Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 05 marzo |
San Juan José de la Cruz
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Cómo ayudar a tu hijo a prepararse para su primera confesión

CONFESSION-ENFANT

Pascal Deloche I GODONG

Cecilia Pigg - publicado el 22/11/23

Adquirir el hábito del examen de conciencia, ensayar el proceso de confesión, crear una maravillosa tradición en torno a este sacramento... Son solo algunas de las ideas que puedes utilizar para preparar a tu hijo para su primera confesión

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

¿Recuerdas la primera vez que te confesaste? ¿Recuerdas que examinaste tu conciencia y tal vez te costó encontrar pecados que confesar? Quizá durante tu primera confesión encontraste solo uno o dos, y alguno de ellos era algo así: «Padre, una noche no me lavé los dientes».

Fue una experiencia positiva, y con los años has llegado a amar este sacramento y no puedes vivir sin él. Hoy estás feliz de poder compartir este don con tus hijos y ayudarles a prepararse para su primera confesión. Aquí tienes algunas ideas para animar a tus hijos a confesarse.

shutterstock_1710478303.jpg

1
HAZ EXAMEN DE CONCIENCIA CON REGULARIDAD

Intenta familiarizar a tu hijo con el ejercicio del autoexamen. Por la noche, leean en familia una guía para la confesión. Después, concede a cada uno unos minutos para reflexionar sobre cómo ha vivido el día. Esto les permitirá reflexionar y comprender que tal o cual acción es un pecado que puede herir a Dios y al prójimo.

De este modo, los niños que tengan que prepararse para su primera confesión se sentirán menos presionados y verán que sus padres y hermanos mayores también piensan en estas cuestiones.

2
REPETICIÓN

Es una buena idea explicar a tu hijo el proceso de confesión para que se sienta más seguro. Comienza con la señal de la cruz, recordándole lo que dirá el sacerdote y lo que tendrá que responder.

Recen juntos el Acto de Contrición. Sin embargo, dile que no nombre sus pecados, recordándole la importancia del secreto de confesión: solo el sacerdote puede oírlos y no los repetirá a nadie.

3
FAMILIARIZARse CON EL LUGAR

Lleva a tu hijo a la parroquia donde pronto recibirá el sacramento de la reconciliación, o incluso al confesionario si es allí donde los sacerdotes reciben a los penitentes. Así, el gran día, no se sentirá un extraño y no tendrá miedo. Si además te ve confesándote con el sacerdote, hará que el sacramento sea más accesible.

4
CREAR UNA TRADICIÓN FAMILIAR

Piense en crear una tradición familiar en torno a la confesión. Por ejemplo, podrían ir todos juntos en familia una vez al mes, seguido de una agradable salida al cine, al teatro o a un restaurante. Si, desde una edad temprana, crea una asociación positiva con este sacramento, puede ayudar a su hijo a volver a él felizmente cuando sea adulto.

Cada familia y cada niño son diferentes, así que tenga en cuenta la dinámica familiar y la personalidad específica de su hijo a la hora de ayudarle a prepararse. Pero recuerda que la gracia de Dios es mucho más poderosa que cualquier preparación que le des a tu hijo. Así que, Espíritu Santo, ven e ilumina y guía a nuestros hijos durante su primer

Tags:
confesiónfamilia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.