Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 17 agosto |
San Esteban de Hungría
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Cómo detectar y apartarnos de las amistades tóxicas

GIRLS

Shutterstock | Antonio Guillem

Es importante conocer bien cómo es la persona en quien confiamos.

Violeta Tejera - publicado el 06/03/22

Si no son las adecuadas, las amistades pueden arrastrarnos a un túnel sin salida. ¿Cómo detectar las amistades tóxicas?

Las amistades se eligen y nos ayudan a crecer e integrarnos en la sociedad. Son necesarias para la socialización de las personas. Pero, si no son las adecuadas, se convertirán en un peligro que puede arrastrarnos a un túnel sin salida. ¿Cómo podemos detectar las amistades tóxicas?

Falta de libertad

El primer signo de una amistad tóxica es la falta de libertad. No hacemos lo que queremos porque tenemos que satisfacer al otro, no elegimos lo que nos gusta. Nos volvemos completamente dependientes del otro. Hacer lo que el otro dice, pide o desea en lugar de lo que nos gustaría con un objetivo claro: no ser rechazado. Una amistad tóxica que anula por completo nuestra personalidad y te trata como si fueras de su posesión. Te va separando de los demás.

Falta de ternura

Una amistad no es buena cuando se ríe de ti, te trata con sarcasmo, se burla de ti o cuando a solas te trata bien pero en público te ridiculiza. Puede comenzar como una broma para hacer gracia a los demás, pero te utiliza para crecer y hacerse el líder ante otros. Te falta al respeto ante los demás degradando tu persona. Una actitud que va convirtiéndote en una caricatura de ti mismo. Pasas a ser su marioneta.

shutterstock_1842712060-1.jpg
Hay amistades que están cerca solo físicamente.

Falta de vínculos

Las amistades tóxicas tratan de aislarte, de no permitir que juegues con otros, que no hables con nadie más ni hagas planes con más gente. Te quieren solo para ellos. Te apartan de la realidad y de los demás. Una situación que te impide disfrutar de las virtudes y cualidades que tienen otras personas y que pueden enriquecerte. La falta de vínculos con los demás te hará ir perdiendo la ilusión porque tu círculo se estrecha cada vez más y tus relaciones de amistad se convierten en rutina y servidumbre.

Si pasas por esto, tienes una amistad tóxica. Debes evaluar a tus amigos, despertar y cambiar de amistades. ¿Cómo hacerlo?

Busca ayuda y haz preguntas

Lo primero que hay que hacer es hablarlo. Contarlo en casa para que te ayuden. Tus padres o hermanos están ahí siempre para que les cuentes lo que necesites, lo que te preocupa.

Hacer preguntas a los que te tratan de manejar es muy útil, les hará buscar respuestas a sus comportamientos, enfrentarse a sí mismos, a sus argumentos.  Si, por ejemplo, te ofrecen un cigarro, pregúntale por qué fuma, cuánto hace que fuma y si no le importa oler a tabaco. Conseguirás poner a la otra persona a la defensiva. Hacerla sentir incómoda.

Decir No

Contesta que “no” con convicción si lo que te proponen no te gusta. Mírale a los ojos y di “no” con fuerza y autoridad las veces que haga falta. Incluso refuérzalo con una afirmación positiva. “No quiero tomar drogas porque me gusta mi cerebro, gracias”. No hay que tener miedo a decir al otro lo que no nos gusta. Para hacerlo, lo mejor es estar a solas con él sin más gente alrededor, mirarle a la cara, explicarle cómo te sientes y pedirle que te deje tranquilo. 

Considera las consecuencias

Siempre es recomendable preguntarse las consecuencias de nuestros actos. Tomarse un tiempo para pensar en lo que puede pasar si hago alguna cosa y no caer en la trampa de “todos los hacen”.

Hay que evitar estar en situaciones que puedan comprometer mi comportamiento. En lugares donde sepamos que podemos estar expuestos a cosas no tan saludables. Como dice el refrán: evita la ocasión y evitarás el peligro.

Sé tu mejor amigo

Tenemos que tener en cuenta que para que los demás nos acepten y valoren, lo primero que tenemos que hacer es valorarnos a nosotros mismos. Recordarnos que somos únicos, irrepetibles y especiales y que, por tanto, no vamos a permitir ningún mal comentario ni insulto a nuestra persona. Una autoestima que te permitirá además ponerte al lado del débil para evitar que sea atacado. Apoyar y defender sus opiniones demostrará que eres capaz de pensar por ti mismo.

Busca personas acordes a ti

Intenta rodearte de gente afín a ti. Que comparta tus gustos, valores y aficiones. Esto te hará crecer como persona. Te hará más libre, fecundo y verdadero. Sentirte a gusto, respetado, apoyado y feliz con los otros es el mejor signo de que sí es una buena amistad. Recuerda que los verdaderos amigos te quieren por quién eres, no por lo que ellos quieren que seas.

Tags:
amistadrelaciones amorosasrelaciones sociales
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.