Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 23 septiembre |
San Pío de Pietrelcina
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

5 consejos cruciales: capítulo 1 de La imitación de Cristo

femme priant dans une église

© Roman Zaiets - Shutterstock

Gracia

Francisco Vêneto - publicado el 12/09/23

El famoso libro de Tomás de Kempis contiene invaluables consejos para la vida cristiana que siempre serán actuales para el que quiera progresar espiritualmente

Uno de los mayores clásicos de la espiritualidad católica de todos los tiempos es el libro La imitación de Cristo, escrito en el siglo XV y atribuido al sacerdote alemán Thomas Hemerken, más conocido como Tomás de Kempis –Kempis es la forma latina del nombre de su ciudad natal, Kempen–.

Originalmente dirigido a clérigos de vida solitaria, el texto es un tesoro para todos y cada uno de los católicos, tanto que se convirtió en uno de los libros más traducidos del mundo, con miles de copias distribuidas por bibliotecas europeas incluso antes de la invención de la imprenta.

Para ejemplificar su capacidad de impactar en el alma de una persona basta recordar que San Ignacio de Loyola leyó la obra durante el tiempo de retiro espiritual que pasó en una gruta en Manresa, España, y fue este texto que lo inspiró a concebir los Ejercicios Espirituales.

La imitación de Cristo tiene 4 partes; las dos primeras son una introducción a la vida espiritual, la tercera un diálogo entre Cristo y el alma, y la cuarta se centra en la Eucaristía.

Los siguientes son los 5 consejos cruciales que encontramos en La imitación de Cristo, Libro 1, Capítulo 1:

1Debemos dedicar el máximo esfuerzo a imitar la vida y las costumbres de Jesús

«El que me sigue no anda en tinieblas, dice el Señor (Jn 8,12). Estas son las palabras de Cristo, por las cuales se nos advierte que imitemos su vida y sus costumbres, si realmente queremos ser iluminados y libres de toda ceguera de corazón. Por lo tanto, que nuestro principal compromiso sea meditar en la vida de Jesucristo».

2Podemos venerar a cualquier santo, pero siempre debemos priorizar a Jesús

Jezus Chrystus

«La doctrina de Cristo es más excelente que la de todos los santos, y cualquiera que tenga su espíritu encontrará en ella un maná escondido. Sucede, sin embargo, que muchos, aunque a menudo escuchan el Evangelio, no sienten asombro en él: es que no poseen el Espíritu de Cristo. Quien quiera comprender y saborear plenamente las palabras de Cristo, debe tratar de conformar toda su vida a la suya».

3Podemos cultivar el conocimiento y la sabiduría, pero debemos priorizar la vida virtuosa

«¿De qué te sirve discutir sabiamente acerca de la Santísima Trinidad, si no eres humilde, desagradando así a esa misma Trinidad? De hecho, no son las palabras elevadas las que hacen justo a un hombre; pero es la vida virtuosa la que lo hace agradable a Dios. Prefiero sentir la contrición dentro de mi alma que saber cómo definirla.

Si supieras de memoria toda la Biblia y las frases de todos los filósofos, ¿de qué te serviría todo esto sin la caridad y la gracia de Dios? Vanidad de vanidades, y todo es vanidad (Eclesiastés 1,2), sino amar a Dios y servirle solamente. La sabiduría suprema es esta: por el desprecio del mundo de atender al reino de los cielos».

4Debemos reconocer lo que es mera vanidad para que no nos perdamos en ella

«La vanidad, entonces, es buscar riquezas perecederas y confiar en ellas. La vanidad también es aspirar a honores y desear una posición alta. Vanidad, seguir los apetitos de la carne y desear aquello por lo que serás severamente castigado. Vanidad, deseando una larga vida, y mientras tanto descuidando que es buena. Vanidad, solo atendiendo a la vida presente sin proveer para el futuro. Vanidad, amar lo que pasa tan rápido, y no buscar, apresuradamente, la felicidad que siempre dura».

5Podemos disfrutar de placeres saludables, pero nunca sacrificar la vida de gracia

shutterstock_19266766551.jpg
No lo dudes: Dios quiere nuestra felicidad.

«Recuerda el proverbio: El ojo no ve, ni el oído oye (Ecl 1,8). Procura, pues, desprender tu corazón del amor a las cosas visibles y apegarlo a las invisibles: porque los que satisfacen sus apetitos sensuales manchan su conciencia y pierden la gracia de Dios».

Dios siempre cumple sus promesas

Tags:
CristolibroSantísima Trinidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.