Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 27 septiembre |
San Vicente de Paúl
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Una persona fallecida puede manifestarse?

Andrey_Popov | Shutterstock

Fernando Cárdenas Lee, Foyer de Charite - publicado el 11/08/21

Un alma puede manifestarse y hay muchos testimonios en este sentido

Imagínate estar trabajando como vigilante en un establecimiento, y que en las horas de la noche algo te ataque y te golpee.

Pues bien, eso fue lo que ocurrió hace unos días, en una población colombiana ubicada a 270 km de Bogotá.

El hecho quedó filmado en una cámara de video, e inmediatamente algunos medios de comunicación entraron en contacto con personas “expertas” en fenómenos paranormales y se habla de la presencia de un “fantasma”.

Sin hacer un juicio sobre este caso, sí creo que es una oportunidad para profundizar nuestra fe sobre estos temas.

El Catecismo de la Iglesia Católica enseña:

“La muerte pone fin a la vida del hombre como tiempo abierto a la aceptación o rechazo de la gracia divina manifestada en Cristo (cf. 2 Tm 1, 9-10). El Nuevo Testamento habla del juicio principalmente en la perspectiva del encuentro final con Cristo en su segunda venida; pero también asegura reiteradamente la existencia de la retribución inmediata después de la muerte de cada uno como consecuencia de sus obras y de su fe” (Cat. 1021)

Es decir, la Iglesia enseña que después de la muerte hay una “retribución inmediata”. Es el juicio particular para cada alma, donde se irá al cielo, al purgatorio, o al infierno, de acuerdo a sus obras y su fe.

Ahora bien, un alma ya fallecida puede manifestarse, y de hecho hay varios testimonios en este sentido.

Cómo se manifiestan las almas

Pero la manera de manifestarse depende del estado o lugar en que se encuentra.

Así por ejemplo aquellas almas que gozan de la presencia de Dios por encontrarse en el cielo usualmente se manifiestan dejando paz, trayendo alegría, y en algunas ocasiones un olor agradable como por ejemplo el olor de rosas.

Para mencionar solamente algunas de estas manifestaciones de almas santas, recordemos a san Miguel Arcángel. En los diferentes lugares donde se ha aparecido: Tlaxcala, México; Monte Gargano, Italia, ha hablado de dar la salud: las piedras en Gargano, que liberan de la plaga, y el agua en México.

Otro santo que se ha manifestado ha sido san José, quien apareció en la última manifestación de Nuestra Señora en Fátima con el Niño Jesús en sus brazos, y bendecía al mundo.

Thumbnail for read also
Te puede interesar:Apariciones de san José

Santa Catalina y Santa Margarita se le aparecen a santa Juana de Arco, y la ayudan para dirigirse y hablar con el Delfín Carlos VII quien se hallaba escondido.

De santa Teresita del Niño Jesús es una devoción popular el creer que cuando se le reza a esta santa, ella se manifiesta dando una rosa blanca.

Desde el purgatorio

Respecto a las manifestaciones de las almas del purgatorio son diferentes las características que rodean  sus apariciones.

Generalmente las almas del purgatorio piden oraciones, que se le apliquen misas para que se termine o acorte su tiempo en el purgatorio.

Varios son los testimonios de este tipo de manifestaciones. En Roma se encuentra el Museo de las almas del Purgatorio. Allí se se recogen testimonios y objetos de las visitas de estas almas.

La santa colombiana santa Laura Montoya narra en su autobiografía una serie de manifestaciones de almas del purgatorio, a las cuales la santa les prometía orar e interceder por ellas.

El Padre Pío de Pietrelcina afirmaba: “más almas de los muertos del purgatorio que de los vivos subían [a este monasterio]”.

A san Gregorio Magno Papa se le aparece el monje Justus el último día de las 30 misas que el Papa celebraba por él. El monje dice que, gracias a estas misas ya había sido librado del purgatorio.

Santa Margarita Maria Alacoque narra:

“Mientras estaba ante el Santísimo el día del Corpus Domini de repente se me presentó delante una persona envuelta en llamas, cuyos ardores penetraron tan fuertemente que me parecía arder con ella. El piadoso estado en el que me hizo ver que se hallaba en el purgatorio, me hizo derramar muchas lágrimas. Me dijo que era ese religioso benedictino que una vez escuchó mi confesión y me ordenó que comulgara; para compensarlo por tan útil consejo, Dios le permitió dirigirse a mí, para que le aliviase sus penas, pidiéndome durante tres meses estar en todo lo que hiciera o sufriera”.

Manifestaciones perturbadoras

En lo que se refiere a las manifestaciones de las almas condenadas, sus características son totalmente diferentes: no piden oración ni misas por ellas, perturban la paz, no dan bendición, y en algunas ocasiones lo que piden son cosas exageradas, y pueden ser violentas o causar daño.

En la aparición del 13 de julio, Nuestra Señora en Fátima les muestra a los pastorcitos el infierno. Sor Lucía lo describe así en sus Memorias:

“Mientras Nuestra Señora decía estas palabras abrió sus manos una vez más, como lo había hecho en los dos meses anteriores. Los rayos de luz parecían penetrar la tierra, y vimos como si fuera un mar de fuego. Sumergidos en este fuego estaban demonios y almas en forma humana, como tizones transparentes en llamas, todos negros o color bronce quemado, flotando en el fuego, ahora levantadas en el aire por las llamas que salían de ellos mismos junto a grandes nubes de humo, se caían por todos lados como chispas entre enormes fuegos, sin peso o equilibrio, entre chillidos y gemidos de dolor y desesperación, que nos horrorizaron y nos hicieron temblar de miedo”.

El reconocido exorcista Gabriel Amorth en su libro Memorias de un exorcista. Mi lucha contra Satanás narra que durante un exorcismo fue “visitado” por 3 almas condenadas, que habían poseído el cuerpo de una joven y le infligían dolores y daños físicos.

Almas errantes

Así que las manifestaciones, dependiendo del lugar o estado en que se encuentra el alma, tienen distintas características y son diferentes.

Además de las anteriores manifestaciones, es posible que un alma no haya encontrado el camino a Dios, y esté esperando su juicio. Son las llamadas almas errantes.

Debo decir que esta es una cuestión abierta en la teología. Sin embargo hay varios testimonios que dan pie para hablar de esta posibilidad a manera de hipótesis.

Personalmente conozco el caso de un médico anciano que contaba que en su época de estudiante debían buscar un esqueleto para estudiar.

Una noche oyó unos gemidos muy fuertes, sin saber la procedencia de dichos aullidos, comenzó a buscar hasta encontrar que provenían del esqueleto que tenia en su cuarto.

Al día siguiente lo enterró cristianamente y cesaron los gritos de dolor que había escuchado.

Otro testimonio de un sacerdote que fue a un velorio; al entrar, los familiares del difunto  lo dejaron solo, y de un momento a otro se “levantó” el difunto, pidió la confesión y el sacerdote le dio la absolución.

Maria Simma también cuenta varias experiencias en este sentido. El Padre Fortea ha dedicado un libro a estudiar este tema y que precisamente lleva el título de Tratado de las almas errantes.

El sacerdote español afirma que ha escrito este libro debido a los varios testimonios recogidos durante exorcismos practicados.

El Padre Fortea afirma:

“Estas almas errantes estarían en el purgatorio. Pues el purgatorium es un estado de purificación. Estas almas llamadas errantes (porque vagan por la tierra) o perdidas (porque perdieron su camino hacia la Luz) pueden todavía purificarse. Luego, si estas almas existen, su morada escatológica, sin ninguna duda, es el purgatorio”.

Juicio particular suspendido

Algunos testimonios mencionan que sobre estas almas Dios ha decidido suspender el juicio particular de ellas, y esto debido a las oraciones que otros han hecho por ellas.

Se suspende el juicio, y en este caso el alma puede hacer méritos para ganar la vida eterna y salvarse.

Así como en el mundo hay ocasiones en las que el juez debe suspender el juicio, por la razón que sea (los abogados así lo piden, causas de salud, etc) y en este caso el acusado todavía no recibe una condena; así también ¿por qué Dios, juez misericordioso, no podría suspender el juicio sobre un alma?

Esta hipótesis se aplicaría a los hombres y no a los ángeles, toda vez que como enseña Juan Pablo II, la decisión de estos seres espirituales es más radical que la de los hombres, y esto debido al grado del conocimiento del amor y bondad de Dios.

“Los espíritus puros, enseña Juan Pablo II, tienen un conocimiento de Dios incomparablemente más perfecto que el hombre, porque con el poder de su inteligencia, no condicionada ni limitada por la mediación del conocimiento sensible, ven hasta el fondo la grandeza del Ser infinito, de la primera Verdad, del sumo Bien”.

Es por ello que no existen “ángeles errantes”, como sí pueden existir “almas humanas errantes”.

Recordemos la parábola del juez injusto y la viuda que le pedía incesantemente:

“Hazme justicia…y Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos, que están clamando a él día y noche, y les hace esperar? Os digo que les hará justicia pronto. Pero, cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará la fe sobre la tierra?” (Lc 18, 1-8).

Por ello clamemos a este Dios justo y misericordioso, clamemos sin cesar por tantas almas que necesitan de nuestra oración y pidamos misericordia. Recordemos el aviso que dio Nuestra Señora en Fátima:

Hay muchos que se condenan porque no hay quién rece por ellos”.

Tags:
almaaparicionesfantasmasmuertepurgatorio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
3
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
4
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Jesús V. Picón
Sacerdote con COVID-19: No se puede vivir una enfermedad sin la E...
7
VIRGIN
Patricia Navas
Oración a la Virgen de la Merced para romper cadenas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.