Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 05 febrero |
Santa Genoveva Torres Morales
Aleteia logo
A Fondo
separateurCreated with Sketch.

El “padre del movimiento abortista” y su cruzada contra la Iglesia Católica

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
Lawrence Lader

BOB STRONG | AFP

Russell Shaw - publicado el 07/06/22

El eugenista Lawrence Lader predijo: "Una vez que el sexo se haya separado del embarazo, la Liberación de la Mujer podrá construir su propia ética sobre el montón de cenizas de la moralidad puritana"

En el alboroto por la filtración de un borrador inicial de una opinión de la Corte Suprema que anularía Roe v. Wade, la decisión de 1973 que legalizó el aborto, la retórica de los editorialistas y comentaristas afines al aborto ha sido escasa en luz pero larga en calor.

Incluso la conclusión del editorial del New York Times: «Si pensabas que Roe v. Wade en sí mismo condujo a la discordia y la división, solo espera hasta que desaparezca», te deja preguntándote: ¿Es eso una predicción o una amenaza?

En este momento de pasiones desenfrenadas, tiene sentido recordar el sabio dicho de T.S. Eliot: «El final es donde comienzas», y reflexionar sobre cuáles eran realmente, para los fundadores del movimiento a favor del aborto, sus fines últimos. Y sobre esa cuestión ninguna fuente habla con más autoridad que Lawrence Lader.

Probablemente pocas personas hoy en día recuerdan a Lader, pero la escritora feminista Betty Friedan lo llamó con admiración «el padre del movimiento del aborto».

Entre otras cosas, escribió el libro de defensa del aborto más influyente antes de Roe, y su obra fue citada nueve veces por la opinión mayoritaria en ese caso. Siguió siendo un incondicional de la cruzada a favor del aborto hasta su muerte en 2006, a la edad de 86 años.

Legalización del aborto

Lader fue un periodista que escribió para revistas en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Sus 11 libros incluyen una biografía de Margaret Sanger, fundadora de Planned Parenthood, y un volumen que argumenta el caso del medicamento abortivo RU-486.

Como líder en el movimiento del aborto, fue cofundador de un grupo llamado Asociación Nacional para la Derogación de las Leyes del Aborto, ahora, NARAL Pro-Choice America.

Entre los objetivos del fanatismo de Lader estaba la Iglesia Católica. En su libro La política, el poder y la iglesia, argumentó que sobre el divorcio, la oración escolar, el aborto y otros temas, la Iglesia «trató de legalizar sus códigos morales».

En 1988-89 presentó una demanda contra el Servicio de Impuestos Internos exigiendo el fin del estado de exención de impuestos de la Iglesia, pero ese esfuerzo no llegó a ninguna parte.

El punto culminante de su defensa del aborto fue, sin duda, su libro Abortion. Publicado por Bobbs-Merrill, salió a la luz en 1966, poco después de que la decisión de la Corte Suprema en Griswold v. Connecticut revocara una antigua ley anticonceptiva de Connecticut.

Griswold se destacó por afirmar un derecho a la privacidad protegido constitucionalmente, algo que Lader reconoció correctamente como el camino hacia la legalización del aborto. Un volumen de seguimiento, Abortion II, fue aún más directo al reconocer los objetivos radicales de su autor.

Entonces, ¿qué tenía exactamente en mente Lader? Que hable por sí mismo.

Erradicar la familia

El aborto, declaró, era «la libertad final» para las mujeres. Pero ¿libertad para qué? El aborto sería «el arma principal contra el sexismo y el ‘imperativo biológico’: la prisión de la maternidad no deseada».

Pero eso no fue todo. «Una vez que el sexo se separe del embarazo, la Liberación de la Mujer podrá construir su propia ética sobre el montón de cenizas de la moralidad puritana». Y, en última instancia, la «feminista más radical» (y, al parecer, el propio Lawrence Lader) «quiere una revuelta aún más radical: el fin de la familia nuclear».

Vale la pena señalar el matiz de eugenesia en la escritura de Lader. Por lo general, está envuelto en un lenguaje altisonante («cada niño, que sea un niño deseado»), pero aquí y allá se abre paso, como en este: «Sobre todo, la sociedad debe comprender la sombría relación entre los niños no deseados y la rebelión violenta de los grupos minoritarios».

El aborto, la eugenesia, la destrucción del núcleo familiar, la erradicación de la moralidad sexual, el silenciamiento de la Iglesia católica. Estos fueron algunos de los fines perseguidos por el padre del movimiento abortista en una larga, notablemente exitosa y altamente destructiva carrera. Si el movimiento que lanzó Lawrence Lader ha repudiado estos fines, lamento decir que me lo perdí.

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso a nuestra red de cientos de monasterios que rezarán por tus intenciones

2.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

3.

Acceso al servicio "Carta de Roma"

4.

Acceso exclusivo a nuestra revista de prensa internacional

5.

Publicidad limitada

6.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
abortoestados unidoseugenesia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.