Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 19 octubre |
San Juan de Brébeuf y compañeros mártires
Aleteia logo
home iconActualidad
line break icon

La marcha indígena de Bolivia y la ayuda humanitaria de la Iglesia

BOLIVIA

iglesiasantacruz.org

Pablo Cesio - Aleteia Bolivia - publicado el 23/09/21

Una fuerte movilización que tiene como protagonistas a los habitantes de las "tierras bajas", como la Chiquitania, gesto que representa un nuevo clamor por la defensa de sus territorios y derechos. Mientras tanto, una vez más la Iglesia expresa apoyo y cercanía.

“Encuentro, saludo fraterno y conocer sus necesidades”. He aquí las expresiones utilizadas tras la ayuda humanitaria ofrecida por la Iglesia en las últimas horas a los indígenas que desde hace aproximadamente un mes se pusieron en camino para hacer sentir sus reclamos en cuanto a tierras y derechos.

Así se conoce esta instancia conocida como la “XI Marcha Indígena Por la defensa de los territorios y la defensa de sus derechos”, instancia que también hace recordar la primera marcha del año 1990.

En esta edición de la marcha, los protagonistas comenzaron el itinerario allá por el 25 de agosto desde la ciudad amazónica de Trinidad (Beni). El objetivo era llegar este 24 de septiembre a la ciudad de Santa Cruz, algo que ha sufrido algunos retrasos.

En medio de esto, un contexto actual –también de crisis organizativa del movimiento indígena-  que los motiva a volver a clamar por sus tierras, derechos en medio de una situación cargada de denuncias que van en la línea del avasallamiento, así como cuestiones medioambientales. En ese sentido, el tema de los incendios forestales en la región de la Chiquitania –entre otras-  ha sido un tema que se ha vuelto a repetir con contundencia en 2021.

Mientras todo esto acontece, el gobierno encabezado por Luis Arce sigue de cerca el avance de esta marcha, una instancia que vuelve a genera expectativa en cuanto a su desenlace.

La ayuda humanitaria

“Como Pastoral Social Caritas Bolivia, consecuentes con nuestra misión institucional y de la opción preferencia por los pobres, apoyamos a la Marcha con asistencia humanitaria haciendo llegar un lote de alimentos de primera necesidad consistente en arroz, azúcar, aceite sal, fideos, agua, charque y conservas entre otros víveres, llevando el mensaje de esperanza y solidaridad con sus demandas en el marco del respeto de sus derechos, de sus territorios en el marco de los establecido en el ordenamiento legal boliviano”, expresó la Pastoral Cáritas Bolivia.

Estas palabras forman parte de un comunicado emitido por la pastoral el pasado 13 de septiembre y que hace referencia a “una estrategia de manifestación de la resistencia de los pueblos indígenas a las amenazas a sus derechos y sobre todo a su dignidad y sus territorios”.

Es por esto que desde Cáritas Bolivia se ha decidido ofrecer apoyo a esta manifestación y con ello la ayuda humanitaria a los protagonistas.

El mensaje del Arzobispado de Santa Cruz

Por último, el propio arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti, ha expresado el respaldo a los pueblos originarios y su marcha en reclamo de sus derechos. Lo hizo el pasado 20 de septiembre a través de un mensaje denominado “Convocados a la caridad solidaria”.

La convocatoria es a que las parroquias, agentes pastorales, laicos comprometidos y personas de buena voluntad puedan “dar testimonio de la caridad de Dios entre estos hermanos a lo largo de su camino y en los lugares donde pernocten, con el acompañamiento espiritual, la acogida fraterna, la ayuda humanitaria y sanitaria, y la atención a otras necesidades”.

“Conscientes de la responsabilidad que esta tarea conlleva, llamamos al Gobierno Nacional a reconocer la legitimidad de la protesta y escuchar sus propuestas y a precautelar la seguridad y la vida de los marchistas ante posibles provocaciones; a las organizaciones políticas e instituciones sociales a no usar la marcha en función de intereses particulares y, a los hermanos marchistas, a mantener firme su independencia de cualquier injerencia y la defensa inalterable y pacífica de sus derechos”, se recuerda en otro pasaje del comunicado.

Una vez aquello del encuentro, saludo y empatía con las necesidades.

Tags:
america latinaboliviaiglesiaindigenas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
3
Gelsomino del Guercio
Carlo Acutis habló de un regalo que le hizo Jesús, ¿de qué se tra...
4
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
5
squid game
Dolors Massot
¿Qué ocurre con la serie «El juego del calamar» (Squid Game)?
6
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
7
CARLO ACUTIS, CIAŁO
Gelsomino del Guercio
«Cerró los ojos sonriendo»: así murió Carlo Acutis
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.