Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 15 abril |
San Damián de Molokai
home iconDesde Roma
line break icon

El Papa Francisco pidió “internacionalismo de las vacunas”

Photo by REMO CASILLI / POOL / AFP

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 04/04/21

En su mensaje de Pascua, el Pontífice dijo que hay demasiados retrasos en la distribución de las vacunas, especialmente en los países pobres.

“Superar los retrasos en la distribución” de las vacunas y “promover su reparto, especialmente en los países más pobres”. Así, el papa Francisco instó a toda la comunidad internacional a combatir la pandemia.

Francisco presidió hoy la misa del Domingo de Resurrección, 4 de abril, en la Basílica de San Pedro y leyó después su mensaje de Pascua, en el que exhortó a un “internacionalismo de las vacunas”.

A las 12:00 hora de Roma, desde el Altar de la Cátedra de la Basílica de San Pedro, Francisco dirigió el Mensaje de Pascua a los fieles que le escuchaban por radio, televisión y otros medios.

Asimismo, impartió la bendición «Urbi et Orbi» (A la ciudad y al mundo). “¡Buena y santa serena Pascua!”

Pandemia y escándalo de las armas

“El Crucificado Resucitado es consuelo para quienes han perdido el trabajo o atraviesan serias dificultades económicas y carecen de una protección social adecuada”, dijo.

La pandemia todavía está en pleno curso, la crisis social y económica es muy grave, especialmente para los más pobres; y a pesar de todo —y es escandaloso— los conflictos armados no cesan y los arsenales militares se refuerzan”.

Su mensaje estuvo cargado de realismo, por el dolor de millones de personas durante la pandemia, y, al mismo tiempo, de esperanza, pues Jesús ha resucitado y muestra aún sus llagas en los más necesitados.

“El anuncio de la Pascua no muestra un espejismo, no revela una fórmula mágica ni indica una vía de escape frente a la difícil situación que estamos atravesando”.

En su mensaje de Pascua, asimismo, invitó a los cristianos a rezar para que en la próxima Semana Semana todos puedan volver a las iglesias y a los templos, sin restricciones, para “las celebraciones litúrgicas”.

Las familias empobrecidas en la pandemia

En este contexto, recordó a “las autoridades públicas” especialmente “las familias más necesitadas”.

Desgraciadamente, la pandemia ha aumentado dramáticamente el número de pobres y la desesperación de miles de personas, anotó el Papa.

“Cristo resucitado es esperanza para todos los que aún sufren a causa de la pandemia, para los enfermos y para los que perdieron a un ser querido.

“Que el Señor dé consuelo y sostenga las fatigas de los médicos y enfermeros. Todas las personas, especialmente las más frágiles, precisan asistencia y tienen derecho a acceder a los tratamientos necesarios”.

Los jóvenes confinados

“Jesús resucitado es esperanza también para tantos jóvenes”, dijo el Papa. Ellos que se han visto obligados a pasar largas temporadas sin asistir a la escuela o a la universidad, y sin poder compartir el tiempo con los amigos”.

“Todos necesitamos experimentar relaciones humanas reales y no sólo virtuales, especialmente en la edad en que se forman el carácter y la personalidad”, añadió.

Alabar a Dios libremente

Para respetar las restricciones sanitarias, solo estuvieron presentes 200 fieles.

El Papa invitó a los cristianos a rezar para que en la próxima Pascua no hayan restricciones. “Muchos cristianos han celebrado la Pascua con graves limitaciones y, en algunos casos, sin poder siquiera asistir a las celebraciones litúrgicas.

“Recemos para que estas restricciones, al igual que todas las restricciones a la libertad de culto y de religión en el mundo, sean eliminadas y que cada uno pueda rezar y alabar a Dios libremente”.

“A la luz del Señor resucitado, nuestros sufrimientos se transfiguran. Donde había muerte ahora hay vida; donde había luto ahora hay consuelo.

Al abrazar la Cruz, Jesús ha dado sentido a nuestros sufrimientos. Y ahora recemos para que los efectos beneficiosos de esta curación se extiendan a todo el mundo”. ¡Feliz Pascua a todos!”, concluyó.

¡Todavía hay demasiadas guerras!

Por otro lado, el Papa también dijo que “¡todavía hay demasiadas guerras y violencia en el mundo!”. Y denunció “la carrera armamentista”. “Que el Señor, que es nuestra paz, nos ayude a vencer la mentalidad de la guerra”.

Su discurso, cargado de mensajes en favor de los países más pobres o golpeados por la violencia. El Papa recordó a Haití “abrumado por las dificultades”, para que mire “al futuro con confianza”.

Dijo estar cerca “a los jóvenes de todo el mundo y, en este momento, de modo particular a los de Myanmar, que están comprometidos con la democracia”.

Francisco hizo una repaso por las varias cruces del mundo: “Que la luz del Señor resucitado sea fuente de renacimiento para los emigrantes que huyen de la guerra y la miseria”.

Asimismo, agradeció a los países que acogen “a las personas que sufren y que buscan refugio, especialmente al Líbano y a Jordania, que reciben a tantos refugiados que han huido del conflicto sirio”.

Clamó para que se silencie “el clamor de las armas” en Siria, Yemen, Irak, Siria y en Libia, “donde finalmente se vislumbra la salida a una década de contiendas y enfrentamientos sangrientos”.

El Papa pidió la paz en Oriente Medio e instó por la solución de los ‘dos estados’ para acabar con el conflicto palestino-israelí.

Además, mencionó la violencia y el terrorismo internacional que amenaza a los pueblos de África, especialmente “en el Sahel y en Nigeria, así como en la región de Tigray y Cabo Delgado”. Invitó a trabajar por el diálogo “en un espíritu de reconciliación y solidaridad activa”.

Y rezó por Ucrania oriental y en Nagorno-Karabaj, “que puedan volver sanos y salvos con sus familias, e inspire a los líderes de todo el mundo para que se frene la carrera armamentista”.

Día Mundial contra las minas

Entretanto, el Papa ha recordado que hoy, 4 de abril, se celebra el Día Mundial contra las minas antipersona, artefactos arteros y horribles que matan o mutilan a muchos inocentes cada año.
“¡Cuánto mejor sería un mundo sin esos instrumentos de muerte!”.

Final de la Semana Santa

A las 10:00 horas de esta mañana, Domingo de Pascua, en la Resurrección del Señor, el Papa presidió en el Altar de la Cátedra, en la Basílica de San Pedro, la solemne celebración de la Misa del día.

La celebración comenzó con el Rito del «Resurrexit» y la aspersión. El Evangelio ha sido leído en su lengua original: el griego.

Sucesivamente, a las 12:00 horas, desde el Altar de la Cátedra de la Basílica de San Pedro, Francisco dirigió el Mensaje de Pascua a los fieles que le escuchaban a través de los medios de comunicación.

A continuación, tras el anuncio de la concesión de la indulgencia otorgada por el card. Mauro Gambetti, Arcipreste de la Basílica de San Pedro, el Papa impartió la bendición «Urbi et Orbi”.

En la misa, cabe mencionar que también agradeció al cardenal Angelo Comastri, ahora arcipreste emérito, sus 16 años de servicio en este cargo. Por último, el pontífice saludó a todos los que habían contribuido a los servicios de Semana Santa.

El Obispo de Roma concluyó así los ritos de la Semana Santa y mañana rezará desde el palacio apostólico vaticano el Regina Coeli, la oración que sustituye al Ángelus en tiempo de Pascua.

Tags:
pandemiapapa franciscopascuasemana santa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
4
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
5
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
6
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
7
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.