Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 19 junio |
San Romualdo
home iconCultura e Historia
line break icon

Fray Luis de León dedicó un bello poema «A la Ascensión»

FRAY LUIS DE LEON

Public domain

Dolors Massot - publicado el 08/05/21

El poeta renacentista escribió a Jesús que se marcha al cielo: "¿Qué mirarán los ojos que vieron de tu rostro la hermosura...?"

Fray Luis de León es uno de los poetas más importantes del Renacimiento español, junto con autores como el místico san Juan de la Cruz, Alonso de Ercilla o Fernando Herrera. Su obra es de contenido religioso.

Para la Historia de la Literatura, Fray Luis es conocido como uno de las grandes firmas de la poesía ascética castellana, buen conocedor de los clásicos latinos y de un estilo elegante y delicado que acerca a Dios.

Habla de la inquietud del alma humana, del deseo de huir de lo mundano y de la sed de eternidad en muchos de sus escritos.

La oda a la Ascensión

Una de sus Odas, la número XVIII, la dedica «A la Ascensión» del Señor a los cielos, uno de los grandes misterios de la Salvación.

Dice así:

«¿Y dejas, Pastor santo,
tu grey en este valle hondo, escuro,
con soledad y llanto;
y tú, rompiendo el puro
aire, ¿te vas al inmortal seguro?

Los antes bienhadados,
y los agora tristes y afligidos,
a tus pechos criados,
de ti desposeídos,
¿a dó convertirán ya sus sentidos?

¿Qué mirarán los ojos
que vieron de tu rostro la hermosura,
que no les sea enojos?
Quien oyó tu dulzura,
¿qué no tendrá por sordo y desventura?

Aqueste mar turbado,
¿quién le pondrá ya freno? ¿Quién concierto
al viento fiero, airado?
Estando tú encubierto,
¿qué norte guiará la nave al puerto?

¡Ay!, nube, envidiosa
aun deste breve gozo, ¿qué te aquejas?
¿Dó vuelas presurosa?
¡Cuán rica tú te alejas!
¡Cuán pobres y cuán ciegos, ay, nos dejas!»

Así pues, el poema no presenta una escena de júbilo (como podríamos imaginar) sino que deja entrever el sabor agridulce que deja la partida del Señor en quienes contemplan la escena.

A pesar de que es un momento glorioso, los discípulos de Jesús se pueden sentir desvalidos en ese momento por la pérdida de su presencia física.

Una añoranza evangélica y a la vez personal

Los expertos afirman que en este poema Fray Luis de León muestra un gran conocimiento del evangelio que narra el momento de la Ascensión y no se aparta de su mensaje.

Sin embargo, puede que Fray Luis esté volcando también en esas palabras de añoranza de Dios la sensación que ha provocado la cárcel en su alma.

Cinco años de cárcel

Y es que Fray Luis estuvo en prisión cinco años.

De una parte, se le abrió un proceso por haber traducido el «Cantar de los Cantares» del latín a una lengua vulgar (el castellano) sin la licencia que exigía el Concilio de Trento.

De otra parte, anteriormente también se le había acusado en 1572 ante la Inquisición de postular la primacía de los textos originales de la Biblia y no someterse a la «Vulgata» como proponía la Contrarreforma.

Fray Luis fue absuelto de los cargos, regresó de Valladolid a Salamanca y dio clases en la Universidad hasta el fin de sus días. Pero la cárcel dejó huella en su alma.

Así pues, la oda «A la Ascensión» es, en este sentido, un poema de amor a Dios desde quien se siente huérfano.

San Bernardo hace esta lectura del texto evangélico. Escribe:

«Pero si bien lo pensáis, hermanos, ¡cuánto dolor y temor ocuparía los apostólicos pechos cuando le vieron desviarse de ellos y levantarse sobre los aires! […] Bendiciéndoles, caminaba al cielo, estremeciéndose acaso aquellas entrañas de singular misericordia al dejar a los suyos afligidos […]. ¿Cómo me dejaste sin despedirte de mí, cuando hermoso en tu gala, Rey de la gloria, te retiraste a las alturas de los cielos?»

Tres siglos después de Fray Luis, su estela sigue presente en otros autores cristianos. San Josemaría Escrivá, que siempre enriqueció su predicación con la lectura de clásicos, escribió para el segundo misterio glorioso de su librito «Santo Rosario»: «Tú y yo sentimos la orfandad; estamos tristes, y vamos a consolarnos con María».

Thumbnail for read also
Te puede interesar:Samuráis en Montserrat
Tags:
ascensionliteraturapoesía
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
4
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
5
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
6
Pablo Cesio
El Padrenuestro, la oración que asustó a un grupo de delincuentes
7
SAINT JOSEPH
Maria Paola Daud
El asombroso poder de san José dormido
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.