Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 13 junio |
San Antonio de Padua
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Por qué no hay que tener miedo a pedir perdón a un hijo?

apology father

Iakov Filimonov - Shutterstock

Miriam Esteban Benito - publicado el 14/05/21

O lo que es lo mismo: ¿qué mensaje está recibiendo un hijo ante las disculpas del padre? ¿Debilidad, o más bien lo contrario?

«Lo siento, me he equivocado». Son muchos los padres que muestran cierto recelo a la hora de disculparse delante de sus hijos. Pues lo confunden con un signo de debilidad o falta de autoridad.

Pero, ¿qué aprende un niño cuando le pedimos disculpas?

Pedir perdón es predicar con el ejemplo ante nuestros hijos. Es reconocer con humildad y franqueza que todos cometemos errores, pero que siempre existe la posibilidad de detectar nuestras faltas y arrepentirnos de corazón de ellas.

Por tanto, pedir perdón, lejos de mostrar fragilidad es una perfecta ocasión para transmitir una gran enseñanza.

Decir, «lo siento, ¿me perdonas?» es un acto de sensatez. Pero ¿por qué es tan difícil para los niños y a veces no tan niños pedir perdón?

Ya lo decía el Papa Francisco «el Señor no se cansa de perdonar; somos nosotros, por desgracia, quienes nos cansamos de pedir perdón. El cansancio de pedir perdón es una enfermedad fea».

¿Cómo y cuándo pedir perdón?

Hay muchas razones por las que más de una vez tal vez tendremos que pedir perdón a nuestros hijos (cuando nos olvidamos de algo que les hacía mucha ilusión o les habíamos prometido; cuando sin darnos cuenta les ofendemos por algo, aunque para nosotros tal vez parezca insignificante; cuando perdemos los nervios; cuando no hemos estado suficientemente atentos a uno de sus problemas…).

Jesús, a través del Padre Nuestro, nos enseña: «perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden». ¡Qué importante es que aprendamos mucho sobre el perdón desde pequeños! Porque tan significativo como pedir perdón es el saber perdonar.

Y, ¿como padres cuál es la mejor forma de pedir perdón a nuestros hijos?

Ser padres requiere transmitir cierta autoridad pero, no por ello, debemos de sembrar una gran distancia con nuestros hijos. Es importante aprender a reconocer los errores por ambas partes para así poder ayudarnos mutuamente y sentir que somos un equipo, una familia.

Por otro lado, es importante pedir perdón con cierta inmediatez y explicando las razones objetivas por las que nos disculpamos.

No culpar a los demás de nuestras acciones

Ahora bien, hay que evitar cargar las culpas de nuestra acción sobre nuestros hijos. Pues, a pesar de que nos hayan sacado de quicio o hayamos cometido un error por casuísticas diversas, en última instancia, hemos obrado de esa manera, haciendo uso de nuestra propia libertad.

Simplemente hemos de reconocer que nos hemos equivocado y pedir perdón por ello. De este modo, en el fondo también admitimos que no somos infalibles.

Esto ayudará a que nuestros hijos aprendan a saborear la misericordia de Dios. Pues lo que realmente nos dignifica es saber arrepentirnos, pedir perdón e intentar subsanar el daño cometido.

Dios, a través de su misericordia, hace que el bien pueda vencer al pecado. Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia. A fuerza de pedir perdón de una forma consciente, lo que pensamos y sentimos se va haciendo verdad en nuestro modo de actuar. Pues todo arrepentimiento bien hecho implica el intentar subsanar el fallo cometido y evitar que se vuelva a producir. Lo que implica un cambio en nuestra persona.

Pedir perdón a tu hijo te hace coherente, te ennoblece y fomenta la autoestima de los niños. Pues les hace ver que sus sentimientos tienen importancia.

Pero lo más importante es que, si pedimos perdón, estaremos enseñando una conducta a nuestros hijos que habla de redención y de abandono del resentimiento. Nuestro modelo les servirá para pedir perdón y perdonar a quien lo necesite, ya que no hay cosa más extraordinaria que ahogar el mal en abundancia de bien.

Tags:
educaciónfamiliapadres e hijosvalores
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
2
SOS DESAPARECIDOS
Alvaro Real
Olivia, Anna y el mal: ¿Por qué? Nos queda llorar y rezar
3
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
ARGENTINA
Esteban Pittaro
Un juez suspendió la ley del aborto en Argentina y aquí sus argum...
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.