Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 06 diciembre |
San Nicolás
Aleteia logo
Viajes
separateurCreated with Sketch.

7 ideas para disfrutar de la visita a un monasterio

Fontenay-cister-14.jpg

Ignacio Sánchez Zárate

Claustro de la abadía de Fontenay, en Marmagne (Francia)

Fundación De Clausura - Matilde Latorre - publicado el 10/02/22

Ignacio Sánchez Zárate, arquitecto y fotógrafo profesional, presenta los pasos que el visitante puede seguir para comprender el espíritu que hizo posible el sorprendente florecimiento de la vida monacal.

Visitar un monasterio no es visitar un museo. Sus capiteles, su claustro, sus vidrieras… cuentan una historia: la de hombres y  mujeres que allí consagran o han consagrado su vida a Dios en la oración y el trabajo.

Pocas visitas pueden tener un impacto tan fuerte para la vida espiritual. Ahora bien, para sentir la irradiación espiritual de un monasterio, incluso desde el punto de vista arquitectónico, es necesario prepararse. 

Y quién mejor nos puede ayudar a preparar la visita a un monasterio que Ignacio Sánchez Zárate, arquitecto y fotógrafo profesional, que ha dedicado veinte años de su vida a visitar y estudiar más de ochenta monasterios de la Orden del Císter, surgida en 1098 para vivir fielmente la Regla de San Benito. 

Zárate ha creado Cister.org, una página web en la que recoge la belleza de la arquitectura cisterciense a través de sus fotografías. 

Muchas de estas imágenes fueron expuestas y explicadas por su autor en el «Octavo encuentro en torno al claustro», organizado por la Fundación DeClausura

Ignacio Sánchez Zárate propuso siete pasos para que podamos disfrutar y entender con facilidad la visita a un monasterio. Si sigues estos pasos, tu visita a un monasterio se hará inolvidable.

1El lugar

Ante todo, es necesario preparar el viaje al monasterio. Ubicar el cenobio en el mapa para observar dónde se enclava. Suelen estar rodeados de tierras de calidad para su cultivo y en parajes retirados de la ciudad, en entornos naturales seguramente cercanos a un río o a un lago para disponer fácilmente de agua. Ayuda también analizar su nombre, pues nos dará pistas de las características de su emplazamiento.

2El pensamiento de la época

Si visitas un monasterio histórico, la visita cambia radicalmente si intentamos desconectar de nuestra realidad para empatizar con el pensamiento de quienes construyeron aquel monasterio: personas movidas por grandes ideales espirituales que vivían en una realidad rural dura y que contaban con el conocimiento de los maestros de obra para poder erigir estos fabulosos edificios. 

3El conjunto monástico

“Un monasterio es la superposición de diversas realidades complementarias”: la liturgia y el hombre. La arquitectura se encarga de unirlas para dar una clara respuesta a su función litúrgica y albergar la vida de la comunidad monástica. 

4Las habitaciones

La iglesia, con su símbolo trazado en cruz, y el claustro, como el corazón desde el que parten sus ejes principales, marcan el plano del monasterio. En la sala capitular, se reúne la comunidad al final de la jornada. En el refectorio se come en silencio y, en el dormitorio, el monje busca el reparador descanso.

5La luz 

Es el principal elemento de la arquitectura, pues es la encargada de cualificar los espacios construidos y darles la fuerza, la emoción y el misticismo propio de estas construcciones religiosas.

6La materia

Fijarse en el componente en el que está construido el monasterio: la piedra. Tocarla para palmar su temperatura y rugosidad, sus marcas, su ductibilidad o sus imperfecciones y cicatrices… 

7El paso del tiempo

Ignacio Sánchez Zárate anima a buscar las huellas de estos edificios para valorar el paso del tiempo en ellos: seiscientos, setecientos, ochocientos años… Algunos, desamortizados, hoy se encuentran en manos privadas. En esos casos, en ocasiones un capitel o una columna  pueden ser la pista para saber que estamos en un lugar que en su día sirvió para orar y alabar a Dios.

En este vídeo puedes revivir el VIII encuentro en torno al claustro, organizado por la Fundación DeClausura

Aleteia, red global católica de información, en virtud de su misión fundacional, contribuye, en colaboración con la Fundación DeClausura, a comunicar la vida, espiritualidad  y productos de los monasterios contemplativos. 

Tags:
DeClausuraespiritualidadmonasterioturismo religioso
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.