Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 22 mayo |
San Cristóbal Magallanes y compañeros mártires
Aleteia logo
Curiosidades
separateurCreated with Sketch.

El rey Felipe VI llevó a la Inmaculada a la coronación británica

FELIPE VI

Andrew Matthews / POOL / AFP

Adriana Bello - publicado el 16/05/23

La imagen de esta advocación de la Virgen María fue elegida hace más de 250 años por otro rey Carlos III, el de España, como la condecoración civil más prestigiosa que se pueda otorgar.

Seguro viste la foto de la reina Letizia con un conjunto rosa de Carolina Herrera o los vestidos de las otras monarcas en la coronación del rey Carlos III del Reino Unido. Los hombres suelen quedan por fuera en estos listados de moda, pero el uniforme del rey Felipe VI no era sólo un traje “bonito” o “elegante”, sino lleno de mucho significado, particularmente hacia la Inmaculada Concepción.

El uniforme del monarca español era el de capitán general del ejército y destaca la banda azul celeste con bordes blancos, la cual corresponde a La Real y Distinguida Orden Española de Carlos III, establecida en el año 1771, que va acompañada de una placa de plata con una Gran Cruz de ocho puntas, cuatro flores de lis y la imagen de la Inmaculada Concepción en el centro (en la coronación, el rey Felipe VI la tenía puesta en la parte inferior y a la derecha de su chaqueta).

Esta orden la creó Carlos III de España luego que finalmente su hijo, entonces príncipe de Asturias y luego Carlos IV, luego de cinco años de matrimonio sin hijos, pudo darle su primer nieto. El monarca estaba preocupado por la continuidad de su dinastía y había rezado mucho, en especial a la Virgen María en su advocación de la Inmaculada Concepción, para que su hijo y nuera pudieran tener un bebé.

En agradecimiento, Carlos III creó esta orden y la puso en vigencia el día que su nuera pudiera asistir a misa con el niño en brazos. Este primer nieto y otros hijos de Carlos IV murieron pocos años después, pero igual Carlos III conservó esta orden, cuyo líder (llamado Gran Maestre de la Orden) siempre será el rey de España mientras ejerza el título.

“Hemos determinado dejar a nuestra posteridad un público y permanente testimonio de nuestra profunda gratitud y reverencia al Altísimo […]; instituyendo y fundando, bajo la protección de María Santísima en su Misterio de la Inmaculada Concepción, cuyos especialísimos devotos nos gloriamos de ser, y a la sombra de cuyo patrocinio hemos puesto todos nuestros vastos dominios: una Real Orden Española denominada de Carlos Tercero”, decía el decreto.

Incluso, el papa Clemente XIV reconoció a la orden mediante bula y le otorgó beneficios religiosos en 1772. En sus inicios, el rey Carlos III incluyó en la orden a muchos de los teólogos de la corona para que investigaran y reflexionaran sobre los misterios de la Virgen María (hasta se llegó a decir que en la orden había más religiosos que nobles); y los miembros se reunían dos veces al año en la iglesia de San Gil en Madrid: en el Día de Todos los Santos y en el día de la Inmaculada Concepción, por supuesto.

Actualmente, aunque han ocurrido varios cambios a lo largo de la historia, sigue siendo la condecoración civil más distinguida que puede ser otorgada en España y, desde 1983, las mujeres también pueden ser parte de ella.

En otras oportunidades, el rey Felipe VI ha llevado la Gran Cruz con una imagen de la Inmaculada Concepción en esmalte y sus característicos colores blanco y azul; sin embargo, quizá por ser un evento tan majestuoso como una coronación, el pasado 6 de mayo optó por esta versión abrillantada.

Debajo de la Virgen se puede ver también un tres en números romanos (III), correspondiente al número ordinal del creador de la orden; y también la frase en latín “virtuti et merito” (virtud y mérito), que resumen las características que deben tener los que ingresen a esta prestigiosa orden creada en honor a la Virgen María y cuyo actual Gran Maestre, el rey Felipe VI, llevó con tanto orgullo en la coronación del rey Carlos III del Reino Unido.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.