nos están dando ejemplo. Nos están dando ejemplo.

Tags:
guerratierra santa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.