Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 18 octubre |
San Lucas
Aleteia logo
home iconViajes
line break icon

El obispo alemán que murió por beber demasiado buen vino

WINE

Shutterstock | grafvision

Maria Paola Daud - publicado el 24/06/21

Ocurrió en Montefiascone y en su tumba, como recuerdo, cada aniversario de su muerte, vierten sobre la tumba un barril de vino

Uno de los mejores vinos blanco de Italia se encuentra en Montefiascone, y su historia está envuelta en una leyenda muy pintoresca en la que el protagonista es un obispo alemán.

La leyenda

Corría el año 1111, Enrique V de Franconia, decide presentarse ante el Papa Pacual II para obtener el título de emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Por supuesto no viajaba sólo, lo acompañaba el obispo Johannes Defuk, gran amante del vino, que a su vez estaba acompañado por su fiel copero.

El copero solía precederlo, visitando las posadas en busca del mejor vino para su “patrón”. Cada vez que cataba el vino y si era bueno, escribía al lado de la puerta de la posada la palabra “Est”, que vendría a significar “hay”.

Una vez llegado a la ciudad de Montefiascone que extasiado por el gusto del buen vino que se producía en la zona, y no pudo sino que señalarlo no con un “est” sino con tres “est” y remarcarlo con signos de admiración: “Est!, Est!!, Est!!!”

Las cualidades de este vino fueron aprobadas sin ninguna duda por el propio Defuk quien, una vez finalizada la misión, decidió regresar a Montefiascone, donde permaneció el resto de su vida para deleitarse del buen vino hasta su muerte.

Morir por demasiado Est

Y fue por el exceso de este buen vino que murió después de dos años a causa de una enfermedad ligada al consumo excesivo de alcohol.

Es por eso que su tumba se encuentra en la hermosa iglesia medieval de San Flaviano, siempre en Montefiascone.

Por eso, tras su entierro en la basílica de San Flaviano una placa, que parecería haber sido escrita por su siervo, recuerda: “¡Por ​​demasiado EST! aquí yace muerto mi señor Johannes Defuk ”.

SAN FLAVIANO

El obispo en agradecimiento por la hospitalidad de la amada gente de Montefiascone, y como último acto de homenaje a su vino Est!, Est!!, Est!!!, dejó a los ciudadanos de Montefiascone una herencia de 24.000 escudos.

Y los ciudadanos a cada aniversario de su muerte, vierten sobre la tumba un barril de vino, tradición que se repite desde el siglo XVIII hasta nuestros días.

Tags:
italiatradiciones
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
3
squid game
Dolors Massot
¿Qué ocurre con la serie «El juego del calamar» (Squid Game)?
4
Gelsomino del Guercio
Carlo Acutis habló de un regalo que le hizo Jesús, ¿de qué se tra...
5
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
6
CARLO ACUTIS, CIAŁO
Gelsomino del Guercio
«Cerró los ojos sonriendo»: así murió Carlo Acutis
7
Felipe Aquino
¿Hay pecados tan graves que no puedan ser perdonados?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.