Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 04 diciembre |
San Francisco Javier
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

El matrimonio que llenó de alegría una capilla con más de 50 años sin casamientos

URUGUAY

@diocesisdesanjose

Pablo Cesio - Aleteia Uruguay - publicado el 06/04/22

Sucedió en San José (Uruguay), en un sitio alejado de la ciudad, y cobró notoriedad no solo por algunas particularidades, como aquello de “ir a caballo” a casarse, sino también por la elección de un sitio en el que no se celebraba un casamiento desde hace más de 50 años. “Fue un día de bendiciones”, dijo a Aleteia Teresita Romero, la madre de la novia

Teresita Romero aún recuerda el momento en que siendo niña, con unos seis años, llevó los anillos de la última boda que se había celebrado en la capilla Nuestra Señora del Perpetuo Rosario de la zona rural de Fagina, San José de Mayo, Uruguay.

URUGUAY
Capilla Nuestra Señora del Perpetuo Rosario de la zona rural de Fagina

Hoy, cerca de los 61 años, más de cincuenta años de aquel acontecimiento, revivió un acontecimiento inolvidable: el casamiento de una de sus hijas, Silvana Curbelo Romero, con quien era su novio desde la etapa liceal, Nicolás Sarazola Ferrada.

URUGUAY
Los novios en la capilla

En efecto, después de medio siglo, la capilla de Fagina volvió a llenarse de colorido y alegría por un casamiento. El acontecimiento motivó incluso una mención especial desde la propia diócesis de San José.

«El P. Federico Bragonzi celebró el casamiento de Silvana Curbelo Romero y Nicolás Sarazola Ferrada en la Capilla Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en la zona de Fagina (San José). Hacía más de 50 años que no se realizaban casamientos en ese templo», publicó la diócesis, junto a fotos que testimonian el hecho.

Un sueño cumplido

En diálogo con Aleteia, Teresita contó los pormenores de un suceso inolvidable. Pero también ofreció detalles de una historia de amor que empezó en el liceo.

“Fueron novios durante muchos años. En el medio le descubren (a Silvana) un tumor de cuello de útero. Gracias a Dios se superó, fue operada. Ese fue el desencadenante para que proyectaran tener su casita.  También nosotros los incentivamos. Nos parecía bueno que pudieran concretar el sueño sin saber lo que iba a pasar con ella”, expresó Teresita.

“Pasaron por muchas dificultades, fueron pagando su casita, consiguieron trabajo y concretaron lo que hacía muchos años habían planificado, que se había postergado por la pandemia”, prosiguió.

URUGUAY
Los novios fuera de la capilla

La elección del lugar  

En cuanto a los motivos por el cual el reciente matrimonio eligió esa capilla de una zona rural a más de 20 kilómetros de la ciudad de San José, Teresita indicó que por un lado estaba el deseo de “ir a casarse a caballo” de parte del novio. Pero también por el vínculo familiar con esa capilla de Fagina.

URUGUAY
Los novios y los caballos

Precisamente, Teresita, que es catequista en el lugar, develó que su madre (la abuela de la novia) había sido también catequista por más de 60 años en esa capilla. “Fue construida por muchos familiares”, recordó.

“La elección fue de ellos (el matrimonio). La recibí con muchísima emoción. Fue algo maravilloso, fue un día de bendiciones”, contó Teresita con respecto a un sitio que data de 1956 vinculado en sus inicios a los padres redentoristas y con una historia de fondo llena de sacrificios de parte de los vecinos que ayudaron a levantarla.   

URUGUAY
El momento de la ceremonia

Asumir el compromiso

Por último, además de compartir con Aleteia imágenes y un fragmento del Ave María que se cantó en la ceremonia, Teresita hizo una reflexión acerca de lo sucedido y el matrimonio.

“Se vive distinto el que una hija se case a que no lo haga. Para nosotros fue una gran alegría. Yo sugiero que las parejas formalicen su relación. Creo que hay que asumir el compromiso de la relación que se tiene, no puede ser todo tan libre (…).

URUGUAY
Una foto de familia, con los novios y Teresita, vestida de azul
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.