Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 07 diciembre |
San Ambrosio
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

El consumo de porno por parte de religiosas y la advertencia del Papa

shutterstock_2171506437.jpg

Shutterstock

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 14/11/22

9 claves para salir de la adicción a la pornografía, según el experto en psicología y acompañamiento de religiosas y religiosos. Segunda parte.

La percepción de adicción/consumo de pornografía digital podría ser asociada a priori al sexo masculino, específicamente a los riesgos para la vocación de sacerdotes o seminaristas.

Sin embargo, la experta María Rosaura González Casas, STJ, psicóloga con más de treinta años de experiencia está de acuerdo con el Papa Francisco respecto a sus declaraciones sobre la adicción a la pornografía que no es solo cosa de consagrados varones.

También puede presentarse el consumo de pornografía por parte de mujeres consagradas, religiosas: «Si bien el porcentaje es menor».

«Las mujeres religiosas también tienen este tipo de riesgo. Las vocaciones a la vida religiosa femenina provienen de jóvenes que viven en su ambiente como cualquier joven de hoy, y en general tienen las mismas experiencias que sus coetáneas (recordemos que hoy 7 de cada 10 adolescentes consumen pornografía).

Es posible que algunas de ellas hayan tenido algún contacto con la pornografía antes de haber entrado a la vida religiosa. Posteriormente, pueden caer en momentos de debilidad, o de soledad, o de crisis, etcétera. Pueden darse diversos factores que favorezcan el caer en ésta búsqueda».

González Casas, STJ, especializada en el acompañamiento de consagradas y consagrados, profesora del Instituto de Psicología de la Pontificia Universidad Gregoriana (P.U.G.) de Roma, indica que para ayudar a dejar esta adicción «conviene identificar cuáles son esos factores a la raíz».

La curiosidad…

El segundo aspecto que señala González Casas: «en muchas ocasiones se enganchan por curiosidad». «Aunque estamos en la época en que se sabe todo, es decir tienen toda la información y sin embargo no las herramientas necesarias en su formación para gestionar algunos aspectos de la sexualidad y la dependencia. Por este motivo pueden caer en la trampa de querer saber o conocer y quedan atrapadas».

«Digamos con claridad que los medios de comunicación social manifiestan una realidad virtual hiper sexualizada, violenta, misógina, que ve a la mujer como un objeto de placer y de consumo y las religiosas mujeres consagradas y célibes por vocación se encuentran muchas veces sin herramientas suficientes para afrontar esa realidad virtual y pueden ser vulnerables frente a ella».

Esa adicción a la pornografía « produce una disociación interior, porque, no hay coherencia, ya que una cosa es el estilo de vida y la opción por Jesús y su Reino de sacerdotes, religiosas, religiosos, seminaristas y, otra cosa es la que se vive en lo privado y en el anonimato».

La adicción al porno roba energía vital

La adicción a la pornografía «debilita el alma» – recuerda la frase del Papa- ya que «roba» linfa vital y «todas las energías», además de los daños ya mencionados en las relaciones (interpersonales) y en los procesos cognitivos, volitivos, y en la imaginación.

«La persona no se relaciona con la totalidad de la persona, sino con partes del cuerpo de la otra, por ejemplo las partes genitales, perdiendo la perspectiva de la totalidad de la dignidad humana».

Esta adicción se convierte en «un deseo que llena de culpa y de inseguridad, porque es contraria a la opción que se ha hecho. Y esta esquizofrenia acaba realmente con las personas. Creando una sensación de vacío, de baja estima y de dolor».

«El corazón de un célibe tiene que estar apasionado, puesto en el Señor Jesús, en su Reino y en su causa, que son los pobres, la misión apostólica. Si toda la energía se va en otro tipo de gratificaciones, se pierde la fuerza interior para comprometerse y para entregarse.

Esto es lo que pasa cuando se da la adicción a la pornografía y también puede suceder con cualquier otro tipo de gratificaciones y compensaciones que digamos, son contrarias a la opción que se ha hecho», anotó la experta.

¿Cómo se puede prevenir la adicción a la pornografía?

1Formación en la afectividad y la sexualidad

Es decir, «que se hable de estos temas, porque cuando se convierten en tabú y se crea una cultura de puritanismo que reprime los afectos y las emociones, es cuando precisamente se inician las dificultades.

Las religiosas, religiosos, sacerdotes, como todo hombre y mujer, tenemos que asumir nuestra humanidad y acoger nuestras emociones, afectos, nuestra corporalidad. Al mismo tiempo pasamos por distintas etapas en la vida y todos tenemos que afrontar estos temas sobre la afectividad y la sexualidad».

2Formación y educación digital

«Es importante que se conozca los alcances de los espacios digitales y que se aprenda a poner seguros para bloquear ‘la dark web'». Es decir todo lo que se refiere a pornografía, tráfico de personas, violencia, etc., sea en el móvil, la tableta o la computadora.

En necesario aprender los peligros de entrar en ciertos espacios digitales donde también se dan mafias y enseñar los posibles riesgos de caer en la adicción de pornografía.

3Hablar abiertamente del problema de la pornografía

Hablar abiertamente del problema de la pornografía. «porque para entrar en la adicción a la pornografía se entra solos, pero no se sale solos.

Para salir, se necesita de una ayuda exterior, que puede ser de un acompañante, una formadora, formador o directora espiritual, director espiritual.

Si la adicción es muy fuerte puede ser necesario como en Alcohólicos Anónimos un grupo de apoyo.

Se trata de un proceso liberador donde se puede salir de la vergüenza y de la culpa por la adicción a la pornografía a través de la ayuda de otros».

Luego a nivel personal…

4 ¿Qué estoy buscando en la pornografía?

Cuestionarse a sí mismo: ¿Qué estoy buscando en la pornografía?: «La persona debe hacerse esta pregunta». «Si es curiosidad, si es saciar su soledad, si es descargar su agresividad. ¿O sea, qué es lo que busca en la pornografía?».

5Reconocer que se tiene un problema

Reconocer que se tiene un problema. «Reconocer con humildad que tiene un problema y querer afrontarlo».

6Aceptar que no puedo salir sola de la adicción

Aceptar que no puedo salir sola o solo de la adicción a la pornografía. «Aceptar con humildad igualmente que se necesita una ayuda externa».

7Reconocer los factores que provocan el problema

Reconocer cuales son los factores que provocan el problema. «Es decir, ¿cuándo me pasa?, cuándo siento soledad, cuando estoy muy cansado, cuándo estoy enojado, cuando tengo algún conflicto… Es importante reconocer los sentimientos y emociones que llevan a la persona a caer o desfogarse en la pornografía».

8Analizar los momentos críticos

Analizar los momentos críticos. También es necesario conocer los espacios y momentos críticos que hacen más vulnerable a la persona para caer, por ejemplo, en la noche, o en la tarde o en el tiempo libre.

9Estudiar los «ritos»

«Si se reconocen los sentimientos y emociones internas, lo que pasa por dentro de la persona y cuáles son los momentos críticos, entonces se podrán identificar, digámoslo así, algunos «ritos» que hacen caer en la pornografía. Por ejemplo se entra a la página web porque se quiere ver el partido de fútbol y ahí sale una chica, esa chica me atrae y casi sin darse cuenta se entra en contenido porno.

La identificación de estos ritos ayuda a la personas a darse cuenta de qué cosa es lo que les motiva y empuja a caer en esa dependencia repetitiva y puede ayudar a prevenir y crecer en libertad para evitar esos momentos donde puede suceder llegar al vicio».

Primera parte de entrevista al experto: Consumo de pornografía por religiosos y sacerdotes: ¿exagera el Papa? . Tercera parte: Consumo de pornografía y formación al sacerdocio.

Tags:
adiccionpapa franciscopornografiareligiosas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.