Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 09 diciembre |
San Juan Diego
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Cuando el último presidente católico de Estados Unidos se reunió con el Papa

Jill and Joe Biden

OSSERVATORE ROMANO | AFP

Patrick Briscoe OP - publicado el 29/10/21

John F. Kennedy fue también el primer presidente católico —y tan solo el tercer presidente en funciones en la historia de EE.UU.— en reunirse con el Papa

La fe del por entonces senador John F. Kennedy fue notoriamente controvertida durante las elecciones de 1960. El intelectualismo liberal criticaba a Kennedy por las visiones de la Iglesia sobre los métodos anticonceptivos y la economía, mientras que los anticuados fundamentalistas atacaban al papado y el culto católico.

Frente a este telón de fondo, y durante su campaña por la presidencia en 1960, John F. Kennedy dio un gran discurso en Houston, Texas. Ante cientos de ministros protestantes, resumió su perspectiva sobre su fe católica, la fe en un cargo público y la naturaleza de la religión en Estados Unidos en general.

En el discurso, Kennedy pronunció unas ya famosas palabras: “No soy el candidato católico a la presidencia. Soy el candidato del Partido Demócrata que resulta que también es católico. No hablo por la Iglesia en temas públicos y la Iglesia no habla por mí”. En el mismo discurso, prometió gobernar de acuerdo con “lo que mi consciencia me dicta que es el interés nacional”. Rechazó con vehemencia toda idea de que fuera a ser influido por cualquier autoridad católica o guiado por su fe religiosa en cuestiones de política pública.

Todo esto hace mucho más interesante que Kennedy fuera también el primer presidente católico —y tan solo el tercer presidente en funciones en la historia de EE.UU.— en reunirse con el Papa.

La muerte de Juan XXIII

Justo un mes antes del viaje previsto de Kennedy a Italia, que incluía una visita al Vaticano, el papa Juan XXIII murió de repente el 3 de junio de 1963. Juan XXIII tenía intención de ofrecer a Kennedy una copia firmada de su encíclica, Pacem in Terris, que fue entregada póstumamente al presidente por el propio cardenal Cushing de Boston. No obstante, la muerte del Pontífice interrumpió la labor del Concilio Vaticano Segundo y generó incertidumbre sobre el viaje del presidente por el extranjero.

Pablo VI resultó debidamente electo el 21 de junio, solamente tres semanas después del fallecimiento de su predecesor, y accedió a reunirse con el presidente Kennedy. Kennedy, por respeto a los acontecimientos de la coronación del nuevo Pontífice, planteó cancelar el viaje por completo. Al final, se decidió que el presidente estadounidense aterrizaría en Milán y luego partiría hacia Roma, donde sería recibido por el nuevo Papa. 

Protocolos y más

Una vez quedó confirmada la reunión, surgieron otras preguntas. ¿Cómo respetaría Kennedy el protocolo tradicional de arrodillarse y besar el anillo del Papa? ¿La audiencia se produciría en un idioma extranjero? Las preguntas no eran meras cuestiones sobre la observancia de los protocolos apropiados, ya que los enemigos políticos de Kennedy pensaban sacar el máximo provecho a las fotografías del presidente de los Estados Unidos arrodillándose ante el Supremo Pontífice de Roma.

Pablo VI solucionó todas estas dudas, ya que, cuando Kennedy se acercó, saludó cálidamente al Presidente extendiendo su mano para estrechársela cordialmente.

Más tarde, el Santo Padre destacó la naturaleza positiva del encuentro: “Recibimos la visita oficial del Presidente de los Estados Unidos de América, John F. Kennedy, el 2 de julio de 1963, pocos días después de nuestra elección al Pontificado romano; y esta circunstancia especial contribuyó a dar a nuestro espíritu una profunda impresión resultante de ese encuentro, y nos dio una gran esperanza en nuestro nuevo ministerio apostólico al establecer este contacto con los más eminentes y significativos representantes del mundo”. 

La impresión positiva de Pablo VI sobre el presidente Kennedy incluyó su valoración del discurso inaugural de Kennedy (“Fue una obra de arte”), de la “capacidad de Kennedy para hablar a la sociedad moderna en términos concretos” y de sus modales “modestos y corteses” durante su encuentro. 

Un mundo cambiante

Desde que el presidente Kennedy fuera recibido en el Vaticano, Estados Unidos se ha transformado, en especial por las divergencias en asuntos sociales.

El actual presidente estadounidense Joe Biden, católico, preside una nación que ha legalizado la anticoncepción artificial (7 de junio de 1965) y el aborto (22 de enero de 1973), además de redefinido la naturaleza del matrimonio (26 de junio de 2015). Asimismo, Estados Unidos se ha implicado repetidamente en acciones militares no aprobadas por el Vaticano: tanto la guerra de Vietnam como la de Irak vienen a la mente.

Qué cabe esperar

Entonces, ¿qué cabe esperar de la inminente reunión entre el papa Francisco y el presidente Biden? Jen Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca, afirmó que el presidente y el Papa conversarán sobre esfuerzos comunes “cimentados en el respeto por la dignidad humana fundamental, incluyendo el final de la pandemia de Covid-19, el afrontamiento de la crisis climática y el cuidado de los pobres”.

No se espera ninguna declaración pública del papa Francisco en el momento de la reunión. Queda por ver si el Santo Padre mencionará algún aspecto del programa del presidente Biden de los que divergen notoriamente de la doctrina de la Iglesia.

Tags:
catolicismoestados unidosjuan xxiiipablo vipapa franciscopresidente
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.