Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 03 febrero |
San Blas
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Por qué Jesús fue un hombre y no una mujer

Głowa Chrystusa w koronie cierniowej

Zwiebackesser | Shutterstock

Fernando Cárdenas Lee, Foyer de Charite - publicado el 07/12/22

El arcángel Gabriel anunció el nacimiento de un varón, ¿por qué no de una mujer? Responde el experto en ángeles Fernando Cárdenas

San Gabriel Arcángel, al traer el mensaje de la encarnación a la Virgen Maria, le anuncia que va a dar a luz un hijo, a quien pondrá por nombre Jesús. Y continúa diciendo san Gabriel que este hijo «será llamado Hijo del Altísimo» (Lc 1,31-32).

Es algo incontestable que Jesús, en la Sagrada Escritura, se presenta en forma masculina, es plenamente varón.

Atrás de esto hay una decisión divina, un plan de Dios que es independiente de cualquier cultura o influencia ambiental de los autores bíblicos.

San Gabriel al comunicar a la Virgen Maria que se encarnará un niño, un varón, lo que está haciendo no es otra cosa que la de trasmitir ese designio divino.

Dios se expresa en el cuerpo humano

Dios se revela haciéndose varón, y esto ya nos muestra algo muy grande: el cuerpo habla de Dios, el cuerpo humano es capaz de revelar a Dios.

Y el demonio es tan astuto, tan hábil, que ataca el cuerpo para destruir la manera cómo Dios se revela.

Por esta razón, los movimientos como la ideología de género, el transhumanismo o transespecie, el feminismo radical,… no son otra cosa que un intento de eclipsar este plan de Dios a través del cuerpo del hombre, de eclipsar la manera que Dios ha escogido para revelarse.

Recordemos que el ser humano es la unión entre el cuerpo material y el alma espiritual; de la unión de ellos se forma una sola naturaleza que es la naturaleza humana.

Por esta razón se dice que tanto el cuerpo humano como el alma espiritual son parte esencial de la naturaleza humana.

Quiere esto decir que no se puede hablar de la existencia de un cuerpo humano si le llegara a faltar alguno de los dos: tiene que haber cuerpo material y alma espiritual para que se pueda hablar de ser humano.

El sexo, expresión esencial de una persona

El sexo forma parte esencial de la corporalidad humana. Determina si se es varón o mujer.

Y por ello no es una exterioridad secundaria o insignificante, sino que es una expresión esencial del ser humano.

Por ejemplo los ángeles no tienen sexo porque son de una naturaleza totalmente espiritual, no tienen el cuerpo material.

Este papel esencial del sexo queda opacado por una mentalidad funcionalista que quiere hacer del cuerpo un mero instrumento del cual nos servimos, sin tomar en cuenta el significado que el sexo conlleva, manipulándolo y presentándolo como algo insignificante y secundario.

Cuando la realidad nos muestra que hay cosas que solo el hombre puede hacer por ser hombre, y hay cosas que solo la mujer puede hacer por el hecho de ser mujer.

Esto no significa disminuir uno de los dos sexos en detrimento de otro. Significa afirmar que hay una misión específica para cada sexo y una igualdad basada en la dignidad humana.

La gran dignidad del ser humano

Dios, al crear el cuerpo humano a su imagen y semejanza, le da a cada persona humana la gran dignidad, idéntica para ambos sexos, de servir de medio para la automanifestación de Él.

Por ello, Juan Pablo II, en su teología del cuerpo, afirmaba que el cuerpo humano, y solo el cuerpo humano, es capaz de hacer visible lo invisible de Dios.

En este sentido el cuerpo viene a ser como un sacramento, es decir, es capaz, por ser creado a imagen y semejanza de Dios, de manifestar y hacer visible una realidad del mundo invisible. 

Esta idéntica dignidad de la persona humana se expresa de acuerdo a lo propio y distintivo de cada sexo.

Y Dios usa toda la realidad humana, incluyendo lo más central, que es la diferencia de sexos entre varón y mujer.

Lo anterior nos permite entender por qué Dios se hace hombre: porque el cuerpo humano es capaz de permitir la automanifestación de Dios, al ser creado a imagen y semejanza de Dios.

Jesús, esposo que hace visible al Padre

Pero al mismo tiempo, Jesús nace como varón, pues es el Emanuel, el Dios con nosotros, el Hijo del Altísimo, como fue llamado por san Gabriel. Es el enviado del Padre y debía representar al Padre, hacerlo visible: el que me ve a Mí, ve al Padre (Jn. 14,9).

Jesús es el sacramento del Padre, debe ser señal de Él, y por eso debe ser varón y se representa como el Esposo.

En la Encíclica sobre la Dignidad de la mujer, Juan Pablo II ha expresado lo anterior diciendo:

«El amor de Dios hacia el hombre, hacia el pueblo elegido, Israel, es presentado por los profetas como el amor del esposo a la esposa… «Tu esposo es tu Hacedor (…), Dios de toda la tierra se llama» (Is 54, 5).

Lo mismo podemos decir del amor esponsal de Cristo redentor: «Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único» (Jn 3, 16).

Se trata, por consiguiente, del amor de Dios expresado mediante la redención realizada por Cristo… Cristo es el Esposo… El símbolo del Esposo es de género masculino«.

Mulieris Dignitatem 25

Por lo anterior es que el ángel le dijo a María:

«Vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.

María respondió al ángel: ¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?. El ángel le respondió: El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios».

Lc 1,31-35
Tags:
cuerpogenerohombre y mujerideologia de generojesucristo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.