Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 24 octubre |
San Antonio María Claret
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

Cuando le digo «sí» a Dios me vuelvo uno con Él

Claudia Soberón - publicado el 01/02/21

Él espera que seamos libres para seguirlo, para vivir -junto a Él y con Él- el Reino que ha venido a instaurar ya aquí en la tierra

Muchas veces nos hemos preguntado ¿cuál es la voluntad de Dios en mi vida? ¿Cuál es el proyecto o el sueño de Dios para mí? Lo que Dios sueña para nosotros es que seamos capaces de ser libres amando como Él nos ha enseñado a través de Jesús. Esa libertad alcanza su máxima expresión en la adhesión total e irreversible de nuestro «sí» a Él, volviéndonos uno con Él.

Dios no se impone nunca, sino que espera que seamos libres para seguirlo, para vivir junto a Él y con Él el Reino que ha venido a instaurar ya aquí en la tierra.

Lo que sueña Dios

El proyecto de Dios para la humanidad, lo que Dios sueña para los seres humanos, se llama Reino de Dios. Para entrar en él, es necesario decir «sí» libremente. Hace falta que la voluntad de cada uno sea una sola voluntad con Él.

Padrenuestro

La frase del Padrenuestro: hágase tu voluntad aquí en la tierra como en el cielo invita a una adhesión a un proyecto, a un sueño, a una realidad ya presente en la historia de los hombres y mujeres que se vuelve viva y dinámica.

No es una petición vacía y abstracta de algo que el Creador quiere imponer en la vida de sus hijos. La única condición es la libertad, la voluntad amorosa de pertenecer a esa estirpe, a esa familia de Dios Padre, a través de su reino de amor.

Como María

María es ejemplo de un sí definitivo, total, irreversible y sin condiciones. Ella muestra el camino y es posible seguir sus pasos hacia su Hijo y de Él al Padre.

Su sí no estaba exento de miedos o temores; como tampoco el nuestro lo está. Pero su fe y confianza eran mayores para saber que lo que Dios quiere y pide es siempre lo mejor para nosotros, es decir, no estamos solos.




Te puede interesar:
Reino de Dios, donde se une el cielo con la tierra

Artículo basado en el texto original: Buscad primero el Reino de Dios… – Un «sí» a Dios de Pauline Lodder

Tags:
diospadrenuestrovoluntad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
3
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
4
PAPIEŻ BENEDYKT XVI
I.Media
Emocionante carta de Benedicto XVI ante la muerte de su mejor ami...
5
PRAY
Philip Kosloski
Oración al beato Carlo Acutis para pedir un milagro
6
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
7
PEPE RODRIGUEZ
Revista Misión
El chef Pepe Rodríguez: «Nunca me he emocionado al comer. Al comu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.