Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 01 febrero |
Santa Brígida de Irlanda
Aleteia logo
Viajes
separateurCreated with Sketch.

Malta ya está conectada con el Camino de Santiago

Santiago de Compostela

Rich / SplashNews.com/East News

Jean-Pierre Fava - Malta Tourism Authority - Daniel Esparza - publicado el 09/12/22

La mítica ruta por España incluye ahora el Camino Maltés, que los peregrinos pueden recorrer por tierra y mar

La Embajada de Malta en España, junto con la Autoridad de Turismo de Malta, Heritage Maltay XirCammini (asociación oficial de Malta que representa el Camino de Santiago de Compostela), ha anunciado que tras meses de trabajo y esfuerzo colaborativo, Malta ya está conectada con el mundialmente famoso Camino de Santiago de Compostela, la famosa antigua ruta de peregrinación española que todavía se utiliza hasta el día de hoy, a través del Camino Maltés. Todas las rutas conducen a la Catedral de Santiago de Compostela.

El cristianismo maltés comenzó en el año 60 d. C., cuando Pablo navegó cautivo por el Mediterráneo en un barco romano, ya que iba a ser juzgado en Roma tras ser acusado de predicar el cristianismo en Jerusalén. Afectado por una tormenta, el barco volcó (Hechos 27:27-28). Lo que parece un evento desafortunado, casi trágico, resultó ser el nacimiento de una tradición cristiana maltesa ininterrumpida de 2000 años.

MALTA
El cristianismo maltés comenzó en el año 60 d. C., cuando Pablo navegó cautivo por el Mediterráneo en un barco romano, para ser juzgado en Roma.

Al ser un centro marítimo, Malta también fue, sin pretenderlo, un lugar de tránsito para los peregrinos, incluidos los que se dirigían a Tierra Santa y Compostela, Roma o cualquier otro lugar. De hecho, también existe una conexión del siglo XIV entre Malta y la Orden de Santiago de Altopascio, en forma de documentos escritos por el rey Federico IV de Sicilia el 18 de noviembre de 1373.

Aunque las primeras peregrinaciones cristianas iban a sitios asociados con el nacimiento, la vida, la crucifixión y la resurrección de Jesús, más tarde se extendieron a otros Loca Sancta (es decir, lugares sagrados) asociados con la Virgen o los primeros santos.

Los siguientes son algunos ejemplos de cómo se desarrollaron ciertas rutas de peregrinación en la época medieval:

  • Las rutas paganas o druídicas se adoptaron más tarde como peregrinaciones cristianas, como la Callis Janus, a lo largo de la cual se desarrolló la ruta francesa del Camino de Santiago, o Monserrat en Cataluña, España, así como la Tochar Padraig en County Mayo, Irlanda.
  • Los Apóstoles, seguidos por los primeros misioneros como Remigius, Patricio, Cathaldus, Aidan, Andrés de Escocia, Agustin de Canterbury, Columbano, Ninian, Willibrord y Bonifacio, Cirilo y Metodio difundiendo la nueva fe entre las naciones.
  • Ascetas, ermitaños, reformadores, filósofos y eruditos cuya forma de vida y enseñanzas atraían a los peregrinos. Estos incluyeron a Hilda, Brigit, Kevin, Finbarr, Furvey, Finian, Beda el Venerable, Jerónimo, Domingo de Guzmán, Agustín de Hipona, Ignacio de Loyola, Francisco de Asís, Antonio de Padua, Cayetano, Tomás de Aquino y Catalina de Siena, entre otros.
  • Mártires que atrajeron a los peregrinos a su lugar de martirio.
  • Reliquias y arte religioso que durante el 1er y 2do milenio encontró un hogar en Europa (como los restos del apóstol Santiago en Galicia, España; las reliquias del apóstol Bartolomé en Lipari; el sarcófago del obispo Nicolás en Bari; y la casa de María en Loreto, Italia).

Los antiguos caminos romanos, francos y normandos, principalmente a través de Europa continental, también facilitaron la expansión de los Caminos desde el oeste hasta Gran Bretaña, hasta las islas del Mediterráneo al sur, desde el norte incluso más allá del Rin, y más al este hasta lo que hoy es Asia Menor y Georgia. Uno encuentra entre las rutas de peregrinación más antiguas del cristianismo la peregrinación a Tierra Santa (entonces Palestina, Líbano y Siria), Roma, Santiago de Compostela (especialmente cuando la Reconquista española comenzó a ganar terreno y los cruzados también perdieron Tierra Santa). En la actualidad, se han identificado más de 50 rutas en unos 20 países de Europa. La UNESCO, la Unión Europea y varios fondos e iniciativas nacionales han ayudado en gran medida al desarrollo de varias de estas rutas, ya que fueron reconocidas cada vez más como fuerzas unificadoras culturales e históricas que trascienden incluso las fronteras nacionales.

Malta y Santiago

La tradición afirma que Santiago predicó el Evangelio en el año 40 dC en la península ibérica. Fue el primer apóstol en ser martirizado y (de nuevo, según la tradición) su cuerpo fue llevado desde Tierra Santa a lo que entonces era Iliria Flavia. En el año 814 dC, Pelayo (un ermitaño) estaba siguiendo una estrella guía cuando se dice que descubrió la tumba de Santiago. Al encontrar los huesos de Santiago, el rey Alfonso II mandó construir allí una iglesia.

La conexión de Malta con la devoción a Santiago creció principalmente durante el gobierno aragonés (y luego español) en Malta y durante la época de los Caballeros de San Juan. Hay altares y pinturas dedicadas al santo en la catedral y varias iglesias de la isla. Una de las calles de la ciudad durante la época de los Caballeros lleva el nombre de Santiago y el 25 de julio los Caballeros de San Juan realizaron una procesión desde la iglesia de Santiago hasta la catedral con las reliquias del santo. En el liber bullarum (registros de la Orden de San Juan) también hay evidencia de una credencial de principios del siglo XVII emitida por el Gran Maestro Alof de Wignacourt a un ermitaño, Don Juan Benegas, que vivía en la Gruta de San Pablo en Rabat y pidió para obtener permiso para visitar los lugares sagrados en Europa, incluido «San Giacomo in Galitia».

St.-Mary-Magdalene-Chapel-Dingli-Courtesy-of-MTA-VisitMalta.jpg
Al ser un centro marítimo, Malta también fue, sin darse cuenta, un lugar de tránsito para los peregrinos, incluidos los que iban a Tierra Santa y a Compostela, Roma o cualquier otro lugar.

La ruta jacobea de más de 1.000 años de antigüedad incluye por primera vez el Camino Maltés de Santiago de Compostela, que pronto estará disponible para que peregrinos tanto locales como internacionales puedan emprender por tierra y mar. El Camino Maltés de 3.600 kilómetros conecta Malta con Sicilia, Cerdeña, Barcelona y, finalmente, con Santiago de Compostela.

El Camino de Malta

La belleza del Camino Maltés es que son cuatro Caminos envueltos en uno.

El segmento maltés será desde Mdina/Rabat a través de algunos de los antiguos pueblos y parroquias que existieron en los siglos XVI y XVII hasta Fort St. Angelo y cruzando el puerto hasta Valletta, desde donde se toma el barco a Sicilia.

En Sicilia, desde la zona portuaria, el Camino conecta con Caltagirone (ciudad asociada a la devoción jacobea) y atraviesa el Este de Sicilia hasta el Santuario de Santiago Apóstol en Capizzi. A partir de ahí la ruta continúa principalmente por caminos francos hasta Palermo. En Palermo, se puede tomar el barco a Cagliari.

Desde Cagliari el Camino continúa por la ruta del Camin St. Jacu de Cerdeña hasta Porto Torres en el norte de la isla. Desde Porto Torres, se puede viajar en barco a Barcelona. Una vez allí, un peregrino tomaría el Camino Catalán hasta Santiago de Compostela.

El Camino Maltes, que ha sido aceptado y avalado por las autoridades competentes por razones históricas, proporcionará una experiencia única para que los peregrinos vuelvan a visitar una ruta que data del siglo XVI. Además, el Camino de Malta complementa el trabajo de la Autoridad de Turismo de Malta en la promoción de la antigua fe cristiana de Malta y el apoyo a entidades y actividades relacionadas, ampliando así el potencial del archipiélago como centro internacional para el turismo religioso.

Se puede encontrar más información en el Instituto Geográfico Nacional de España en:https://nco.ign.es/CaminoSantiago/, en https://xircammini.org/about/xircammini-projects/y, brevemente, en www.CaminoMaltes.mt o escribiendo a information@XirCammini.org

Tags:
maltaperegrinaciónsantiago de compostela
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.