Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 07 febrero |
San Ricardo Peregrino
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Por qué encontramos las luces de Navidad tan mágicas

young woman with sparklers and Christmas lights

Victoria Chudinova / Shutterstock

La iluminación navideña forma parte de nuestras tradiciones en casas, pueblos y ciudades.

Michael Rennier - publicado el 02/01/23

Un himno de 1811 proporciona algunas pistas sobre por qué las luces y las velas navideñas son tan encantadoras

No se pierda esta Misa internacional para aquellos que necesitan sanación. Llevaremos sus intenciones al altar – sin coste. 

Haga click aquí

Hay algo mágico en las luces navideñas. Cuando era niño, mis padres solían llevarnos a mí y a mis hermanos a dar un paseo anual en automóvil para ver las casas cercanas a nosotros con las mejores luces. Hacíamos concursos sobre qué casa pensamos que era la mejor. 

Todos los años, durante diciembre, contaba el número de casas con luces en nuestro barrio, sabiendo que cuantas más casas estaban iluminadas, más cerca estaba de Navidad.

En la ciudad de St. Louis, donde vivimos hoy, hay un vecindario cerca de nosotros que hace todo lo posible por Navidad con decoraciones para la casa, y se llama Candy Cane Lane. Está tan lleno de turistas que no se puede estacionar a varias cuadras de la calle en las semanas previas a Navidad. Debe llevar meses de planificación y esfuerzo encender todas las luces. Sin embargo, el esfuerzo vale la pena por toda la alegría navideña que crea. La gente conduce desde todas partes para verlo.

Luz y oscuridad

En el hemisferio norte, la Navidad llega justo después del día más oscuro del año. En el mes de diciembre, oscurece y los días son más cortos hasta que, finalmente, cuando llega la Navidad, comienza a brillar. En el calendario católico, el nacimiento del Salvador está ligado a la reaparición del Sol.

Estos temas de luz y oscuridad son tan frecuentes que hemos llegado a asociar la festividad con velas y luces: pensemos en la Corona de Adviento, las luminarias, las Misas navideñas con velas y las luces fuera de las casas y dentro con guirnaldas y árboles de Navidad.

La solemnidad de la Epifanía, que cae 12 días después de Navidad y conmemora la llegada de los Reyes Magos a los pies de Cristo, también está relacionada con la luz. Uno de los símbolos más reconocibles de la Epifanía es la estrella en el cielo que llevó a los Reyes Magos a la Sagrada Familia. La estrella era la más brillante en el cielo nocturno.

«Más brillante y mejor»

Uno de los himnos más bellos de la Epifanía, en alusión a esta estrella, se titula Brightest and Best. La cantamos todos los años en nuestra iglesia católica (felizmente nombrada en honor a la Epifanía) y espero que tú también lo hagas.

Escrito en 1811 por Reginald Heber, el himno no fue, al principio, muy popular. Heber escribió Brightest and Best como parte de un proyecto más amplio para mejorar el canto congregacional. Su propia parroquia cantó alegremente los nuevos himnos, pero los editores se negaron a imprimir su nuevo himnario. Las canciones no vieron un mercado más grande hasta que la esposa de Heber publicó el himnario ella misma. Brightest and Best es uno de los clásicos que surgieron de aquella colección, junto con Holy, Holy, Holy.

Los primeros verso tratan sobre la luz y la oscuridad:

La más brillante y mejor de las estrellas de la mañana,

amanece en nuestras tinieblas y préstanos tu ayuda;

estrella de oriente, adornando el horizonte,

guía donde está puesto nuestro niño redentor.

Esto nos da pistas sobre por qué las luces y las velas navideñas son tan encantadoras. La luz apunta directamente a una esperanza profundamente arraigada, el tipo de esperanza que nos mantiene en pie incluso en los momentos más oscuros de nuestras vidas. El Sol está justo sobre el horizonte. La estrella de Navidad es ascendente.

Cuando era niño, mirando todas esas casas decoradas con sus luces navideñas, renos de jardín y belenes, apretaba la cara contra la ventana del auto e imaginaba que las personas dentro de esas casas estaban muy felices. 

Tal vez los padres estaban sentados junto al fuego con chocolate caliente, viendo a los niños tratar de adivinar qué había en los regalos debajo del árbol. Tal vez estaban viendo juntos una película de Navidad o de visita en casa de sus familiares. Esas luces navideñas gritaban de alegría, y en su brillo las cosas de la oscuridad quedaban desechadas y los ángeles revoloteaban alegremente en el aire helado.

Tags:
luznavidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.