Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 noviembre |
Santa Catalina Labouré
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Por qué Venezuela fue consagrada al Santísimo Sacramento?

VENEZUELA

@GuardianCatolic

Monseñor Juan Bautista Castro motivó la Consagración de Venezuela al Santísimo Sacramento el 2 de julio de 1899

Ramón Antonio Pérez - Aleteia Venezuela - publicado el 02/07/21

Eran tiempos difíciles para la iglesia en Venezuela. Los sacerdotes y religiosos eran perseguidos, encarcelados y expulsados del país; los conventos y seminarios, cerrados. El padre Juan Bautista Castro motivó la devoción al Santísimo para fortalecer la fe en esa época de persecución

Que se levante sobre Venezuela el Sol de la Divina Hostia, que se levante este Sol amado de las almas para nunca más ocultarse en el horizonte de nuestra Patria”.

Estas hermosas palabras corresponden al arzobispo de Caracas, monseñor Juan Bautista Castro en su carta pastoral del 17 de septiembre de 1906. La frase recoge su devoción a la eucaristía. La salida de la oscuridad.

Juan Bautista Castro nació en Caracas, el 19 de octubre de 1846. Desde los inicios de su formación sacerdotal encontró fuerza en la eucaristía adquiriendo sólidos conocimientos teológicos que fortaleció con la oración y otras prácticas de piedad. Sin embargo, aquel momento no era fácil para la iglesia. Esta venía debilitada del proceso de Independencia. Tenía un clero reducido y trataban de ahogarla por un conflicto personal y político surgido entre el general Guzmán Blanco –presidente de Venezuela- y el arzobispo Silvestre Guevara y Lira, en el año 1870.

A ello se suma otro problema surgido con uno de los ministros de Guzmán Blanco. En este caso a quien se le negó la dispensa de su matrimonio y los recaudos necesarios para casarse con la hijastra. Sumando todo, se produjo el destierro del arzobispo de Venezuela. Luego ocurren los intentos de controlar a la iglesia, el cierre de seminarios y la expulsión de religiosos y religiosas.

Otro punto que vendrá a añadir fuego a la tensa situación tiene que ver con la instauración del matrimonio civil. Sin dudas, la iglesia estaba debilitada y las facciones internas a punto generar un cisma con Roma. Solo quedaba clamar a Jesús, con un corazón contrito y humillado.

La Hostia iluminó en tiempos difíciles

En ese contexto, el presbítero Juan Bautista Castro había motivado la devoción a Jesús Sacramentado como una manera de fortalecer la fe de la iglesia, del clero y la feligresía. Elevó su propuesta a las más altas autoridades eclesiásticas siendo escuchado. Se realizaron los actos y desde el 2 de julio de 1899, Venezuela quedó consagrada al Santísimo Sacramento.

Pedro Reinaldo Bravo afianza que estos acontecimientos hicieron surgir la iniciativa del padre Castro de consagrar al país como República del Santísimo Sacramento.

Se constituyó una junta nacional presidida por el doctor Francisco Izquierdo Martín quien presentó la propuesta a los obispos de Venezuela, la cual fue aceptada”, relata en nota enviada a Aleteia.

Juan Bautista se distinguió por su gran amor a la eucaristía en todo momento”, dice. “Algunos años antes de la consagración, estableció la adoración perpetua al Santísimo Sacramento al principio en la Iglesia de Las Mercedes en Caracas. La misma fue trasladada a Santa Capilla –en el centro de Caracas- que fue construida con esa finalidad y para ser también Santuario Eucarístico”.

Entre las obras de Castro resalta la fundación en 1896, junto a la Hermana Juliana, de las Siervas del Santísimo Sacramento con varias jóvenes caraqueñas a quienes preparó a los pies de Jesús Sacramentado en Santa Capilla. Fue miembro de la Academia Venezolana de la Lengua y fundador de periódicos. Con el diario “El Ancora” inició la prensa católica en Venezuela no sólo para divulgar los documentos pontificios, también defendía los intereses de las iglesias en esa época.

Debido a las constantes denuncias en contra del gobierno, el General Guzmán Blanco prohibió la publicación de El Ancora y envió a la cárcel al padre Castro. El sacerdote no se amilanó y en el año 1890 fundó otro diario: La Religión, que se convirtió en el decano de la prensa nacional. También fue arzobispo de Caracas entre 1904 y 1915, desarrollando una pastoral intensa y reconocida.

VENEZUELA
Padre Luciano Labrador lleva el Santísimo al Hospital del Seguro Social en Guarenas

¿Cómo fueron los actos de la consagración?

Una vez que se obtuvo la aprobación del episcopado comenzaron la preparación para el acto solemne con actividades misioneras realizadas en la catedral de Caracas, desde el 25 de junio hasta el 29 de junio de 1899. El sábado 1 de julio de 1899, al mediodía, hubo repiques de campanas en todos los templos. Las casas de la ciudad también se prepararon para el evento.

El padre Ramón Vinke en su obra “Consagración al Sagrado Corazón de Jesús”, señala:

“Desde esa hora todas las ventanas y balcones sacaron a relucir sus banderas, decorándose, además, muchas casas con cuadros religiosos, imágenes, inscripciones, adornos simbólicos, corona de flores. Resaltaban, entre todas, las banderas blancas con franjas rojas, que llevaban grabada una Custodia y esta inscripción: Nuestro Refugio está en el Santísimo Sacramento”.

El domingo 2 de julio, día de la consagración a Jesús Sacramentado, durante la mañana muchos hombres y mujeres recibieron la sagrada comunión en los templos de Caracas. En la Catedral de Caracas se expuso el Santísimo y hubo reflexiones y cantos.

A partir de la una de la tarde, en la misma iglesia primada, cada párroco de la ciudad en compañía de su feligresía leía con ellos y en nombre de ellos el Acto de la Consagración. A las cinco de la tarde en ceremonia solemne presidida por Monseñor Críspulo Uzcátegui leyó el Acto de Consagración de Venezuela al Santísimo Sacramento.

¿Qué significa la Consagración para Venezuela?

Pedro Reinaldo Bravo tiene varias consideraciones sobre la consagración al Santísimo. “Significa que Venezuela le pertenece a la Sagrada Eucaristía, sacramento por excelencia instituido por el mismo Cristo”, dice. Recuerda que, en el momento de la consagración durante la misa, “el sacerdote actualiza el sacrificio de Jesucristo en la cruz para la salvación del mundo”.

Igualmente, implica el deber de formarse y valorar este sacramento. En este caso la fuente y culmen de la vida de la Iglesia, como lo señaló el Concilio Vaticano II. “Es un deber participar en la Eucaristía los domingos y preceptos; vivir nuestra fe católica en todo momento en la práctica de los valores cristianos; y estar en comunión con el Papa, los obispos y presbíteros”, sostiene.

Comenta que, en la práctica, Venezuela profesa este amor al Santísimo en diversos momentos:

“Las celebraciones del Corpus Christi, durante los jueves eucarísticos, los domingos de Minerva, las cuarentas horas, la adoración al monumento los Jueves y Viernes Santo, la solemnidad al Sagrado Corazón de Jesús, la adoración de los primeros viernes del mes, y los cuatros congresos eucarísticos nacionales celebrados en los años 1907, 1925, 1956 y 2011”.

Destacó que, en el último congreso eucarístico, el domingo 26 de junio de 2011, en solemne misa presidida por el cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas y concelebrada con todo el episcopado venezolano, se renovó la consagración de Venezuela al Santísimo Sacramento.

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) estableció que todos los años en el primer domingo de julio se celebre la acción de gracias por esta consagración de Venezuela a Jesús Sacramentado. De manera que este año 2021, la acción de gracias será el domingo 4 de julio, de acuerdo con lo establecido en la 102 asamblea de la CEV, realizada del 7 al 11 de julio de 2014.

Tags:
america latinaconsagracioneucaristiavenezuela
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.