Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 01 julio |
San Junípero Serra
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Cómo es la vida diaria en un monasterio en Ucrania durante la guerra?

Pe. Tomasz Samulnik, em mosteiro na Ucrânia durante a guerra

Томаш Самульнік | Facebook

Francisco Vêneto - publicado el 07/03/22

Entre el Santísimo Sacramento y las bombas: la torre de televisión que fue bombardeada por los invasores rusos está a pocos metros de un convento de frailes dominicos de Kiev. Ellos cuentan cómo lo viven

¿Cómo es la vida cotidiana en un monasterio durante la guerra en Ucrania, sabiendo que en cualquier momento una bomba puede acabar con tu vida?

Quien describe la vida cotidiana de una comunidad de frailes dominicos entre el Santísimo Sacramento y las bombas es el padre Tomasz Samulnik; que es polaco, pero vive en el monasterio ucraniano de la Madre de Dios, en Kiev. Cuyas puertas, desde hace varios días, golpean los puños de guerra.

El religioso habló en una entrevista con el portal católico suizo Cath.ch.

Algunos datos llamativos del testimonio del sacerdote dominico:

La torre de televisión que fue bombardeada por los invasores rusos se encuentra a pocos metros del convento. En él viven 5 religiosos, de los cuales 3 polacos y 2 ucranianos. Otras 15 personas se refugian en el convento debido a la guerra.

«Todas las noches me pregunto si estaremos vivos al día siguiente», confiesa el padre Tomasz. El estrés es permanente porque no se puede predecir cuál será el próximo objetivo de los ataques. Tal vez sea el monasterio.

Es angustioso sentir la inestabilidad incluso en el número de refugiados, que varía a diario porque muchas personas no saben si salir de la ciudad o quedarse a resistir, y cuando lo hacen, no saben dónde buscar un refugio razonablemente seguro.

En general, las personas de los barrios más peligrosos y sin acceso a los refugios subterráneos buscan ayuda en el monasterio.

Este Miércoles de Ceniza, el Padre Tomasz acudió a un convento de las Hermanas de la Caridad, a 13 kilómetros de distancia, para celebrar Misa para unos 40 fieles. En el camino, peligroso, tuvo que pasar por varios puestos de control del ejército ucraniano.

Hay tensión en las inspecciones porque se sabe que separatistas prorrusos se han infiltrado en la ciudad.

El toque de queda está vigente desde las 8 p. m. hasta las 7 a. m. Ha habido combates todas las noches. Cada vez que suenan las sirenas de alarma, lo que suele ser el caso, los refugiados descienden rápidamente al sótano del monasterio.

Incluso durante el día, las autoridades desaconsejan enfáticamente cualquier desplazamiento. Cada vez es más difícil comprar medicamentos porque muchas farmacias ya están cerradas. Aún quedan varios mercados y comercios abiertos, pero con colas cada vez más largas.

Incluso en medio de la guerra ya pesar de la brutal tensión, los frailes tratan de mantener su rutina de actividades lo más normal posible, priorizando las espirituales.

La celebración de la Santa Misa, el Rosario, la adoración del Santísimo Sacramento y la Liturgia de las Horas sigue formando parte de la vida cotidiana del monasterio y ayuda a la comunidad ya los refugiados a alimentar la esperanza y el coraje.

Tags:
conventoDeClausuradominicosguerraucrania
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.