Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 25 mayo |
San Beda el Venerable
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

El Papa: La maldad, hoy, está en todos los Estados. Incluso en el Vaticano

VATICAN-POPE-audience

Antoine Mekary | ALETEIA

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 26/04/22

El Papa Francisco tras una audiencia en el Vaticano con los participantes de la Conferencia Internacional de Solidaridad Trinitaria

“La maldad, hoy, está en todas partes, en todos los Estados. Incluso en el Vaticano, tal vez”. Lo dijo el Papa al recibir el lunes en audiencia a los participantes de la Conferencia «Solidaridad Trinitaria Internacional», promovida por la Orden de la Santísima Trinidad (Trinitarios) que se concluye este 26 de abril de 2022.

En el fondo de las palabras del papa Francisco la guerra en Ucrania, y otras más en África y Oriente Medio, además de la situación de esclavitud de millones de personas en el mundo.

En el Palacio Apostólico Vaticano, Francisco ha recibido en audiencia a los Trinitarios, una orden que nació hace ochos siglos, precisamente para asistir a los cautivos, los prisioneros y los esclavos.

«Este carisma es, por desgracia, de flagrante actualidad. Es así porque incluso en nuestra época, que se jacta de haber abolido la esclavitud, en realidad hay muchos, demasiados hombres y mujeres, incluso niños reducidos a vivir en condiciones inhumanas, esclavizados«.

La libertad religiosa, amenazada en todos lados

Asimismo, dijo que «la libertad religiosa es violada, a veces pisoteada en muchos lugares y de diversas maneras, algunas crudas y evidentes, otras sutiles y ocultas». El Papa se refirió al tema de la conferencia que ha congregado a los trinitarios en Roma dedicada a la Libertad Religiosa.

«Hace tiempo existía la costumbre de dividir a la humanidad en buenos y malos», constató el Papa: «Este país es bueno…». – «¡Pero hace bombas!» – «No, es bueno» – «Y este es malo…». No, hoy en día la maldad ha impregnado a todo el mundo y en todos los países hay buenos y malos. La maldad, hoy, está en todas partes, en todos los Estados. Quizá incluso en el Vaticano«.

Enfermedad de las monjas

Sucesivamente, el Papa agradeció a los miembros de la Orden de la Santísima Trinidad y les animó a continuar con su labor y misión.

El pontífice dijo también en forma de broma que le aqueja la llamada “enfermedad de las monjas”. 

«Después de la foto voy a saludar, pero discúlpame, tengo que hacerlo sentado, no de pie, porque mi rodilla… Es esa enfermedad que antes se llamaba ‘enfermedad de las monjas’, porque era la época en que las monjas rezaban, ¡y de tanto rezar de rodillas se enfermaban! Esto se curará, pero mientras tanto debemos hacer las cosas bien».

Tags:
guerrapapa franciscovaticanoviolencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.