Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 06 julio |
San Antonio María Zaccaria
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

40 días de camino al cielo pasando por la muerte

shutterstock_330194900

Anna Omelchenko/Shutterstock

Carlos Padilla Esteban - publicado el 08/03/22

Cuaresma: La última palabra no la tiene el vacío sino la voz de un Padre diciéndome que me ama

No sé por qué llega la Cuaresma y me pongo triste. Tendría que ser todo lo contrario.

La ceniza me recuerda que la vida comienza a partir de la muerte. Que tengo que morir para que haya vida eterna.

Que la última palabra no la tiene el vacío sino la voz de un Padre diciéndome que me ama y su risa inagotable sosteniendo mi llanto.

La ceniza es ese beso de Dios en medio de mi vida, devolviéndole la sonrisa a mi rostro sombrío.

Porque sé que la tristeza no es el punto final sino el punto inicial de un nuevo amanecer. Como la misma noche sólo es el preludio de la luz de un sol que quemará mis días.

Marcados con la cruz

GIRL, ASH WEDNESDAY

Entonces ¿por qué me da miedo impartir la ceniza, recibir la ceniza? ¿Por qué la tristeza me arrasa el vientre y me duele el alma?

Las cenizas son los restos de esos ramos de olivo con los que aclamé feliz a ese Jesús que entraba glorioso en Jerusalén.

Salgo ahora con la cruz bendita coronando mi frente. Estoy marcado con la cruz de ceniza. El resto amargo de la derrota, del desprecio y del odio.

Y yo me dejo marcar, señalar como cristiano. Paso cuarenta días de camino desde el mismo lugar de la muerte.

Soy barro, estoy destinado al cielo

Las cenizas me dicen que soy polvo, que moriré un día y que todo pasará. Y me recuerdan que estoy llamado a la vida eterna.

Que tengo que recorrer un camino de cuarenta días de la mano de Jesús para no alejarme de la meta, del destino que siguen mis pasos.

Estoy tranquilo al revestirme de ceniza. Soy polvo, soy tierra, soy barro, arena de una playa bañada por el mar.

No le tengo miedo a este tiempo de Cuaresma que quiere recordarme que estoy hecho para el cielo. Que no soy un ciudadano de este mundo solamente.

Soy hijo de Dios, ciudadano llamado a vivir en las alas de los ángeles. No me turbo, no me desaliento.

Fiel a pesar del miedo y los límites

Salgo feliz con la marca de ceniza que me anima a descubrir el sentido de mis pasos. Jesús me besa en la frente y me dice que mi vida es preciosa.

Y me deja el aliento de su vida entregada sin miedo. Porque para seguir a Jesús tengo que dejar atrás mis miedos, todo lo que me pesa, mi orgullo, mi vanidad, mis dolores y mis penas.

Y tengo que cargar con mi humanidad herida, con el dolor que llevo dentro. Tengo que ser fiel a lo que Dios me ha entregado.

Dejo el miedo a un lado aunque forma parte de mi vida. Estoy tranquilo pensando que la vida es larga, no tengo miedo.

Jesús va conmigo

shutterstock_240633865.jpg

Hay tristezas que cargo en el alma. Todos las tienen. Mezcladas con alegrías. Triunfos y derrotas.

Comienzo este camino unido a ese Jesús que quiere morir y vivir conmigo. Eso me alegra, no estoy solo. No quiero estar solo. Leía el otro día sobre el dolor emocional:

«Intentó hablar con su madre sobre la tristeza que aún sentía. Ella le dijo: Ríe y el mundo reirá contigo. Llora y llorarás solo. Es terrible darse cuenta de que al estar triste, cuando más necesitas comprensión emocional, aprendes a estar solo».

John W. James y Rusell Friedmann, Superando pérdidas emocionales

En este tiempo veo a tantas personas tristes, que sufren cruces, pérdidas y dolores.No quiero que estén solas.

No quiero que sufran una soledad sin compañía. El dolor compartido es más llevadero.

Juntos al cielo

FRIENDS

La cuaresma que comienza con un día de ceniza es el símbolo de una comunidad que se reviste de muerte para resucitar para siempre.

La esperanza brota ya en el primer momento de este camino, eso me alegra. Estoy hecho de polvo y he nacido para el cielo.

Y no entro al cielo solo sino con todos aquellos que recorren el camino conmigo, en comunidad, en familia. De la mano.

Me abrazo a los que sufren para sostener sus penas. Y trato de sonreír a los que lloran para hacerles ver que tenemos toda una vida por delante.

La ternura de Dios me sostiene

Miro a Jesús feliz en Cuaresma. Me mira conmovido. No lo hago todo bien, cometo errores. Necesito su misericordia siempre de nuevo. Comenta el Papa Francisco:

«Hacer las cuentas con Dios es algo muy bonito, porque nosotros empezamos a hablar y Él nos abraza. ¡La ternura! La ternura no es en primer lugar una cuestión emotiva o sentimental: es la experiencia de sentirse amados y acogidos precisamente en nuestra pobreza y en nuestra miseria, y por tanto transformados por el amor de Dios».

En mi pobreza de ser polvo, ceniza, tierra, camino hacia Dios de su misma mano. En su misericordia me levanto para comenzar estos días sagrados. Feliz de sentir su gracia, me sostiene.

Tags:
cuaresmaesperanzasoledadtristeza
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.