Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 18 abril |
San Simeón, obispo de Seleucia y mártir
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Pedro Zafra, sacerdote en Kiev: “Damos gracias cada día por el don de la vida”

Pedro-Zafra.jpg

Gentileza Pedro Zafra.

Oración ante el Santísimo en el búnker, los primeros días de la guerra. En primer plano, Pedro Zafra con clergyman.

Violeta Tejera - publicado el 25/02/23

Lleva 10 años trabajando en Kiev y en este año de conflicto ha abierto las puertas de la parroquia a todo aquel que lo necesita. A pesar del sufrimiento, asegura que Dios se hace presente cada día y que en este tiempo más gente se ha acercado a Él

Se cumple un año de la invasión rusa a Ucrania. Del 24 de febrero de 2022 en que, de madrugada, los rusos comienzan el ataque por tierra, mar y aire. Bombardeos que destruyen edificios enteros y sobre todo vidas. Rompen familias.

Ayuda a través de la parroquia

En medio del dolor y la destrucción toda ayuda es poca. Aquí entran en juego los sacerdotes como Pedro Zafra.

Aleteia le entrevistó por primera vez hace 10 meses, en abril de 2022. Poder hablar de nuevo con él y mantener una conversación no ha sido fácil. La conexión es inestable y la situación en Kiev es ahora muy tensa. Pero explicar lo que ocurre forma parte de su testimonio de vida.

Él lleva en Kiev más de 10 y la guerra le ha pillado allí, sirviendo a los demás y llevando a cabo su misión, la de anunciar a Jesucristo.

“Nosotros, desde el principio, abrimos la parroquia a los parroquianos y a todos los que necesitaran ayuda. Distribuíamos la ayuda humanitaria que nos llegaba procedente de diferentes países”.

WhatsApp-Image-2023-02-24-at-19.39.02-1.jpeg
Los sacerdotes con un grupo de niños de Kyev: atienden a ellos y a sus familias. A la izquierda, Pedro Zafra.

“Vienen todos aquellos que no pudieron escapar o que han decidido quedarse en el país.”

El miedo no impedía que la gente acudiera

Los primeros días seguían celebrando sus misas y ofreciendo los sacramentos a todos aquellos que lo solicitasen. Lo hacían en un búnker, bajo el edificio. Allí acudían cuando sonaban las sirenas para protegerse de los bombardeos. El miedo no impedía que la gente acudiera, incluso, en estos momentos en los que sus vidas corrían peligro.

La gente se acerca a la Iglesia

Consolaban a todos los que llegaban y no sólo les ofrecían ayuda material sino espiritual. “Nosotros seguimos llevando a cabo nuestra misión aquí, que es evangelizar. Dios ve el sufrimiento en el pueblo ucraniano. No es ajeno“, explica Zafra.

En medio del dolor, la gente se acerca a la Iglesia, mira al cielo y busca consuelo. Se hace casi imprescindible. “En todo este año hemos visto cómo la gente que no era de Iglesia, que no era creyente, se ha acercado a la Iglesia. Venían a buscar ayuda material, que nosotros les dábamos, pero después se han ido quedando, han encontrado el consuelo.”

WhatsApp-Image-2023-02-24-at-19.39.02.jpeg
Imagen de la capilla en estos días.

“Muchos de ellos ahora asisten a misa y miran a Dios. Reciben los sacramentos. Comprueban como Él está presente y no les ha dejado en medio de esta situación.”

Un año después

El día a día en el país es muy duro. Los ataques continúan y el combate entre rusos y ucranianos es diario. Rusia ataca y Ucrania no se rinde. Ha plantado cara al ejército de Vladimir Putin. 365 días de conflicto que dejan, según la ONU, más de 8.000 civiles muertos, 300.000 soldados rusos y ucranianos heridos o asesinados.

PEDRO ZAFRA
El sacerdote español Pedro Zafra vive en Kiev desde hace diez años (imagen anterior a la guerra).

El éxodo de refugiados ucranianos es el mayor en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Seis millones de desplazados internos y más de ocho millones de refugiados, la mayoría en Polonia y Alemania.

“Pasado este tiempo la gente ve que Dios no les ha abandonado. Dios está presente en medio de nosotros y lo vemos.”

“Damos gracias a Dios cada día por el don de la vida.”

WhatsApp-Image-2023-02-24-at-19.39.02-2.jpeg
A diario hay personas que van a rezar a la capilla.

Pero “no solo reciben los ucranianos, las familias que vienen a la parroquia”, sino también los sacerdotes que allí trabajan. Como explica Pedro Zafra, “nosotros también recibimos ayuda, lo hacemos a través de las personas que se han solidarizado con la causa y que han aportado su granito de arena.”

“Seguimos con nuestra misión que es anunciar a Jesucristo.”

Tags:
feguerraoraciónsacerdotesolidaridaducrania
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.